Borrar
Aspecto exterior del inmueble donde ocurrió este trágico suceso en el barrio de Delicias en Valladolid. Rodrigo Jiménez
Una mujer se arroja al vacío tras discutir con su expareja en Valladolid

Una mujer se arroja al vacío tras discutir con su expareja en Valladolid

Murió tras caer de un tercer piso y tenía presentada una denuncia por violencia de género contra el hombre, que había infringido la orden de alejamiento

M. J. Pascual

Valladolid

Jueves, 21 de septiembre 2023, 23:44

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Una mujer de 31 años murió en la noche del pasado miércoles tras arrojarse al vacío desde un tercer piso de un inmueble en Valladolid. Por causas todavía no aclaradas, la vecina, de origen dominicano y madre de un hijo menor de edad, decidió acabar con su vida poco después de haber mantenido una discusión horas antes con su expareja en la misma vivienda, ubicada en la calle Algeciras del barrio de Delicias.

El hombre, que responde a las sglas C. A. G. L., de 28 años y nacionalidad española aunque natural de República Dominicana, fue detenido posteriormente por miembros de la Policía Nacional, aunque en este caso por vulnerar una orden de alejamiento impuesta por orden judicial. El motivo es que su exmujer, identificada como W. E. R. V. G., le había denunciado en varias ocasiones por varios presuntos delitos de violencia de género.

Según fuentes policiales, sobre las 23:30 horas recibieron el aviso de que una mujer se había precipitado por una ventana del tercer piso del edificio 6 de la calle Algeciras en la capital vallisoletana. Su expareja fue arrestada tan solo veinte minutos después por acudir a la misma vivienda, saltándose con ello la prohibición judicial que pesaba sobre él. Ella fue trasladada aún con vida en ambulancia al hospital Clínico, pero presentaba heridas tan graves que los médicos no le pudieron salvar la vida.

Les siguió a su casa

Según el relato de hechos que figura en el atestado del caso, W. E., junto con su hijo, que acababa de cumplir diez años, estuvieron desde las cinco de la tarde del miércoles en el bar en el que trabaja una amiga suya. Mientras ellas conversaban y el niño hacía los deberes, el hombre se presentó en el establecimiento, le entregó una cantidad de dinero, abonó las consumiciones de ambos y se fue inmediatamente.

Después de un rato, la mujer decidió marcharse con su hijo en dirección a su domicilio, pero se olvidó el teléfono móvil en el bar. Justo en ese momento, C. A. regresó y la amiga le indicó que su ex se acababa de ir con el pequeño. El joven les dio entonces alcance y les acompañó hasta su domicilio.

Familiares de la mujer, entre ellos la madre, se encontraban en el piso cuando saltó por la ventana

Durante el trayecto ambos empezaron a discutir y la pelea continuó en el interior del domicilio, donde tuvieron un forcejeo y el hombre llegó a empujar a la mujer. Finalmente él se marchó del inmueble. Durante el altercado, la madre pidió a su hijo que llamara a su amiga para que avisara a la policía y así lo hizo ésta llamado al 112, el número de urgencias.

Ella rechazó asistencia policial

A las 21:30 horas se personaron en la vivienda dos dotaciones de la Policía Municipal. Los agentes comprobaron en ese momento que la mujer y su hijo estaban solos y que el hombre se había marchado. Pero la víctima, al parecer, insistió en que «no quería nada con la policía y que no había tenido ningún problema con su ex pareja» y les cerró la puerta bruscamente.

Como los agentes no observaron indicios de malos tratos, finalmente se marcharon. Poco después llegaron al domicilio la madre, un hermano y un primo de la víctima, que en ese momento estaba muy alterada y enfadada, según varios testigos. Fue sobre las 22:50 horas, mientras sus familiares todavía se encontraban en la vivienda, cuando W. se lanzó por la ventana y acabó con su vida de forma trágica.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios