Borrar
Monjas clarisas de Burgos y Vizcaya rompen con el Papa y la Iglesia católica: «Nos llamarán herejes y locas»

Monjas clarisas de Burgos y Vizcaya rompen con el Papa y la Iglesia católica: «Nos llamarán herejes y locas»

Las religiosas muestran su fidelidad a Pablo de Rojas Sánchez-Franco, excomulgado por el anterior obispo de Bilbao

Julio César Rico

Burgos

Lunes, 13 de mayo 2024, 16:35

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Las monjas del convento de clarisas de Belorado y de Orduña (Vizcaya) están a punto de culminar un cisma similar al que provocó el falso Papa Clemente en Utrera, en Sevilla, en el famoso Palmar de Troya. Y es que la abadesa del convento de Belorado, Sor Isabel de la Trinidad, ha desvinculado su comunidad de Burgos y la de Orduña de la Iglesia Católica siguiendo a Pablo de Rojas, un ex cura excomulgado en Bilbao por el ahora arzobispo de Burgos Mario Iceta.

Los hechos pueden culminar esta tarde lunes a las 18:00 horas, cuando está prevista una misa oficiada por un personaje que nadie conoce, un tal José, enviado a la comunidad de Belorado por Pablo de Rojas. Si se consuma el episodio de cisma, las religiosas de Belorado se exponen a la excomunión, como el citado de Rojas.

Un cisma que se fragua en diferentes intrigas. De por medio hay una compra frustrada del convento de la orden de la localidad vizcaína de Orduña por 1,2 millones de euros en octubre de 2020 que se pactó en pagos y plazos de 75.000 semestrales que nunca se hicieron.

Además, las religiosas de Belorado, en un manifiesto firmado por Sor Isabel de la Trinidad, reniegan de la Iglesia Católica de Roma. Y se consagran a la jurisdicción religiosa de Pablo de Rojas, quien asegura haber sido ordenado sacerdote por el ex jesuifa Derrek Schell, consagrado obispo en el Palmar de Troya.

Las dos tramas se entremezclan, adivinando un oscuro trasvase entre ellas dos. Además, coincide en todo este entramado la imposibilidad de la religiosa Sor Isabel de la Trinidad a ser reelegida como abadesa por mandato de la regla de la orden.

El arzobispo de Burgos, Mario Iceta, ha asegurado esta mañana en una rueda de prensa que la abadesa no se ha dirigido a él, y que ha tenido que recurrir al párroco de Belorado, Ángel Santamaría, para recalar alguna explicación. Lo único que ha conseguido es saber «que un tal don José» oficiará la misa esta tarde.

Ante esta situación, Iceta ha exhortado a los fieles a «que se abstengan de participar en ningún acto litúrgico» que se lleve a cabo en el monasterio de Santa Clara de Belorado y en el de Orduña.

¿Quién es Pablo de Rojas?

Detrás de estas intrigas hay una realidad; un hecho que puede explicar qué hay en la recámara de esta situación, tan extraña como complicada. Cuando Mario Iceta era obispo de Bilbao recibió la instrucción de excomulgar, por orden de la Santa Sede, a Pablo de Rojas.

Este seminarista de Bilbao, un tanto extravagante y taciturno en su etapa de formación, se hizo ordenar obispo y se adscribió a la Pía Unión de San Pablo Apóstol, como «única iglesia verdadera de Cristo»; se refiere a la Iglesia de Roma como «la secta del conciliábulo».

Es más el manifiesto, supuestamente escrito por Isabel de la Trinidad, que recoge con pelos y señales toda la doctrina sectaria de Pablo de Rojas.

¿Estaría la raíz del problema de Belorado en una venganza de Rojas contra Iceta? Es algo que no se sabe con certeza y que podría ser una de las patas de este entramado, que tiene como actrices de reparto necesarias a las religiosas de Belorado.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios