Borrar
Empleados de una funeraria trasladan el cuerpo de la pequerña. Efe
La bebé de la playa de Tarragona tenía 8 meses y naufragó con sus padres

La bebé de la playa de Tarragona tenía 8 meses y naufragó con sus padres

Viajaban en una patera que venía de Argelia: en la embarcación iban 15 personas y ninguna de ellas sobrevivió

Cristian Reino

Barcelona

Martes, 18 de julio 2023, 13:25

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

El cuerpo sin vida de una pequeña encontrada la semana pasada en una playa de Tarragona corresponde al de una niña de ocho meses, según ha confirmado este martes la Guardia Civil en una nota de prensa.

El cadáver apareció el pasado 11 de julio en la orilla del arenal de Roda de Berà (Tarragona). Se trata de una menor, según la investigación realizada por la Benemérita, que viajaba con sus padres en una patera, procedente de Argelia, que naufragó el pasado 6 de abril en aguas próximas a las Islas Baleares. La patera partió el 21 de marzo de Cherchel (Argelia). Naufragó 17 días después de zarpar.

Viajaban quince personas en la embarcación: la niña y sus padres. Ninguna de las personas que se embarcaron en la patera para llegar a Europa sobrevivió al naufragio. Según la Guardia Civil, se han recuperado ya ocho cuerpos de aquel siniestro en el mar. Uno de ellos es el de la madre de la niña. Este extremo es el que ha permitido identificar a la bebé.

El servicio de criminalística de la Guardia Civil ha cotejado el perfil genético de la madre y el de la hija y ha concluido que hay «coincidencia positiva por relación de parentesco familiar» entre ambas. La niña apareció en la playa en un avanzado estado de descomposición. Estaba boca abajo. Decapitada y desmembrada. Llevaba un body y una chaqueta. En un primer momento, la confundieron con un muñeco y pasó un día entero en la playa sin que la recogieran. Fue un operario del servicio de limpieza de playas el que dio el aviso el martes pasado.

El alcalde de la localidad, Pere Virgili, ya apuntó como primera hipótesis que la bebé fuera arrastrada por la corriente marina, tras sufrir un naufragio en una patera que intentaba llegar a Europa. Faltaban las pruebas de ADN, que han acabado de confirmar el parentesco entre el bebé y el cuerpo que apareció meses atrás de la madre.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios