Borrar
Dispositivo del rescate del cadáver de Claudia. A. García
Policía y Fiscalía investigarán si hay indicios de criminalidad en el suicidio de Claudia

Policía y Fiscalía investigarán si hay indicios de criminalidad en el suicidio de Claudia

«Hay que perder el miedo a pedir auxilio cuando alguien necesita apoyo», afirma el presidente de Asturias tras el supuesto caso de 'bullying' en Gijón

Ana Moriyón / Olaya Suárez

Gijón

Miércoles, 3 de mayo 2023, 00:33

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

La Policía Nacional ha iniciado una investigación por el fallecimiento de la joven gijonesa Claudia González, que el viernes se quitó la vida con solo 20 años tras denunciar que había sido víctima de acoso escolar, como marca el protocolo en caso de suicidios. Según señalaron fuentes de la Comisaría de Gijón, la Brigada de la Policía Judicial comenzó el sábado por la mañana -una vez recuperado el cadáver del acantilado del Cerro de Santa Catalina de la ciudad asturiana- las averiguaciones oportunas para determinar las circunstancias que rodearon el suceso con resultado de muerte.

«Como en todos los casos de fallecimiento por suicidio, se procede a tomar declaración a su entorno y recopilar los datos oportunos que puedan aportar luz a la investigación», señalan fuentes policiales. El objetivo es esclarecer si existen o no indicios de criminalidad que puedan haber influido en la decisión de Claudia para decidir quitarse la vida.

Así pues, los padres, el hermano y el círculo más próximo de Claudia prestarán declaración ante los agentes para explicar la situación que había sufrido los últimos años y si existieron desencadenantes, como así denunció la propia chica a través de una carta publicada en sus redes sociales y también señaló la madre durante su intervención en el funeral celebrado el lunes en el colegio Corazón de María.

El atestado policial, así como las diligencias, serán remitidas al juzgado de instrucción que se encontraba realizando funciones de guardia el fin de semana. La Fiscalía también ha iniciado las investigaciones con las que se depurarán responsabilidades en torno al suicidio y al presunto caso de acoso escolar.

En 2014 la fiscalía de Menores expedientó a tres alumnas del colegio Santo Ángel, también en Gijón, por los delitos contra la integridad moral, vejaciones e insultos contra Carla, que un año antes se quitó la vida arrojándose al mar tras ser víctima de acoso escolar. Tras la investigaciones para intentar acreditar quiénes de sus compañeras de clase pudieran haber participado activamente en los hechos, se llegó a la identificación de cuatro menores, aunque una de ellas en ese fecha aún no había cumplido 14 años -por lo que no tiene responsabilidad penal-.

Revisión de protocolos

El triste fallecimiento servirá, además, para revisar los protocolos de actuación en los equipamientos educativos de Asturias. Y se espera que también ayude a concienciar a la sociedad ante esta lacra y a que la comunidad educativa denuncie cualquier situación de acoso que pueda darse en las aulas para evitar que se repita un episodio tan trágico como el vivido estos días.

Al menos, así lo pidió este martes el presidente del Principado de Asturias, Adrián Barbón, quien incidió en la importancia de que los jóvenes que estén sufriendo este tipo de episodios no duden en pedir ayuda y busquen el apoyo de especialistas, como asegura que él mismo hizo en su adolescencia, acudiendo al psicólogo. «Hay que perder el miedo a pedir auxilio cuando alguien necesita apoyo. Yo de adolescente fui al psicólogo y fue la mejor decisión que adopté en mi vida», reiteró el presidente.

Pero Barbón dio un paso más y reclamó también la implicación del resto de miembros de la comunidad educativa, haciendo un llamamiento a alumnos, profesionales y familiares para que denuncien los episodios de acoso escolar. «Quiero hacer una denuncia de este acoso escolar y recalcar la necesidad imperiosa de que sea denunciado por parte de los que formamos parte de la sociedad. Los que estáis dentro de un centro educativo, el profesorado, las familias... No se puede callar esto y desde luego ahí vamos a tener que hacer mucho más», declaró Barbón en un encuentro con la comunidad educativa y estudiantil del Principado.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios