Borrar
Un coche patrulla de la Guardia Civil en una imagen de archivo. Iván Arlandis
Prisión para el entrenador de atletismo que agredió sexualmente y grabó desnudas a varias menores

Prisión para el entrenador de atletismo que agredió sexualmente y grabó desnudas a varias menores

El presunto pederasta filmaba a las niñas con microcámaras que ocultaba en los baños y ha sido arrestado después de que la Guardia Civil de LLíria le interviniera numerosos vídeos de pornografía infantil

Belén Hernández y Javier Martínez

Miércoles, 3 de enero 2024, 12:32

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

El Juzgado de Primera Instancia y Número 2 de Llíria ha decretado prisión provisional y sin fianza para el entrenador de L'Eliana, José M. B. P., acusado de agredir sexualmente a varias menores y grabar pornografía infantil con cámaras que ocultaba en baños o vestuarios. Las víctimas tienen entre 12 y 16 años y cuatro de ellas han denunciado los hechos.

El presunto pederasta fue arrestado el 20 de diciembre en el marco de la operación 'Teuladi' e ingresó en prisión por orden judicial. Según las investigaciones, el entrenador colocaba microcámaras espía en los baños para grabar imágenes de las niñas desnudas. El pedófilo poseía numerosos dispositivos informáticos con grabaciones que están analizando los especialistas de la Guardia Civil.

Los agentes del Equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Llíria realizaron tres registros en dos viviendas de l'Eliana y Bétera, donde intervinieron abundante material informático y otros dispositivos en los que el pedófilo ocultaba cámaras para evitar que fueran detectadas. El detenido se acogió a su derecho a no declarar ante la Guardia Civil y negó los hechos, pero hay imágenes que le delatan cuando aparece en una de sus propias grabaciones en el momento que coloca una microcámara.

La Guardia Civil inspeccionó los baños y vestuarios del velódromo Luis Puig, instalaciones municipales donde entrena el club al que pertenecen algunas de las víctimas, pero no encontraron ninguna. También buscaron dispositivos de grabación en un almacén donde las chicas se probaban los uniformes del club de atletismo.

Algunas de las víctimas entrenaban en el velódromo y otras son menores de su entorno. El pedófilo colocaba las cámaras en diversos baños, tras aprovechar los entrenamientos en su vivienda, para grabar a las chicas cuando se cambiaban de ropa en una casa anexa y en dormitorios donde acudían amigas de sus alumnas.

La Guardia Civil también ha encontrado grabaciones realizadas, al parecer, en baños de instalaciones deportivas, aunque no ha podido determinar las localidades donde fueron filmadas. El entrenador provechaba sus conocimientos de informática para obtener y preparar el material de grabación.

El Equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Llíria continúa las investigaciones al sospechar que hay mas víctimas del presunto pederasta que todavía no han denunciado, ya que el pedófilo ha entrenado a más niñas en otros clubes.

Al detenido le imputan dos delitos continuados de agresión sexual a menores (tocamientos), un delito de corrupción de menores, cinco delitos contra la intimidad, un delito de revelación de secretos y un delito de tenencia de pornografía infantil, según han informado fuentes de la Comandancia de la Guardia Civil de Valencia. Las diligencias han sido entregadas al Juzgado de Primera Instancia y Número 2 de Llíria.

El arrestado se ganaba la confianza de las menores para abusar de ellas. La jueza de Llíria ha decretado prisión provisional sin fianza. El pasado 28 de diciembre, un mando de la Guardia Civil se reunió con los padres de algunas de las niñas entrenadas por el pedófilo en los últimos cuatro años.

Un sargento del instituto armado explicó a los progenitores que el hombre había sido arrestado por agredir sexualmente a varias menores y por grabarlas para obtener contenido pornográfico. Además, les ofreció ayuda y recursos para saber cómo afrontar la situación. También les pidió su colaboración en la investigación para descubrir si hay más casos.

Fuentes jurídicas han confirmado que son cuatro las víctimas, aunque no se descarta que presenten denuncias más menores ahora que ha trascendido el caso. A los padres de las menores les sorprendió mucho que los convocaran para una reunión extraordinaria en plenas fiestas navideñas.

Los hechos se descubrieron tras una agresión sexual a una menor. Cuando la víctima se lo contó a su madre, alguien del entorno del entrenador descubrió parte del material pornográfico y lo entregó a la Guardia Civil, según informaron las mismas fuentes jurídicas. El presunto pederasta residía en Bétera, pero fue detenido en el domicilio de un familiar en l'Eliana.

El pasado mes de noviembre, una macroperación contra la pornografía infantil se saldó con 10 detenidos en la Comunitat Valenciana y 121 arrestados en toda España. Seis de los pedófilos residían en la provincia de Valencia, dos en la de Alicante y otras dos en la provincia de Castellón.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios