Borrar
Javier Casas, en la capilla de la cofradía en el convento de San Esteban Álex López
«La Semana Santa no se desarrolla hacia un futuro, se trabaja sobre el presente, y será un problema»

Javier Casas. Hermano mayor

Cofradía Penitencial del Rosario

«La Semana Santa no se desarrolla hacia un futuro, se trabaja sobre el presente, y será un problema»

Año especial para la Cofradía del Rosario, con un recuerdo y dedicatoria clara en su blancocamino de Redención

Álex López

Salamanca

Miércoles, 13 de marzo 2024, 12:31

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

A mediados de 2019, tras un largo tiempo de amargas luchas, la Real y Pontificia Archicofradía Sacramental de María Santísima Madre de Dios del Rosario, nazareno de Nuestro Padre Jesús de la Redención en la Institución de la Sagrada Eucaristía, María Santísima del Dulce Nombre, San Juan Evangelista y San Pío V veía aprobada su rama penitencial, incorporándose oficialmente a la Junta de Semana Santa en enero de 2020 y organizando su primera salida el Sábado de Pasión de ese mismo año. El confinamiento y las posteriores restricciones alargaron dos años más la eterna espera de la cofradía para convertir las empedradas calles de Salamanca en un camino de Redención. Sería en el año 2022 cuando, desde el convento de San Esteban, añadirían los desfiles procesionales a su calendario de cultos externos, junto a la procesión del Rosario en el mes de octubre y la celebración del Corpus. En la Cofradía Penitencial se hace especial énfasis en la importancia de la formación en toda su estructura cofrade, tanto en lo humano como en lo artístico, consiguiendo darle sentido, calidad y gusto a todo su patrimonio.

Ilusión, responsabilidad y recuerdo. Son los tres pilares sobre los que la rama penitencial de la Archicofradía del Rosario prepara la tercera salida en Semana Santa de Jesús de la Redención. Así nos los explica Javier Casas, Hermano Mayor, en la capilla de la cofradía en el convento de San Esteban: «Con ilusión, porque son épocas muy bonitas para la cofradía, y con mucha responsabilidad, porque cuando tienes un cargo y formas parte de una junta de gobierno tienes la responsabilidad de que todo salga bien». Es un año especial para la cofradía tras el fallecimiento de Óscar Rodríguez a finales del año pasado. Todos los cofrades y hermanos tienen muy presente en estas fechas al Hermano Mayor honorífico y Archicofrade predilecto: «Va a ser un año complicado, duro, como lo está siendo en los preparativos. Son muchos recuerdos, muchas historias que hemos vivido, pero tiraremos para adelante y haciendo todo lo mejor posible, como él querría, haciéndolo en su honor y recuerdo».

La cofradía, aunque joven en lo que a Semana Santa se refiere, se mantiene en constante movimiento durante el año, lo que le resta influencia al adelanto de las fechas de la Pasión este 2024: «En ese sentido, trabajamos a lo largo de todo el año, con la procesión del Rosario en octubre y el festival de los niños en diciembre ('Ningún Niño sin Juguete'), con lo cual somos una cofradía activa durante todo el año y es seguir la rueda de trabajo. Sí que se comprimen un poco más los actos este año al tener unos días menos, pero la preparación sigue su curso de manera normal».

De cara a la procesión de este año, no habrá novedades ni estrenos, destinando los esfuerzos al cambio de otro elemento importante de la cofradía: «Patrimonialmente no estrenamos nada. Se va a mantener la estructura del año pasado. Este año la inversión ha sido en la capilla, que la estamos reformando, cambiándole la estética, que pensábamos que tenía demasiadas variantes y la queremos uniformar, al estilo de la capilla de la Universidad. Estamos trabajando en varias piezas, como el cáliz del Señor y una saya para la virgen, pero que debido a su tiempo de ejecución y el elevado coste no han llegado para esta procesión».

Álex López
Imagen principal - «La Semana Santa no se desarrolla hacia un futuro, se trabaja sobre el presente, y será un problema»
Imagen secundaria 1 - «La Semana Santa no se desarrolla hacia un futuro, se trabaja sobre el presente, y será un problema»
Imagen secundaria 2 - «La Semana Santa no se desarrolla hacia un futuro, se trabaja sobre el presente, y será un problema»

Dentro de esa estructura procesional, un parte esencial es el recorrido. El año pasado, en su segunda salida, la cofradía pudo hacer por primera vez su recorrido original al ya no haber obras en la calle Ancha: «Pensamos que es la mejor hora y recorrido para nuestra cofradía», algo que se hizo notar en la subida del cortejo por la calle Compañía. Pero serían otras obras, las de la iglesia de San Martín, las que obligarían a realizar unos pequeños ajustes. La Hermandad Franciscana tuvo que salir del convento de los Capuchinos, teniendo que esperar Redención en la calle Ancha a que avanzara el otro cortejo. No hubo mayores problemas y Javier destaca la buena convivencia entre las dos procesiones de la tarde y noche del Sábado de Pasión: «El año pasado tuvimos el condicionante con la Hermandad Franciscana, pero las dos partes quedamos muy contentas por cómo salió todo, cómo nos coordinamos y del buen trato, que seguimos teniendo este año». La Hermandad Franciscana vuelve a San Martín y el cruce y espera se convierte en un acuerdo horario por el cual, mientras la Franciscana cruza de la plaza de San Benito a la calle Cañizal, la Cofradía del Rosario estará por calle Ancha y la zona del Palacio de Monterrey.

El santo y seña de la cofradía siempre ha sido el rigor, la seriedad y el dotar a todos los elementos de la procesión de sentido y calidad. La música no es ajena a todo esto y es sometida a un cuidado proceso de elección de marchas adaptadas al recorrido y la presencia de la cofradía en el mismo: «Es una parte del cortejo, de una manera sobre todo estética, en este caso la sonora. Tenemos un delegado musical que se encarga, junto al delegado artístico, de elegir y seleccionar las marchas. La banda será de nuevo la Santísima Trinidad de Palencia, que estamos encantados con ellos. De su repertorio, se escogen ciertas marchas de un corte un poco más clásico.»

El gran proyecto de la cofradía y la Semana Santa

Valoramos el rumbo que está tomando la Semana Santa salmantina, a la que Javier ve «un poco estancada. No se está desarrollando hacia un futuro, se está trabajando sobre el presente. Creo que a la larga será un problema». En cuanto a la cofradía, se busca «afianzarla y asentarla para que dentro de cincuenta o cien años no se discuta sobre una imagen, sobre una insignia, sobre el cortejo… Es decir, hacer una base y una estructura para que, a la hora de crecer, siga siendo la misma rama, simplemente poniendo acoples para mejorarla».

El gran «acople» será el paso de la Santa Cena. En estos tiempos de la inmediatez y las pocas esperas, la cofradía se mantiene tranquila y creciendo en el patrimonio humano antes de afrontar los pasos más importantes hacia el que consideran «el gran proyecto de la cofradía y yo creo que de la Semana Santa. Estamos hablando de un misterio totalmente innovador en cuanto a estudio, posicionamiento de las figuras y calidad. La idea es empezar ya este año con el apostolado. Estamos buscando formas de financiación, porque es un proyecto de mucha envergadura». El proyecto lo completará la «Sacra Conversación», con las imágenes de María Santísima del Dulce Nombre y San Juan Evangelista, que desde el mes de mayo ya forman parte del patrimonio de la Semana Santa de Salamanca.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios