Borrar
Inundaciones en la pedanía murciana de La Alberca tras la tormenta de lluvia y granizo del pasado miércoles. Efe
Mayo, 57 litros mal repartidos

Mayo, 57 litros mal repartidos

En zonas del sureste peninsular ha llovido tres veces más de lo normal y en otras áreas del norte, sobre todo del interior, no ha llegado ni a la mitad. En el conjunto de España ha sido el mayo más húmedo desde 2018

J. A. G.

Viernes, 2 de junio 2023, 13:07

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Hace solo un mes arrancaba un mes de mayo que era continuación del ambiente con que terminó abril, que ya ha pasado a la historia como el abril más cálido y seco desde que hay registros (1961). Pero en la segunda quincena de mayo, el tiempo dio un inesperado giro con temperaturas más bajas de lo normal y, sobre todo, con lluvias que continuarán al menos toda la semana que viene, según avanza la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

Hasta el pasado día 30 (falta por contabilizar el 31), se habían recogido en el conjunto de España en mayo 57 litros por metro cuadrado, valor que, según Rubén del Campo, portavoz de la Aemet, «coincide exactamente con el promedio normal de un mes de mayo». No llovía tanto en mayo desde 2018, cuando cayeron, en el conjunto de España, 64 litros por metro cuadrado; en los cuatro mayos siguientes llovió menos que en el actual.

Pero es verdad que ha habido diferencias regionales muy importantes, y en aéreas del sureste peninsular, como la Región de Murcia, el sur de la Comunidad Valenciana y el extremo oriental de Andalucía llegó a llover más del triple de lo normal. «Pero en algunas zonas de la mitad norte, especialmente en el interior y también en el oeste de Galicia, las precipitaciones no llegaron ni a la mitad de lo normal», señala Del Campo. En concreto, así ha sido en el noroeste de Galicia, amplias zonas de León y Palencia, sur del País Vasco, sur de La Rioja, sur de Navarra, norte de la provincia de Zaragoza y sur de la de Huesca, así como en puntos de la provincia de Huelva y vertientes oeste de las islas canarias.

En Murcia, por ejemplo, este mayo ha sido el más lluvioso de los últimos 83 años, desde 1941, con 115 litros por metro cuadrado, cuando lo normal en este mes para esa zona es de solo 33 litros. Ha superado a mayo de 1959, el más lluvioso hasta ahora con 103 litros. Esas lluvias, torrenciales, acompañadas de granizo en algunos casos, han arrasado cosechas, pero al menos han permitido recargar los maltrechos niveles de los pantanos murcianos, elevando en 15 hectómetros cúbicos sus reservas. No ha ocurrido lo mismo en el conjunto de España, donde a pesar de las precipitaciones, los embalses han perdido agua, un descenso muy leve, de apenas 0,2 puntos, pero descenso al fin y al cabo.

Un 22% menos de lluvias

Las lluvias de la segunda quincena han impedido que esta primavera meteorológica (que comprende los meses de marzo, abril y mayo) acabe siendo la más seca desde que hay registros (ese récord negativo lo mantendrá la de 1995). Pero será la segunda más seca de la serie histórica.

Algo mejor va el año hidrológico, que arrancó el pasado 1 de octubre. En estos siete meses han caído 403 litros por metro cuadrado, un 22% por debajo del promedio normal, que es de 519 litros. Las lluvias de los últimos días han ayudado. «En una semana hemos reducido este déficit de precipitaciones en cinco puntos porcentuales, del 27% al 22%», detalla Del Campo. Desde 1961 solo ha habido seis años hidrológicos que, en el periodo comprendido entre octubre y mayo, hayan acumulado menos precipitación que la actual. «Por lo tanto está siendo un año hidrológico muy seco», añade el portavoz de la Aemet.

La previsión es que estos próximos días continúe lloviendo y se siga reduciendo el déficit de precipitaciones que se arrastra. Hoy mismo casi toda la península está bajo aviso amarillo (lluvias y tormentas que pueden ir acompañadas de granizo). Durante el fin de semana y los primeros días de la próxima semana continuará el tiempo inestable, con lluvias y chubascos, que podrán ir acompañados de granizo. Y a partir del miércoles una borrasca atlántica dejará lluvias en buena parte de la península, sobre todo en la mitad occidental y Canarias, donde sus efectos se notarán un poco antes, a partir de este mismo lunes.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios