Borrar
Salamanca es una ciudad con un gran patrimonio histórico, artístico y cultural.
Qué hacer en Salamanca en un día: lugares imprescindibles

Qué hacer en Salamanca en un día: lugares imprescindibles

La Ciudad Dorada esconde muchos secretos que hacen de la experiencia turística, aún en veinticuatro horas, algo inolvidable

L.L

Lunes, 17 de octubre 2022

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Querer conocer una ciudad como Salamanca en tan solo un día es misión imposible. Eso sí, unas horas bastarán para querer volver e incluso desear quedarse. Por eso, te proponemos una ruta con los lugares imprescindibles que ver a través de un recorrido cómodo por el centro histórico. Una planificación tranquila pero productiva en la que incorporar los monumentos más impresionantes, las calles más transitadas y los exteriores más lustrosos de este Patrimonio de la Humanidad.

Diez imprescindibles de Salamanca

Si solo cuentas con unas horas para visitar la Ciudad Dorada y buscas aquellos lugares que no te puedes perder, aquí tienes una lista de los diez imprescindibles. Una ruta planeada para que puedas hacerla a pie en una hora, aunque con las paradas obligados para disfrutar de cada detalle, la mañana y la tarde la tendrás completa.

Plaza Mayor

Imposible de ignorar y difícil de olvidar. Así es la Plaza Mayor de Salamanca, una parada indispensable no solo por ser considerada una de las plazas más bonitas a nivel nacional sino también por ser una de las más grandes. Un nido de establecimientos históricos entre los que destaca, por ejemplo, la Farmacia Urbina con más de 120 años de antigüedad o el Café Novelty, abierto desde 1905 y lugar de encuentro de las grandes esferas hace un siglo.

Casa de las Conchas

Famosa por su fachada decorada con más de 300 conchas, a las que debe su nombre, es uno de los edificios más visitados y populares de la ciudad. Además de una fachada espectacular, en el interior se encuentra un precioso patio que no puedes perderte. Aunque lo que más llama la atención de esta mansión es, sin duda, el símbolo marino; goza de distintos detalles que merecen su detenimiento. Las ventanas, la puerta principal y las gárgolas del claustro son algunos de los aspectos más notorios de esta arquitectura.

Torres de la Clerecía

'Scala Coeli', escalera al cielo. Así es denominado este mirador ubicado en las Torres de la Clerecía. Desde lo alto de la Real Clerecía de San Marcos podrás observar la belleza de la ciudad y las impresionantes vistas desde el punto más alto. Una visión panorámica inigualable que no dejará indiferente a nadie y desde donde los 'selfies' y las instantáneas adquieren un color especial.

Catedral de Salamanca

Nueve siglos de historia y arte condensados en un edificio único. La Catedral constituye una parte fundamental de la ciudad de Salamanca. Dividida en dos partes, la Catedral Vieja es de estilo románico y conserva a día de hoy el portentoso retablo de la capilla mayor, que data de 1440. Por otra parte, la considerada Catedral Nueva, finalizada en 1733 acoge la imagen de la Virgen de la Asunción tallada por el escultor Esteban de Rueda.

Convento de San Esteban

Construido entre 1524 y 1610, el Convento de San Esteban es uno de los más bellos ejemplos del plateresco español. Tanto la fachada como el exterior hacen honor a esta denominación. Un enclave importante por donde pasaron exponer ante los geógrafos de la Universidad cómo se podía llevar a las Indias navegando hacia Occidente.

Huerto de Calixto y Melibea

Lugar de encuentro, en la realidad y en la literatura. El Huerto de Calixto y Melibea es un pequeño espacio ajardinado sobre la muralla que tiene unas hermosas vistas de las Catedrales y de la ribera del Tormes. Recibe este nombre porque se cree que Fernando de Rojas tomó este espacio como lugar de encuentro de los protagonistas y escenario del trágico desenlace de la célebre novela La Celestina.

Casa Lis

Su belleza y singularidad han hecho de este edificio uno de los más admirados en la ciudad. Las enormes cristaleras y el estilo modernista que aún conserva no defrauda a los visitantes que permanecen insólitos ante su fachada. No obstante, el interior tampoco defrauda. Las distintas estancias de la casa están situadas en dos plantas, alrededor de un patio central cubierto por una enorme vidriera. Aunque en un principio la Casa Lis fue construida como vivienda familiar, acoge el Museo de Art Nouveau y Art Dèco.

Puente Romano

Quince de los veintiséis arcos romanos construidos aún permanecen originales, el resto fueron reconstruidos en el siglo XVI debido a una riada. Construido sobre el río Tormes, es una de las partes arquitectónicas más importantes de la ciudad. Tal es así, que forma parte del escudo de la ciudad e incluso está declarado monumento nacional desde el año 1931.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios