Borrar
Familiares y amigos muestran carteles de Esther López al coche en el que Óscar salió del juzgado. RODRIGO JIMÉNEZ
«Dejé a Esther, me fui a casa, me fumé un cigarrillo y me fui a la cama»

«Dejé a Esther, me fui a casa, me fumé un cigarrillo y me fui a la cama»

Óscar S., el amigo de la víctima que continúa en libertad como investigado, mantuvo invariable su versión durante una hora ante la jueza

J. SANZ

Valladolid

Martes, 26 de abril 2022, 10:09

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

La investigación en torno a la muerte de Esther López, en una causa abierta formalmente por la «desaparición y muerte de Esther López -sin más calificativos-», ha vuelto este lunes a la casilla de salida. La primera declaración ante la jueza que instruye las diligencias del ahora parece que principal investigado, Óscar S., el amigo de la víctima que, en teoría, fue el último que la vio con vida aquel 13 de enero, no ha variado la situación judicial. Ni la suya ni la del resto de investigados, tres hasta la fecha, que continúan como tales. Tal es así que la titular del Juzgado de Instrucción número 5 rechazó formalmente la solicitud del abogado de la familia de la víctima, personada como acusación particular, de enviarle a prisión y acordó mantener a Óscar, como hasta ahora, en libertad, y en calidad de investigado, después de tomarle declaración durante una hora. Tampoco dictaminó medida cautelar alguna sobre el interrogado.

Óscar mantuvo invariable durante su comparecencia, en presencia de su abogada, la «misma versión que ha ofrecido desde el principio y en todas sus declaraciones», según han confirmado fuentes jurídicas. «Dejé allí a Esther -en la vía de servicio de la carretera de Soria próxima al cruce de La Maña, me fui a mi casa, me fumé un cigarrillo en el salón y me fui a la cama», ha defendido Óscar antes de incidir, hasta la saciedad, en que «no sé nada más».

El amigo de la víctima, y de la familia, no ha ofrecido explicaciones en torno a las cuestiones técnicas que manejan los investigadores sobre posicionamientos de los móviles, activaciones del 'modo avión' de su terminal y del de la víctima o posibles manipulaciones de su vehículo, el Volkswagen T-Roc que ha sido desmontado literalmente por los agentes. «No lo entiendo» o «no tengo explicación», han sido sus respuestas en torno a estas cuestiones a preguntas, sobre todo, de la jueza, el fiscal y del abogado de la familia.

Carteles para pedir 'Justicia para Esther'

Una veintena de familiares, amigos y vecinos de Traspinedo se concentraron a las puertas de los Juzgados durante la comparecencia de Óscar, el amigo de la víctima, para pedir 'Justicia para Esther'. Todos ellos lucieron carteles con su fotografía y esa petición. Algunos de ellos llegaron a ponerlos ante las lunas del coche en la que salió y entró de los Juzgados, por el lateral de Torrecilla, el investigado. «Solo estamos aquí para pedir Justicia para Esther y que se aclare lo que ocurrió», explicaron sus familiares. La Policía se limitó a separarlas para permitir la salida del coche y no hubo más incidentes.

«Óscar siempre ha dicho lo mismo sobre lo ocurrido, siempre ha colaborado con los investigadores y lo único que queremos es que se esclarezca lo ocurrido y que se demuestre que, como hasta ahora, no hay nada que le vincule con esta causa», ha defendido su abogada sin querer ofrecer más detalles sobre su declaración más allá de incidir en que «siempre ha mantenido lo mismo».

El interrogado, durante su comparecencia, incidió en este sentido en que Esther viajó en su coche con él y con el también investigado Carlos G., al que dejó primero en su casa, detrás de La Maña. Después, en torno a las tres, reiteró que ella le dijo que quería seguir de fiesta, que discutieron y que la dejó finalmente a unos trescientos metros de La Maña, en la vía de servicio, para después irse a su casa, situada al otro lado de la carretera de Soria, en la urbanización El Romeral. «Fue la última vez que la vi», insistió.

Óscar, al igual que hizo durante sus declaraciones previas, ante la Guardia Civil, reiteró que ella misma, o él así lo interpretó, le mostró su intención de ir de vuelta a casa de 'Carolo' (Carlos G.) y que «no sabía si era su novio» o mantenían algún tipo de relación. También apuntó que ella conocía a otro vecino de su urbanización. Sin más. El caso es que el primer aludido, 'Carolo', siempre ha defendido que se bajó del coche y que se fue a su casa y que nadie llamó con posterioridad a la puerta.

«Esto rompe al pueblo»

«Todo esto rompe al pueblo», han coincidido en señalar hoy, a las puertas de los Juzgados, el teniente alcalde y un concejal de Traspinedo, Javier Martín y Enrique Parra, quien han destacado la entereza de los padres y de la hermana de Esther López a la hora de «transmitir tranquilidad y pedir paciencia para dejar trabajar a la Guardia Civil y mantener los ánimos calmados». Los dos reiteraron que lo ocurrido «ha sido un palo tremendo para el pueblo» y mantuvieron su voluntad de «estar con la familia para todo lo que necesiten»

Fuentes jurídicas apuntan a que las posibles contradicciones de Óscar hacen referencia a «matices en cuanto a las horas en las que se sucedieron los hechos aquella noche». Aunque siempre concluye que dejó a Esther con vida y que se fue a dormir a su casa.

La titular del Juzgado de Instrucción número 5, en cualquier caso, rechazó al término de la declaración las medidas cautelares solicitadas solo por el abogado de la familia, quien solicitó la prisión provisional para el investigado, el pago de una fianza de 60.000 euros o un periodo de detención de tres días con el fin de permitir la llegada de las últimas pruebas pendientes de las diligencias practicadas sobre Óscar (inspección de su chalé, de su móvil y de su vehículo). El fiscal se opuso también ha dichas medidas.

Ramón recupera su pasaporte y viajará a Cuba

Ramón G., el único detenido hasta la fecha por la muerte de Esther López, pero al que la jueza ha levantado ya las medidas cautelares que pesaban sobre él, ha podido recuperar este lunes su pasaporte y su abogada ha confirmado que tiene intención de viajar a Cuba, donde tenía previsto ir cuando fue detenido, con la intención de casarse. «Está contento con su situación y el siguiente paso será solicitar el archivo de la causa contra él».

Así que Óscar, que llegó a los Juzgados a las 12:15 horas (quince minutos antes de la hora a la que fue citado) en la parte posterior de un coche con las lunas tintadas, un vehículo camuflado de la Policía Nacional -así se acordó su llegada, y su posterior salida, en aras de garantizar su seguridad-, comenzó a declarar media hora después, concluyó su comparecencia ante la jueza una hora después y salió con la misma condición con la que entró, es decir, sin modificaciones relevantes en torno a su situación de «investigado en la causa abierta por la desaparición y muerte de Esther López», al filo de las dos de la tarde.

Familiares y amigos de la víctima, acompañados por otros vecinos de Traspinedo, recibieron el vehículo policial en el que viajaba Óscar, el mismo a su entrada y salida, con carteles con su fotografía en los que pedían Justicia para Esther, que le pusieron literalmente ante la ventanilla, sin que registraran más incidentes en este sentido.

El abogado de la familia declinó hacer declaraciones al término de la declaración de Óscar. Sí las hizo antes de entrar a los Juzgados. El letrado apuntó entonces que «su proceder no ha beneficiado a la causa», deseó que pusiera «fin en sus declaraciones a determinadas incógnitas sobre la muerte de Esther» y ya anticipó que solicitaría medidas cautelares contra él, como así hizo y rechazó la jueza.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios