Borrar
Kevin Spacey a su llegada al Tribunal de la Corona de Southwark en Londres AFP
Kevin Spacey sugiere que sus denunciantes quieren dinero
Denuncia por agresiones sexuales

Kevin Spacey sugiere que sus denunciantes quieren dinero

El actor de Hollywood defiende su inocencia ante un jurado de Londres que juzgará doce cargos de delitos sexuales

Iñigo Gurruchaga

Londres

Jueves, 13 de julio 2023, 18:23

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

El actor, escritor y productor de cine y teatro, Kevin Spacey, ofreció este jueves una versión inocente de sus relaciones con los cuatro hombres que le acusan en Londres de agresiones sexuales. En una vista en la que respondió a preguntas de su abogado, recordó que, en la primera demanda por abuso, de 36 millones de euros, presentada contra el actor en Nueva York, el jurado decidió por unanimidad su inocencia en 45 minutos.

La estrategia del letrado Patrick Gibbs fue envolver la narración de la defensa sobre las acusaciones concretas con un retrato del artista de Hollywood. Le preguntó por sus inicios como actor, por su amistad con la actriz inglesa Judi Dench, a quien enseñó a jugar al ping pong, tras la muerte de su marido cuando filmaban una película. Desembocó el interrogatorio en su gusto por el teatro de Londres, que le llevó a aceptar en 2003 la dirección del entonces decaído Old Vic.

Los cuatro denunciantes, cuya identidad está protegida a perpetuidad por la ley británica, habían retratado a un Spacey que de forma súbita y dolorosa agarra los testículos, besa, amenaza o droga a amigos esporádicos que no tenían deseo de relación sexual con él. Le acusaron como un depredador a la Policía y, tras una cortina, al jurado en el tribunal de Southwark que le juzga.

Spacey reconoció que es una persona que «flirtea». Un denunciante al que conoció en un pub le acusa porque, cuando estaban en una vivienda de alquiler en la bella región de Costwolds, le agarró la bragueta y le besó en el cuello. El denunciante le rechazó. El actor habría tenido una mueca de pánico y pidió a su pareja que estuviese tranquilo. Spacey manifestó su satisfacción en que se confirme que paró en el momento en el que fue rechazado. Le llamó al día siguiente para pedirle disculpas, pero no logró hablar.

Explosión y lágrimas

Otro denunciante dice que Spacey parecía estar bebido, desaseado y agresivo cuando llegó a un evento en un teatro en el que inmediatamente se dirigió a otros invitados con expresiones sexuales rudas. Para el actor, la descripción es «una locura». Afirma que no se ha comportado así jamás. Otro denunciante cree que le drogó. Afirma que le abroncó, y le perpetró un acto sexual mientras dormía. Spacey recuerda que, tras una relación consentida, el denunciante se marchó apresuradamente de la casa. Lo achaca a algún tipo de arrepentimiento.

El denunciante que ha presentado más cargos, de los doce que suman, afirma que le apretó la bragueta mientras conducía un coche en el que iba a una fiesta que daban el músico Elton John y su marido. Spacey dice que no ocurrió tal cosa. Pero reconoció que la amistad entre ambos le llevó a iniciar toques sexuales que a él le parecían románticos. Y que su denuncia la sintió como «una puñalada en la espalda»

El abogado Gibbs provocó las lágrimas de Kevin Spacey cuando le preguntó sobre el impacto que han tenido estas denuncias en su vida. «Mi mundo explotó», dijo emocionado. Salvo unos pocos productores y directores de cine, ha quedado en el ostracismo. Sin rentas como actor o patrocinios, «ya no soy un hombre rico», dijo. La publicidad de las denuncias bastó para que fuera expulsado de House of Cards, la sería en la que actuaba en 2017. Y a que le marginasen.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios