Borrar
El ministro Fernando Grande-Marlaska con los responsables de la lucha contra la violencia de género, este miércoles, en Madrid. EP
Las fuerzas de Marlaska cercarán a los agresores machistas y aumentarán la protección de mujeres

Las fuerzas de Marlaska cercarán a los agresores machistas y aumentarán la protección de mujeres

Con «índices inauditos» de asesinatos de violencia de género, en el Ministerio del Interior reconocen «frustración» pero se proponen más actuaciones, más seguimientos y más control sobre los reincidentes

Miércoles, 11 de enero 2023, 21:03

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Ante la concentración de asesinatos machistas en diciembre y comienzos de enero, dos instituciones, el Ministerio del Interior y la Fiscalía, han reaccionado rápidamente para analizar posibles fallos y medidas de los sistemas de protección. El primero, que concentra las fuerzas de seguridad del Estado y el sistema VioGen de protección a las víctimas de violencia de género, celebró una reunión de dos días, encabezada por el ministro Fernando Grande-Marlaska, con los mandos policiales, mientras que la Sala de la Unidad Violencia sobre la Mujer de la Fiscalía emitía una orden a sus fiscales para que endurecieran sus actuaciones ante estas agresiones.

«Los de diciembre son índices realmente inauditos», exclamaba una fuente de Interior. «Nos preocupa porque tenemos un sistema solvente, pero susceptible de mejora. La coordinación entre instituciones, además, está engrasada».

Con 18 mujeres en «riesgo extremo» acompañadas las 24 horas y otras 726 en «riesgo alto» que tienen otras medidas de protección y seguimiento -entre 31.000 que están activas bajo el paraguas de VioGen-, la cumbre policial se propuso una «mayor actuación de medidas sobre el agresor», con seguimientos estrictos para detectar sus intenciones antes de que agreda a la mujer, y evaluaciones periódicas, «teniendo en cuenta los límites jurídicos acotados por la Fiscal de Sala», decía esta fuente de Interior, que permitiría que se compartieran datos de carácter personal del hombre, siempre que la «víctima» tenga un peligro que lo justifique.

Interior aún espera un informe de la Abogacía del Estado para afinar esta estrategia. Según estas fuentes, el 20% de los agresores que tienen fichados en VioGen son altamente peligrosos. También mejorarán «la guía de valoración de riesgo» y la «activación de casos» para que puedan prolongarse incluso en casos de sobreseimiento judicial.

Más seguimiento

En esta reunión tanto el ministro como sus jefes policiales defendieron el VioGen, que el año pasado tuvo unas 100.000 denuncias, con 31.000 casos de riesgo de homicidio. También negaron que faltaran recursos, según una fuente de este ministerio que estuvo presente en el cónclave. «Estamos frustrados porque tenemos un sistema eficiente con el que ir a las cero asesinadas», reconocían.

La tercera propuesta que resultó de la reunión policial es la de estimular al entorno de la mujer para que actúen más en su protección, cuando las víctimas tiendan a enmascarar la situación de riesgo y así «detectar los casos que no nos llegan». Sin denuncia previa, dicen, haber «descubierto» que se conocían los hechos en entornos próximos. Quizás se diseñen campañas de comunicación para lograr esa participación ciudadana. También se perseguirá aumentar la colocación de dispositivos telemáticos de control. El año pasado, dentro de VioGen, había unos 3.000 activos. Más valoraciones periódicas de riesgo y más seguimientos de casos, es el objetivo fijado.

Violencia sin estacionalidad

En el ministerio se habla, en estos días, de dos conceptos sobre los que trabaja. El de los «agresores persistentes» y las «víctimas resistentes». Una conclusión del análisis de estos últimos casos, cuya concentración ha hecho saltar las alarmas, es que «pocos agresores causan las peores agresiones». A partir de sus características abusivas, su comportamiento criminal, su interactúan en sus relaciones, se definirán mejor las medidas para prevenir a las agresiones de estos individuos. Pero insisten: un sistema no deja de funcionar por tener meses trágicos.

De la reunión de Marlaska también trascendió que la violencia de género no «ofrece estacionalidad delictiva», excepto en el cuatrimestre de verano, que acumula hasta el 40% de los casos anuales. Aparte de esto, la estadística es «azarosa». Por ejemplo, los picos como el de diciembre del año pasado se observaron en julio 2019, septiembre de 2018 y en diciembre de 2015, lo que aumenta la dificultad que predecir los riesgos.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios