Borrar
Bomberos, policías y sanitarios en el cerro de Santa Catalina, tras el hallazgo del cuerpo. Arnaldo García
Asturias investigará si Claudia se suicidó por acoso escolar, como dejó escrito

Asturias investigará si Claudia se suicidó por acoso escolar, como dejó escrito

Adrián Barbón hace un llamamiento a la comunidad educativa: «Ante la mínima sospecha de acoso escolar, no callen, no miren a otro lado»

Guillermo Maese

Domingo, 30 de abril 2023, 19:38

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

El Gobierno asturiano abrirá una investigación para aclarar las causas que llevaron a la gijonesa Claudia González, de 20 años, a quitarse la vida y determinar si, tal como dejó escrito la joven en un mensaje de despedida en las redes sociales, su suicidio está directamente relacionado con el acoso escolar que sufrió por parte de sus compañeros en su etapa como alumna del colegio La Asunción, de Gijón. «Vamos a abrir la investigación pertinente, averiguar con los datos que tenemos y encargar una inspección educativa sobre lo que ha sucedido», anunció este domingo el presidente del Principado, el socialista Adrián Barbón, que dijo sentir «mucha tristeza y cabreo» al enterarse de la tragedia, al tiempo que expresó su «pesar a los familiares» de la chica.

Barbón recordó que el colegio «se ha puesto a disposición» de las autoridades, y recalcó que «hay que reforzar los protocolos» para evitar los casos de 'bullying'. «Es muy importante que la gente entienda que cuando conocemos una situación de acoso escolar no podemos mirar a otro lado. Hay que denunciarlo porque por desgracia si no se corta esa actitud puede desembocar en una tragedia como la que hemos vivido».

Y en esta misma línea, hizo un llamamiento a la «reflexión conjunta», y aseguró que le ha trasladado a la consejera de Educación que es necesario buscar otras fórmulas «si los colegios no son capaces de localizar» este tipo de casos. «No puede ser que un caso de acoso escolar desemboque en que una persona pierda la vida, se suicide», lamentó.

Barbón, de 44 años de edad, hizo algo que es muy poco frecuente entre los políticos, y menos aún entre altos cargos como un presidente autonómico, como es admitir en público que en algún momento de su vida acudió a la consulta de un psicólogo en busca de ayuda. El jefe del ejecutivo asturiano lo dijo de esta manera, animando a los jóvenes a no avergonzarse de buscar ayuda. «Hay que perder el miedo y romper el tabú cuando alguien necesita ayuda. Yo fui al psicólogo de joven y lo digo abiertamente, a los chavales y a la gente que pasa por una situación complicada, que no duden en pedir ayuda».

El responsable asturiano, que condenó de manera «rotunda» el acoso escolar, hizo un llamamiento a la comunidad educativa para encarar el problema. «Ante la mínima sospecha de acoso escolar, que no callen, que no miren a otro lado, eso es terrible».

Paralelamente a la investigación oficial anunciada por el Gobierno regional, la Policía mantiene abiertas sus pesquisas para aclarar la muerte de Yumi, como también era conocida Claudia.

El cadáver de la joven fue rescatado el pasado sábado por la mañana bajo el acantilado del cerro de Santa Catalina tras una larga noche de búsqueda por parte de su familia y amigos.

La alarma saltó por el contenido de una nota manuscrita que Claudia había subido a su Instagram que comienza con un rotundo 'Queridos acosadores', y en la que acusa a sus excompañeros del curso 2002 (se supone que se refiere a los nacidos en ese año, como ella) de haberla llevado a quitarse la vida. «Espero que carguéis con una muerte en vuestra conciencia», dejó escrito Claudia en esa misiva de despedida en la que denuncia con absoluta crudeza que se sintió machacada por sus excompañeros hasta el punto de no querer salir de la cama y empujarla al suicidio.

Funeral en otro colegio

El inquietante contenido de la nota, que horas más tarde se eliminó del Instagram de Yumi, hizo que desde el primer momento sus amigos compartieran la imagen del manuscrito a través de las redes en un intento de evitar el fatal desenlace. «Lleva horas desaparecida. Avisad a la Policía si la veis», señalaban subiendo además fotos de ella, e incluso una descripción de la ropa con la que había sido vista por última vez por si cualquier persona la identificaba por la calle.

Por su parte, la familia denunció el caso a la Policía. Y durante toda la noche, agentes y familiares la buscaron sin éxito por zonas como la playa de San Lorenzo. Pero por la mañana se cumplieron los peores augurios.

Tras conocerse el triste final, los mensajes pidiendo ayuda se transformaron en otros de pésame, pero también de rabia hacia quienes, con sus actos, hubieran podido llevar a la joven por ese camino.

El colegio aludido, un centro concertado religioso, expresó el mismo sábado su consternación «por esta dolorosa pérdida». Lo hizo en un comunicado en el que también subraya que la lucha contra el acoso escolar está entre sus principios fundamentales. Tanto la dirección de La Asunción «lamenta profundamente esta dolorosa pérdida, que ha suscitado en todos los miembros del colegio una enorme tristeza y conmoción».

El comunicado añade que «sabemos que en momentos como estos ninguna palabra es suficiente; hacemos nuestro el dolor que siente su familia y rogamos a Dios que le conceda la fortaleza necesaria para afrontar esta terrible pérdida». Tras ser velado el cuerpo de Claudia durante el sábado, el funeral se celebrará este lunes por la tarde en la parroquia de otro colegio de Gijón, el Corazón de María.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios