Borrar
Imagen del cuarto encierro de San Fermín.

Ver 15 fotos

Imagen del cuarto encierro de San Fermín. Afp

Rápido y noble quinto encierro con los Núñez del Cuvillo

La carrera, con algún momento de tensión en el primer tramo, ha durado 2 minutos y 21 segundos

Iñaki Arizmendi

Pamplona

Martes, 11 de julio 2023, 00:55

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Los encierros de San Fermín han llegado este martes a su ecuador con los toros de Núñez del Cuvillo. La carrera ha durado, al igual que la de ayer, 2 minutos y 21 segundos. Uno de los toros ha tomado la delantera desde el principio y ha realizado todo el recorrido prácticamente solo. Hay dos traslados por traumatismos y contusiones.

El encierro ha partido puntual a las ocho de la mañana, tras los tres cánticos al santo, desde los corrales de Santo Domingo. La manada ha salido muy estirada ya desde el inicio. Un toro negro se ha adelantado al resto de sus hermanos y ha liderado la manada. Este astado ha realizado varios derrotes hacia los mozos caídos en la parte derecha de la subida de Santo Domingo, pero sin llegar a embestir a ninguno de ellos.

La carrera ha cruzado muy rápida por la plaza del Ayuntamiento hasta la curva de Mercaderes, donde dos toros han resbalado y han chocado contra el vallado, uno de los cuales se ha quedado unos segundos tendido en el suelo sin poder levantarse. Pero finalmente se ha podido reincorporar a la carrera y ha cogido ritmo de carrera para no retrasarse mucho con respecto al resto de la manada.

La manada ha atravesado la calle Estafeta a toda velocidad, rodeada muy de cerca por los mozos que intentaban buscar su oportunidad de correr por delante de los astados. Algunos corredores, como en días anteriores, han tropezado y los toros les han pasado por encima. En algunos casos, las caídas de los corredores han provocado pequeños montones, pero sin consecuencias en forma de heridos por astas.

Tras dejar atrás el tramo de Telefónica y enfilando hacia la plaza de toros, otro mozo ha tropezado delante de los astados. Posteriormente, otro todo ha golpeado con el cuerno a una chica que se encontraba parada de espaldas en la parte derecha del vallado. No obstante, una vez en el interior del coso taurino, las reses han ido entrando una a una con celeridad en chiqueros sin que se hayan producido momentos de tensión o peligro.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios