Borrar
Imagen del quinto encierro de San Fermín.

Ver 10 fotos

Imagen del quinto encierro de San Fermín. EP

Los toros de Jandilla también se apuntan a la velocidad

Ha sido un encierro rápido, de dos minutos y 23 segundos, con la manada partida en dos

Iñaki Arizmendi

Pamplona

Miércoles, 12 de julio 2023, 00:51

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Los toros de la ganadería Jandilla han protagonizado este miércoles un encierro rápido, un día más en estos sanfermines, que ha durado dos minutos y 23 segundos, apenas dos segundos más que los del lunes y el martes. Ha sido un encierro limpio que, según el primer parte médico, se ha saldado con tres trasladados a centros hospitalarios: Un varón con una contusión en la pierna izquierda en el tramo de Telefónica. Otro varón con herida superficial en la pierna, al parecer por una caída, y un tercer varón con contusión con deformidad en el brazo.

A los toros de Jandilla les ha costado unos segundos abandonar los corrales del Gas, pero una vez que lo han hecho han imprimido gran ritmo a su carrera. Los seis cabestros han liderado la manada y han ocupado todo el ancho de la cuesta de Santo Domingo. Como consecuencia, los mozos no han podido correr delante de los astados durante este tramo del encierro. Un toro negro ha hecho intención de derrotar y se ha producido una pequeña caída en la mitad de Santo Domingo.

La manada, muy agrupada, ha estado comandada por los seis cabestros hasta la curva de Mercaderes, donde tres toros negros se han puesto en cabeza. En esta parte del recorrido, se han vivido dos momentos de tensión: un mozo, al dar la curva, se ha quedado atrapado entre un cabestro y un morlaco y ha tenido que empujar el morro del astado para conseguir escapar y evitar las astas. El corredor, ha librado esta situación de peligro.

En segundo lugar, un mozo, que estaba en el suelo, se ha levantado y uno de los jandilla le ha golpeado la cabeza con la pala del cuerno. A partir de este momento, y hasta la llegada a la plaza de toros de Pamplona, la manada se ha partido en dos: tres toros negros por delante y los otros tres hermanos, con los cabestros, por detrás.

En la curva de Telefónica, uno de los toros, que lideraba la carrera, ha arrollado a un mozo, se ha formado una pequeña montonera y, por suerte, el morlaco ha saltado al grupo de mozos en el suelo. Pocos segundos después, un toro no ha querido embestir a unas personas paradas en el vallado antes de la bajada al callejón. Una vez en la plaza, tanto los toros como los cabestros han entrado sin demora en chiqueros.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios