Un pantano en Extremadura, donde los embalses rozan el 56% de su capacidad. / andy solé

La reserva hídrica pega un estirón por las lluvias y ya supera el 50%

En cuatro semanas, los embalses han ganado 3.300 hectómetros cúbicos, el equivalente a ocho meses de consumo urbano en toda España

J. A. G.

El agua embalsada en España sigue creciendo. Lo hace sin prisa pero sin pausa. Gracias a las lluvias de la última semana, las reservas hídricas del país superan por vez primera en el año el 50% de su capacidad. Según los datos facilitados por Embalses.net a partir de los indicadores del Miteco, los pantanos españoles han ganado 1.343 hectómetros cúbicos (hm3) respecto al martes pasado. La media de nuestras presas es del 50,9%, casi dos puntos y medio más (2,4) que hace justo una semana, cuando estaban al 48,5%. En su conjunto acumulan 28.533 hectómetros cúbicos, mucho mejor que hace justo un año, cuando contaban con 25.335 hm3 (el 45% de su capacidad), pero todavía peor que la media de los últimos diez años (31.785 hm3 y el 56,7% de capacidad).

El estirón ha sido notable en el último mes. En apenas cuatro semanas, en las que en buena parte de España se han registrado abundantes precipitaciones tanto en lluvia como en forma de nieve, la reserva hídrica del país ha ganado 3.340 hectómetros cúbicos, con un aumento de seis puntos en la capacidad total (del 45% a casi el 51%). Para hacernos una idea de lo que significa esa cantidad, equivale al consumo de agua de todas las ciudades españolas durante ocho meses.

Si esa media mensual de aportes se mantuviera en los próximos tres meses, rozaríamos los 40.000 hm3, el 70% de la capacidad global de nuestras presas, una situación inmejorable para afrontar un final de primavera y un verano que se presupone serán muy secos.

Todas por encima del 25%

El agua recogida ha beneficiado a prácticamente todas las cuencas y comunidades autónomas. Las mejores cifras las presentan los embalses de Asturias (93%), Galicia (89%) y País Vasco (68%). Murcia, (25,6%) y Andalucía (29,7%) cierran la tabla.

Los pantanos de regiones que suelen tener problemas de sequía, como Extremadura, no están nada mal (casi el 56% de su capacidad, igual que la Comunidad Valenciana). Algo peor, Castilla-La Mancha, con casi el 39%.

Llama la atención la situación de la húmeda Cantabria, que ahora mismo se sitúa en la España más seca por el nivel de sus pantanos. Esta comunidad acabó 2022 al 26%, y sus reservas hoy están al 32,5, seis puntos más gracias a que ha sido la región más beneficiada por las lluvias de la borrasca Gèrard.

El resto de los pantanos por regiones se reparten de la siguiente manera: Madrid y La Rioja (66%), Castilla y León (64%), Aragón (52%), Navarra (48%) y Cataluña (42%).