Borrar
Festejo taurino en la plaza de toros de tablas de Ciudad Rodrigo. ICAL
La singular plaza de toros con tablas de Ciudad Rodrigo empieza el camino para ser BIC

La singular plaza de toros con tablas de Ciudad Rodrigo empieza el camino para ser BIC

El Bocyl publica el inicio de expediente para declarar la construcción cada año de los tablaos de este coso para las celebraciones del Carnaval del Toro

F. Oliva

Viernes, 20 de enero 2023, 08:27

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

La singular plaza de toros formada con tablas de Ciudad Rodrigo en la que se celebran los grandes actos y festejos del Carnaval del Toro ha dado su primer paso para convertirse en Bien de Interés Cultural, en su caso, de carácter inmaterial, lo que reconocería su condición de espacio del patrimonio cultural a pesar de ser una construcción temporal y efímera.

El Bocyl publica este 20 de enero la orden por la que se incoa procedimiento para la declaración de la tradicional y artesanal construcción del coso taurino de Ciudad Rodrigo (Salamanca), como Bien de Interés Cultural de carácter inmaterial.

La construcción de la plaza de toros de Ciudad Rodrigo constituye un singular ejemplo de arquitectura efímera que se monta y se desmonta íntegramente cada año, siguiendo un modo de hacer artesanal transmitido y mantenido como patrimonio vivo de generación en generación desde el siglo XV, expresión significativa de la forma de vida de una comunidad, seña de identidad y cohesión de los vecinos que tradicionalmente se ha desarrollado en esta localidad.

La plaza, que se monta a mano cada año para el Carnaval del Toro y sus celebraciones taurinas, sería reconocida como BIC de carácter inmaterial. La UNESCO califica así «los usos, representaciones, expresiones, conocimientos y técnicas -junto con los instrumentos, objetos, artefactos y espacios culturales que les son inherentes- que las comunidades, los grupos y en algunos casos los individuos reconozcan como parte integrante de su patrimonio cultural», características que la costrumbre de construir esta plaza no permanente cumple.

«Este patrimonio cultural inmaterial, que se transmite de generación en generación, es recreado constantemente por las comunidades y grupos en función de su entorno, su interacción con la naturaleza y su historia, infundiéndoles un sentimiento de identidad y continuidad y contribuyendo así a promover el respeto de la diversidad cultural y la creatividad humana», termina.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios