Borrar
Imagen del detenido.
Detenido en Murcia un ciberdepredador sexual de niñas de 8 y 9 años

Detenido en Murcia un ciberdepredador sexual de niñas de 8 y 9 años

La investigación comenzó en La Rioja, tras una denuncia que afectaba a varias menores. Al hombre, de 22 años, se le han incautado más de 300 vídeos de contenido sexual protagonizados por menores

Iñaki García

Viernes, 7 de junio 2024, 08:31

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Los padres de dos niñas riojanas de 9 años dieron la voz de alarma. Al revisar los ordenadores de las menores se percataron de que sus hijas habían enviado a un desconocido imágenes y vídeos en los que aparecían desnudas y realizando tocamientos íntimos. Un desagradable hallazgo que les llevó a interponer una denuncia, en noviembre del pasado año, ante la Guardia Civil de Logroño. A partir de ahí se desencadenó una investigación que ha acabado con la detención de un hombre de 22 años en Murcia, que también llevó a cabo este tipo de prácticas con otras menores de la geografía nacional.

Su relación con las niñas riojanas arrancó en una plataforma de juegos en línea, donde interactuaba con ellas bajo el seudónimo 'Galletita'. Ahí estableció los primeros contactos de una relación que se prolongó en el tiempo merced a engaños. Así se ganó su confianza y fue entonces cuando dio un paso más, convenciéndoles para establecer una relación más íntima a través de una aplicación de mensajería llamada 'Zangi', para la que el registro es anónimo y en la que además no se recopilan datos y el cifrado es de grado militar. El detenido, con conocimientos informáticos, eligió esta aplicación para poder encubrir su actividad delictiva y evitar ser descubierto.

Ya en la privacidad de esas conversaciones, el joven, que se hacía llamar 'Alicia tu patrona' y se hacía pasar por una menor de edad similar a la de las riojanas, remitió a las niñas 108 vídeos de pornografía infantil con el objetivo de que las niñas imitaran las mismas posturas y, a cambio, entregarles monedas virtuales para videojuegos. Las dos menores riojanas accedieron a esas peticiones y, según el número de vídeos, el tiempo de duración de los mismos y las posturas «aberrantes» solicitadas, el pedófilo les abonaba entre 80 y 1.000 monedas virtuales.

Los investigadores se dieron cuenta, al analizar la información con la que contaban, de que se enfrentaban a un caso de 'sexting', es decir, de captación sexual de menores por internet y, una vez avanzadas sus pesquisas, descubrieron que residía en Murcia. Se trasladaron hasta allí, registraron dos domicilios y procedieron a la detención del individuo, al que se le incautaron más de dos terabytes de información, tanto en la nube como en otros soportes informáticos. En total, contaba con capacidad para albergar más de 400.000 archivos.

La operación, denominada 'Biscottu' y que se ha llevado a cabo por el Equipo Mujer-Menor de la Guardia Civil de La Rioja y el Juzgado número 2 de instrucción de Logroño, continuó con el análisis del material incautado. Y las primeras labores han permitido determinar «de forma ineludible» que el detenido es la persona que interactuaba con las menores riojanas, además de corroborar que la magnitud de los delitos no se circunscribía únicamente a esos dos casos, sino que iba mucho más allá y que el número de víctimas se multiplicaba.

Es más, de momento, se han hallado otros 300 vídeos de pornografía infantil en los que aparecen otros niños y niñas de corta edad y ahora se están llevando a cabo las labores para tratar de identificarlos. También se ha comprobado que, una vez que se hacía con los vídeos, el individuo los editaba para intercambiarlos en grupos de pedofilia de la 'deep web', páginas invisibles que ofrecen anonimato a sus usuarios.

Como consecuencia de todo lo recopilado en una operación en la que han participado unidades de Murcia, Madrid y La Rioja, el Juzgado de Instrucción número 6 de Murcia decretó el ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza del detenido. Se le considera presunto autor de un delito de exhibición de material pornográfico a menores de edad, así como de otro de agresión sexual a una menor de 16 años con acceso carnal y uno más de captación y utilización de menores para la elaboración de material pornográfico.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios