Borrar

Álex López

Salamanca

Viernes, 29 de marzo 2024, 10:39

Modo oscuro

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

La Hermandad Dominica del Santísimo Cristo de la Buena Muerte, Nuestro Padre Jesús de la Pasión, Ntra. Sra. de los Dolores y Ntra. Sra. de la Esperanza, no pudo salir a la calle en la primera procesión del Viernes Santo por las condiciones meteorológicas. En total, siete procesiones desde el pasado Domingo de Ramos y hasta este 29 de marzo se han visto afectadas por la lluvia y el viento y hasta seis han tenido que ser suspendidas.

En la Iglesia del Convento de San Esteban y diez minutos antes de la hora de salida, las 05.00, anunciaba el hermano mayor la peor noticia: las calles de Salamanca se quedarían sin su particular Madrugada. Así, se celebró una oración en su interior.

Posteriormente, se intentó sacar a la puerta los pasos con el acompañamiento musical de las bandas correspondientes, pero tampoco fue posible, optando la Hermandad por abrir las puertas para que todo aquel que quiera pueda admirar los pasos.

La Dominicana, bajo techo por la lluvia, abre sus puertas al público
La Dominicana, bajo techo por la lluvia, abre sus puertas al público
La Dominicana, bajo techo por la lluvia, abre sus puertas al público
La Dominicana, bajo techo por la lluvia, abre sus puertas al público
La Dominicana, bajo techo por la lluvia, abre sus puertas al público
La Dominicana, bajo techo por la lluvia, abre sus puertas al público
La Dominicana, bajo techo por la lluvia, abre sus puertas al público
La Dominicana, bajo techo por la lluvia, abre sus puertas al público
La Dominicana, bajo techo por la lluvia, abre sus puertas al público
La Dominicana, bajo techo por la lluvia, abre sus puertas al público
La Dominicana, bajo techo por la lluvia, abre sus puertas al público
La Dominicana, bajo techo por la lluvia, abre sus puertas al público
La Dominicana, bajo techo por la lluvia, abre sus puertas al público
La Dominicana, bajo techo por la lluvia, abre sus puertas al público
La Dominicana, bajo techo por la lluvia, abre sus puertas al público
La Dominicana, bajo techo por la lluvia, abre sus puertas al público
La Dominicana, bajo techo por la lluvia, abre sus puertas al público
La Dominicana, bajo techo por la lluvia, abre sus puertas al público
La Dominicana, bajo techo por la lluvia, abre sus puertas al público
La Dominicana, bajo techo por la lluvia, abre sus puertas al público
La Dominicana, bajo techo por la lluvia, abre sus puertas al público
La Dominicana, bajo techo por la lluvia, abre sus puertas al público
La Dominicana, bajo techo por la lluvia, abre sus puertas al público
La Dominicana, bajo techo por la lluvia, abre sus puertas al público
La Dominicana, bajo techo por la lluvia, abre sus puertas al público
La Dominicana, bajo techo por la lluvia, abre sus puertas al público
La Dominicana, bajo techo por la lluvia, abre sus puertas al público
La Dominicana, bajo techo por la lluvia, abre sus puertas al público
La Dominicana, bajo techo por la lluvia, abre sus puertas al público
La Dominicana, bajo techo por la lluvia, abre sus puertas al público
La Dominicana, bajo techo por la lluvia, abre sus puertas al público
La Dominicana, bajo techo por la lluvia, abre sus puertas al público
La Dominicana, bajo techo por la lluvia, abre sus puertas al público
La Dominicana, bajo techo por la lluvia, abre sus puertas al público
La Dominicana, bajo techo por la lluvia, abre sus puertas al público
La Dominicana, bajo techo por la lluvia, abre sus puertas al público
La Dominicana, bajo techo por la lluvia, abre sus puertas al público
La Dominicana, bajo techo por la lluvia, abre sus puertas al público
La Dominicana, bajo techo por la lluvia, abre sus puertas al público
La Dominicana, bajo techo por la lluvia, abre sus puertas al público
La Dominicana, bajo techo por la lluvia, abre sus puertas al público
La Dominicana, bajo techo por la lluvia, abre sus puertas al público
La Dominicana, bajo techo por la lluvia, abre sus puertas al público
La Dominicana, bajo techo por la lluvia, abre sus puertas al público
La Dominicana, bajo techo por la lluvia, abre sus puertas al público
La Dominicana, bajo techo por la lluvia, abre sus puertas al público
La Dominicana, bajo techo por la lluvia, abre sus puertas al público
La Dominicana, bajo techo por la lluvia, abre sus puertas al público
La Dominicana, bajo techo por la lluvia, abre sus puertas al público
La Dominicana, bajo techo por la lluvia, abre sus puertas al público
La Dominicana, bajo techo por la lluvia, abre sus puertas al público
La Dominicana, bajo techo por la lluvia, abre sus puertas al público
La Dominicana, bajo techo por la lluvia, abre sus puertas al público
La Dominicana, bajo techo por la lluvia, abre sus puertas al público
La Dominicana, bajo techo por la lluvia, abre sus puertas al público
La Dominicana, bajo techo por la lluvia, abre sus puertas al público
La Dominicana, bajo techo por la lluvia, abre sus puertas al público
La Dominicana, bajo techo por la lluvia, abre sus puertas al público
La Dominicana, bajo techo por la lluvia, abre sus puertas al público
La Dominicana, bajo techo por la lluvia, abre sus puertas al público
La Dominicana, bajo techo por la lluvia, abre sus puertas al público
La Dominicana, bajo techo por la lluvia, abre sus puertas al público
La Dominicana, bajo techo por la lluvia, abre sus puertas al público
La Dominicana, bajo techo por la lluvia, abre sus puertas al público
La Dominicana, bajo techo por la lluvia, abre sus puertas al público
La Dominicana, bajo techo por la lluvia, abre sus puertas al público
La Dominicana, bajo techo por la lluvia, abre sus puertas al público
La Dominicana, bajo techo por la lluvia, abre sus puertas al público

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios

La Dominicana, bajo techo por la lluvia, abre sus puertas al público