Borrar
El puente que la menor acosada cruza para ir al centro escolar. E. C.
Un grupo de menores da una paliza a una niña que había denunciado acoso escolar en Asturias

Un grupo de menores da una paliza a una niña que había denunciado acoso escolar en Asturias

La madre de la pequeña lleva meses pidiendo al colegio que trate las amenazas a su hija como un caso de acoso

Marta Varela

Jueves, 4 de mayo 2023, 08:58

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Una familia del concejo asturiano de San Martín del Rey Aurelio ha denunciado ante la Policia Nacional la agresión presuntamente sufrida por su hija por parte de un grupo de menores. El motivo, según esgrimen, es que la niña, de 13 años y estudiante de 2º de la ESO, está teniendo problemas con tres compañeras que, según consta en la denuncia, «la acosan desde el pasado mes de febrero».

Esta mala relación llevó a que las tres compañeras, junto a otras amigas de la localidad de El Entrego le propinasen una paliza hace unas semanas, cuando salía de clase particular. «Fui a aparcar el coche y vi muchas niñas a la puerta de donde mi hija va a clase particular, entre ellas, las que le acosan en el colegio y amigas de estas, y llamé a la policía porque sabía que iba a pasar algo», explica la madre. Recuerda, emocionada, que «tras aparcar, me acerque, y ya la sentí gritar. Estaba en el suelo y otra niña amiga de sus acosadoras le pegaba patadas en la cabeza y en el cuerpo». Enseguida llegó la policía, que identificó a varias de sus agresoras. Al día siguiente los agentes fueron al centro escolar de la menor a identificar a otras niñas presentes en la paliza. La familia de la menor presentó denuncia por agresión.

Siempre según la versión de la madre de la joven presuntamente agredida, las jóvenes que incitaron al hecho denunciado y las que lo ejecutaron solo argumentan que su hija se ríe de ellas, algo que la madre de la niña explica: «Se lo he dicho al colegio; a las madres, y a las compañeras de clase: mi hija tiene risa nerviosa y cuando tiene miedo eso se acrecienta. No se ríe de nadie, se expresa así».

Con la denuncia en la mano, su madre entendió que el centro escolar debería abrir por fin el protocolo de acoso, para que su hija «pudiese ir a clase tranquila, ya que en el centro ya eran conscientes de las amenazas que venía sufriendo y de que al salir del colegio la perseguían por el puente peatonal, insultándola y riéndose de ella». La actuación del centro concertado no fue la deseada por la madre: «Abrieron un protocolo de agresión y les hicieron firmar un pacto de conducta en el que las niñas se comprometen a no reírse, ni hacer muecas, para mejorar la convivencia. Pero inexplicablemente no les impide pegarse». El colegio, según la madre de la joven presuntamente agredida, habría tomado esta decisión al fallar el proceso de mediación entre las familias de las menores.

La madre espera que el centro tome medidas adicionales, que ayuden a evitar que esta situación se repita. Por el momento, lo que ha hecho el colegio es activar el protocolo que marca la Consejería de Educación en casos de conducta agresiva..

El centro escolar en el que estudia desde este curso escolar la niña presuntamente acosada tiene conocimiento desde el primer momento de la situación que atraviesa la menor. Su madre asegura que «desde la primeras amenazas en febrero me puse en contacto con el tutor y la dirección. Tienen todas las capturas de redes sociales». Además, la niña habría sufrido robos dentro del propio centro: «un día le robaron el uniforme y otro día dinero» puntualiza la madre. Su intención es que el próximo curso escolar la menor vaya a otro centro, pero quedan apenas siete semanas de terminar sus estudios en 2º de la ESO y asegura que «no sé qué hacer, está sufriendo mucho».

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios