Borrar
Los toros de la ganadería de José Escolar a su paso por la curva de Mercaderes en el segundo encierro de los sanfermines.

Ver 8 fotos

Los toros de la ganadería de José Escolar a su paso por la curva de Mercaderes en el segundo encierro de los sanfermines. EFE

Los toros de José Escolar protagonizan un limpio y trepidante segundo encierro

La carrera, de 2 minutos y 23 segundos, ha dejado momentos de tensión con varias caídas peligrosas debido a la cantidad de corredores

Iñaki Arizmendi

Pamplona

Sábado, 8 de julio 2023, 00:57

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Los toros de José Escolar han protagonizado este sábado en Pamplona el segundo encierro de San Fermín 2023. La carrera, de 2 minutos y 23 segundos, ha dejado momentos de tensión con varias caídas peligrosas debido a la cantidad de corredores. A pesar de la fama de peligrosos de los astados de la ganadería y de las diez cornadas en su historial de los encierros, hoy han protagonizado una carrera limpia por las calles en su séptima vez en los Sanfermines.

Según el parte provisional de heridos, hay cuatro solicitudes de traslado, pero ninguna por asta de toro. Uno de ellos por contusión, una herida no penetrante por asta, otro por un pisotón de res en el tórax y, por último, un joven corredor que sufre un traumatismo craneoencefálico.

En una mañana soleada y con el suelo seco, la carrera de los cárdenos Escolar se ha completado en poco más de 2 minutos y 20 segundos, y ha arrancado puntual después de los tradicionales tres cánticos de los mozos pidiendo protección a San Fermín, cuya imagen ha asistido en este primer tramo de Santo Domingo a un inicio ya veloz.

Con suficiente espacio entre toros y mozos, dos cabestros han tomado la cabeza de la manada que, agrupada y cerrada por un astado, ha subido rápida la cuesta de Santo Domingo, con un derrote limpio de un bravo hacia su derecha casi en la entrada de la Plaza Consistorial.

Con muchísimas personas en los vallados del tramo de Mercaderes, en su curva se ha vivido uno de los momentos más peligrosos de la carrera, con uno de los astados que ha seguido muy de cerca a varios corredores, alguno de los cuales ha llegado a quedar tendido entre el animal y la pared. La manada ha enfilado la calle Estafeta ya ligeramente estirada, con dos toros negros adelantados y el resto del grupo más compacto, lo que ha permitido que los corredores comenzaran a vislumbrar huecos para largas carreras.

Poco a poco el primero de los astados ha tomado claramente el mando al dejar un considerable espacio con sus hermanos, en una abarrotada calle de la Estafeta que ha vivido numerosas caídas de mozos, apurados ante las astas y ante el apremio de otros corredores. Con el toro negro liderando el grupo ha atravesado la torada el tramo de Telefónica, donde un corredor ha podido lucirse durante varios segundos pegado a las astas.

Algo dispersados entre ellos, pero sin llegar a separarse del todo, toros y cabestros han entrado en el coso sin hacer por los mozos y han enfilado sin intervención de los dobladores directamente hacia los corrales de la plaza cerrando el crono en 2 minutos y 23 segundos.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios