Borrar
Las placas de la fachada, en 2008. LP
Lana de roca y paneles sándwich: así se ejecutó en 2008 la fachada del edificio de Valencia

Lana de roca y paneles sándwich: así se ejecutó en 2008 la fachada del edificio de Valencia

La cámara ventilada de las láminas generó una corriente de aire que aceleró el fuego y provocó en la fachada el efecto chimenea

I. Domingo

Valencia

Domingo, 25 de febrero 2024, 13:19

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Será la investigación, tanto la judicial como la que realicen los peritos de las aseguradoras, la que determine las causa del devastador incendio que este jueves arrasaba una finca de dos bloques en Campanar, Valencia, un inmueble construido por la empresa Fbex que se erigió como símbolo de la época del 'boom' inmobiliario y su posterior caída, pues la promoción de viviendas acabó en manos de entidades bancarias por la deuda.

Aclarar por qué se propagó tan rápido el fuego será una de las claves de un trabajo en el que, en las primeras hipótesis, ya han salido varios nombres que comienzan a formar parte del vocabulario cotidiano: poliuretano, poliestireno extruído, polietileno, lana de roca, paneles de composite... Son algunos de los materiales que, según los expertos, se han utilizado para la ejecución de la fachada ventilada.

¿En qué hay que fijarse primero? Lo primero son las cámaras ventiladas con panel sandwich, una solución que consiste en colocar la hoja de la fachada (normalmente ladrillo), un aislante, la cámara de aire y panel sandwich, según explica el arquitecto Gonzalo Bonet. Este panel de composite es de la marca Larson, como se observa en las imágenes de la construcción.

¿Y de qué está compuesto? La parte exterior, de unas finas placas de aluminio (de unos 5 centímetros cada una) unidas por una resina termoplástica que, en este caso, por la fecha de construcción del inmueble, es polietileno (unos 3 centímetros), que puede ser la clave de todo este suceso y que actualmente no suele emplearse porque se considera inflamable con la normativa actual.

Además, para revestir la fachada se empleó un mortero impermeable y adherente de cemento y lana de roca, que actúa como protector en caso de incendio al ser un material no combustible y, además, mejora térmica y acústicamente la fachada.

Una vez puesta la lana de roca para aislar la fachada, mediante unos rieles que permiten que circule el aire, se coloca el panel sandwich. ¿Qué ocurrió? Al arder, muchos de los paneles empezaron a gotear fuego a causa del polietileno y de la corriente de aire y, al explosionar, la resina se convirtió en filamentos que gotearon inflamable sobre pisos inferiores.

La tipología de los materiales, así como la ficha de los productos utilizados en la obra, figuran en el libro de control de la construcción que debe constar en el Colegio de Aparejadores que ahora se tendrá que revisar para determinar las causas.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios