Borrar
Vídeo: Atlas

Detenido por asesinar a su expareja frente a sus hijos y huir con ellos

Beatriz, la octava víctima de violencia de género del año, era abogada y tenía 47 años. Perdió la vida a machetazos en Pontevedra

Lunes, 6 de febrero 2023, 19:43

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Beatriz era abogada y funcionaria del Ministerio de Hacienda. Tenía 47 años y se había divorciado de Lite, un profesor de instituto de 46 años. El proceso no era amistoso y estaban en pleito judicial por la custodia de los hijos en común de 9 y 7 años. La tarde del domingo el padre había pasado la tarde con los críos y fue a entregarlos a su madre al terminar el día. Los chicos ya estaban fuera del coche, en la entrada de su hogar en Baiona, Pontevedra.

Era el momento de las despedidas, cerca de las 21 horas, cuando Lite golpeó a Beatriz con fuerza en la nuca, luego la hirió varias veces con un machete de gran calado, mientras ella trataba de defenderse. La gran mancha de sangre en la pared blanca y en el césped, en el camino al garaje, es el vestigio de la brutalidad y la saña con que fue asesinada.

Sus hijos, según recogen medios locales, fueron testigos de la ira del padre, al que las pesquisas apuntan como presunto autor del asesinato. Algunos vecinos han dado detalles del crimen. «Ella siempre dijo que la iba a matar; siempre tuvo miedo», declaró una de sus familiares, entre las lágrimas. Según los testigos, el hombre hizo que los dos pequeños volvieran a su coche y huyó con ellos. «Todo viene porque le quitaron la custodia temporal», dijo otra vecina a la agencia Atlas, aunque la información que ha trascendido es que él la había denunciado a ella por incumplir el régimen de visitas. No había denuncias previas por malos tratos.

En la fuga, el presunto asesino con la ropa ensangrentada llevó a los niños a la casa de sus padres, los abuelos paternos. El hombre no se quedó allí y continuó su huida.

El cadáver de Beatriz fue encontrado esa misma noche y levantado en la madrugada del lunes. El arma no estaba en el lugar del crimen. Al día siguiente, Lito fue detenido por la Policía Nacional en Ourense, que lo llevó a la Guardia Civil, en Pontevedra. Hasta el momento, se ha negado a declarar y, por tanto, no ha confesado lo que narran los indicios.

Indignación popular

A mediodía unos 200 vecinos se concentraron en Baiona, Pontevedra, para mostrar su repulsa al crimen machista, que de confirmarse sería el octavo del año y el 1.190 desde que en 2003 se comenzara a llevar un registro específico de violencia de género. El ayuntamiento decretó tres días de luto y celebró una nueva manifestación, que ha tenido réplicas en otros municipios, como Redondela, Val Miñor o Nigrán.

En las muestras de dolor describieron a Beatriz como «una mujer buena», que «empezaba a vivir, con su casita nueva», recogía Europa Press las declaraciones de los asistentes. «Ni siquiera le tocaban los niños a él pero como era tan buena se los dejó».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios