Borrar
Justo Rodríguez

Aparece muerto el trabajador atrapado tras el derrumbe de un colegio de Logroño

Una unidad canina y un dron con cámaras térmicas han buscado durante horas entre los restos del edificio al hombre que ha quedado atrapado

L. R.

Martes, 25 de julio 2023, 11:14

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Desenlace triste: el trabajador atrapado bajo los escombros en la obra del antiguo colegio de Adoratrices ha aparecido finalmente muerto pasada la una y media de la tarde.

A primera hora de esta mañana, dos trabajadores de la construcción han resultado heridos y otro atrapado en un derrumbe parcial en las obras que se están realizando en el colegio Adoratrices de Logroño. El edificio en construcción, ubicado en un lateral del antiguo colegio, se ha venido abajo por razones desconocidas.

Según explicaba Francisco Iglesias, concejal de Seguridad, el edificio se ha derrumbado «en cascada»: la tercera y última planta se ha venido abajo sobre las otras dos, que han ido cayendo una tras otra.

En ese momento había tres trabajadores en la obra; dos de ellos han podido ser rescatados con vida y han sido trasladados al Hospital San Pedro, uno con pronóstico reservado. Pero una tercera persona se encuentra atrapada dentro del edificio, «no sabemos si con vida o sin vida», lamentaba Iglesias. Los otros dos trabajadores están fuera de peligro.

Los servicios de emergencia han pedido ayuda de expertos en rescates: participaba primero un perro de la Unidad Canina de Rescate, y con posterioridad se ha sumado otro más perteneciente a la Guardia Civil para buscar al obrero; mientras, la Policía Nacional utiliza un dron con cámaras térmicas.

En el lugar están trabajando también los bomberos logroñeses para desescombrar e intentar localizar a la persona atrapada, pero no es fácil ya que «es una zona en la que hay restos de forjado colgando y es de difícil acceso», señalaba Iglesias.

Los trabajos han comenzado derribando de arriba abajo los restos de los forjados, que están colgando, «con serio peligro de derrumbe», según Iglesias. Con posterioridad, se irán retirando los restos a mano, «para intentar llegar al lugar donde parece estar que debe estar la persona atrapada».

Son trabajos lentos, «que se van a prolongar durante horas, no sabemos cuánto». Los servicios de emergencia no han podido acceder, de momento, a donde está la persona atrapada. Ya han llegado a la zona maquinaria pesada para ayudar a derribar los forjados que cuelgan de la estructura derrumbada.

Continúa la búsqueda contrarreloj del trabajador atrapado tras el derrumbe de un ala del antiguo colegio Adoratrices, en Logroño. Los servicios de rescate están encontrando «espacios de vida», es decir, zonas en las que, al avanzar los perros de rescate perciben el olor de la persona atrapada. «Esto es muy importante», señalaba el alcalde, Conrado Escobar, presente en el lugar del derrumbe.

Además, al ir levantando escombros van apareciendo «huecos donde cabe que hubiera podido existir vida humana». Los perros de la unidad Canina de Rescate y de la Guardia Civil que buscan al hombre desaparecido van entrando en las zonas según se levantan, de manera casi «artesanal», los escombros bajo los que esta el trabajador. «Al levantar escombros el olor de la persona aflora, y los animales lo están localizando», señalaba Escobar.

Además, señalaba el primer edil, «se está oyendo el zumbido del móvil» del trabajador. «Por eso digo que hay indicios. No que sea probable, pero existen y hay que agotar todas las posibilidades a nuestro alcance».

Durante los trabajos se ha pedido a los vecinos colindantes de Juan XXIII y Calvo Sotelo que desalojen sus casas durante el desescombro, y también el cierre de los comercios de alrededor.

Derribo total

La investigación, ha dicho el concejal, está en manos ya de la Policía Nacional para discernir «las causas del derrumbe». En un principio se sospechaba, por el fuerte olor que inundaba la zona y que ha hecho acordonar las calles aledañas, que hubiera podido tratarse de una explosión de gas. Pero eso ha quedado descartado: las investigaciones apuntan ahora a un derrumbe estructural por un daño involuntario en los pilares del edificio. Sí se sabe que en los trabajos se estaba procediendo a cambiar el ascensor del inmueble.

En cualquier caso, el edificio está condenado: el derrumbe ha daño seriamente la estructura y, según ha confirmado Iglesias, «ese ala del edificio se demolerá completa».

El Ayuntamiento ya está consultando el expediente de la obra para comprobar que todas las licencias, como aparece tras un primer examen, estuvieran en orden. La investigación posterior determinará si ha habido alguna negligencia.

Zona acordonada

Por el momento la zona está acordonada y cerrada al paso de peatones desde Calvo Sotelo hasta Doctores Castroviejo, con la consiguiente expectación entre los vecinos y viandantes.

Respecto a las causas del siniestro, según fuentes municipales, la aparejadora del Ayuntamiento se encuentra dentro del edificio investigando qué ha podido ocurrir.

En el lugar hay tres ambulancias, coches de Policía Nacional y Local, y bomberos. Hasta el lugar se han acercado también el alcalde de Logroño, Conrado Escobar, y la delegada del Gobierno en La Rioja, Beatriz Arráiz.

Las obras del edificio

El edificio vacío junto al colegio de Adoratrices se estaba reformando para abrir como residencia universitaria. El inmueble, vendido por la congregación religiosa tras ser separado del centro educativo, albergará hasta 120 habitaciones con una inversión de 3 millones.

El proyecto, que de momento es el básico, plantea la reforma del edificio, conservando la fachada actual a la que se graparían placas cerámicas, y demoliciones parciales y vaciados de interior para adecuarlo a un moderno alojamiento de estudiantes del siglo XXI, con 120 habitaciones.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios