Borrar
Los servicios de emergencias de Palma, en el lugar donde se ha derrumbado parte de un edificio este jueves por la tarde. EFE

Cuatro muertos y 16 heridos por el desplome parcial de un restaurante en la playa de Palma

El derrumbe de la terraza de un conocido 'beach club' mallorquín a última hora de la tarde de este jueves atrapó a los clientes que cenaban en el local, uno de los más frecuentados por turistas

COLPISA

Palma de Mallorca

Jueves, 23 de mayo 2024

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El desplome de la terraza de un restaurante situado en una de las zonas más concurridas próxima a la playa de Palma de Mallorca, ocurrido a última hora de la tarde de este jueves, ha provocado la muerte de cuatro personas y heridas de diversa gravedad a otras 16 -siete de ellos estaban en estado crítico-. Aunque se desconocen las causas concretas del derrumbe parcial del forjado del piso superior de este edificio de dos plantas, fuentes de los Bomberos de la capital balear creen a priori que el origen del siniestro se habría podido deber a un sobrepeso acumulado.

El hundimiento de buena parte de la primera planta del Medusa Beach Club se produjo sobre las 20:30 horas mientras varias personas bailaban en esa zona del inmueble donde estaba instalado un espacio de 'chill out' y se servían copas. Debajo de ellas, en la zona principal del local, decenas de personas, buena parte turistas extranjeros, se encontraban ya cenando o próximos a hacerlo. La fuerza del impacto de la caída de todo ese material ha sido tan fuerte que incluso ha terminado por hundir parte de la planta baja del edificio, que a su vez se habría derrumbado sobre el sótano. El restaurante está situado en el número 36 de la calle Cartago, casi al final de la popular playa del Arenal.

El jefe de Bomberos de Palma, Eder García, explicó ante los medios de comunicación que, al parecer, la terraza de la primera planta del edificio que ocupa el restaurante se ha venido abajo, seguramente por sobrepeso. Después todo ese material ha caído desde una altura de tres o cuatro metros sobre una bóveda del inmueble, que también ha cedido, afectando a la planta de acceso a la calle. Debajo del todo, en el sótano, también estaría ubicada una zona de comensales, que es precisamente donde los servicios de rescate -que pedían silencio para poder escuchar si había voces pidiendo socorro o cualquier ruido- han encontrado más víctimas.

Según los servicios de emergencia, el número de heridos ascendería a 16; se temía por la vida de siete de ellos, que fueron hospitalizados en estado crítico, mientras que para otros nueve el pronóstico médico era grave. Entre los afectados eran mayoría los turistas, con personas de varias nacionalidades -buena parte de ellos alemanes-, aunque no se han facilitado sus identidades. Según algunas fuentes, los fallecidos serían tres mujeres y hombre, todos de mediana edad. El sería un joven que habría acudido al local para ver a una amiga que trabajaba allí, también muerta, mientras que las otras dos víctimas serían clientes del restaurante.

Aspecto del Medusa Beach Club antes de la tragedia.
Aspecto del Medusa Beach Club antes de la tragedia. Google

«Como si hubiese caído una bomba»

Efectivos de Policía Local, Policía Nacional, Bomberos, servicios de urgencias del 112 y el SAMU 061 se desplazaron hasta el lugar de los hechos, donde llegaron a congregarse alrededor de un millar de personas entre vecinos y curiosos aunque la zona estaba acordonada para facilitar los trabajos de rescate. También acudieron psicólogos del Colegio Oficial de Psicólogos de las Islas Baleares (COPIB) para asistir a los familiares de las víctimas. Además, se ha solicitado la colaboración una empresa de grúas especializada en tareas de construcción, a fin de poder levantar los escombros.

En la imagen superior, vista del edificio donde estaba el restaurante siniestrado; debajo, los técnicos de emergencias tratan de acceder al interior del local; por último, los sanitarios atienden a uno de los heridos. E. P y EFE
Imagen principal - En la imagen superior, vista del edificio donde estaba el restaurante siniestrado; debajo, los técnicos de emergencias tratan de acceder al interior del local; por último, los sanitarios atienden a uno de los heridos.
Imagen secundaria 1 - En la imagen superior, vista del edificio donde estaba el restaurante siniestrado; debajo, los técnicos de emergencias tratan de acceder al interior del local; por último, los sanitarios atienden a uno de los heridos.
Imagen secundaria 2 - En la imagen superior, vista del edificio donde estaba el restaurante siniestrado; debajo, los técnicos de emergencias tratan de acceder al interior del local; por último, los sanitarios atienden a uno de los heridos.

En la calle trasera del inmueble derrumbado, el equipo médico de urgencias y los técnicos sanitarios instalaron una carpa para atender a las víctimas más graves y proceder al triaje de los heridos. Hasta allí eran evacuados aprovechando el hueco existente en un solar próximo, así como a través de viviendas y locales colindantes dado que el acceso principal del edificio, situado en la calle Cartago -en primera línea de playa-, se encontraba en muy mal estado y ello aumentaba el riesgo de nuevos derrumbes. «Fue como si hubiese caído una bomba. Todo se derrumbó muy rápido», manifestaron a los periodistas algunos de los vecinos.

Tanto el alcalde de Palma, Jaime Martínez, como el primer teniente de alcalde, Javier Bonet, acudieron también a la zona para conocer de primera mano cómo evolucionaba el suceso. El consistorio declarará tres días de luto por la tragedia a partir de este viernes. El restaurante afectado por el derrumbe parcial del edificio se encuentra en una de las zonas más turísticas de la ciudad mallorquina, junto a otros locales de ocio y restauración conocidos. Además, el suceso ocurrió a una hora en la que suele haber bastante gente cerca, aprovechando las buenas temperaturas que se disfrutan estos días en Palma.

Apoyo de los políticos

Por su parte, la presidenta del Govern, balear, Marga Prohens -quien también estuvo en lugar del siniestro para interesarse por lo ocurrido en persona-, ha trasladado todo su «afecto y cariño» a las familias de los cuatro fallecidos, así como a la casi treintena de heridos. En un mensaje publicado en la red social X, ha deseado también la recuperación de estos últimos, al tiempo que ha agradecido la labor de los cuerpos de emergencia que estaban trabajando en el lugar del suceso.

Asimismo, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, mostró su pesar por lo ocurrido, además de llamar a la presidenta autonómica para mostrarle su apoyo. También enviaron mensajes de condolencias por los fallecidos y ánimos para los heridos el líder de la oposición, Alberto Núñez Feijóo -quien también contactó por vía telefónica con la responsable autonómica, una de las 'baronesas' del PP-, y la presidenta del Congreso de los Diputados, Francina Armengol, precisamente antecesora de Prohens al frente del Ejecutivo balear.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios