Borrar
Una mujer elimina por primera vez el VIH por un trasplante de células madre

Una mujer elimina por primera vez el VIH por un trasplante de células madre

La 'paciente de Nueva York', que lleva 30 meses sin el virus, se suma a los tres enfermos que han visto remitir la infección con una técnica similar

Álvaro Soto

Madrid

Jueves, 16 de marzo 2023, 16:29

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Por primera vez una mujer ha logrado eliminar el VIH gracias a un trasplante de células madre. La llamada 'paciente de Nueva York' es la cuarta persona en el mundo que consigue dejar atrás el virus del sida con una técnica muy concreta: el trasplante de células madre resistentes al VIH. La particularidad de su caso es que estas células madre han sido obtenidas del cordón umbilical, en lugar de células adultas de donantes compatibles, como ocurrió con los tres varones. Además del VIH, los cuatro enfermos sufrían un cáncer en la sangre que les impedía recibir otro tipo de terapia.

La 'paciente de Nueva York' ha cumplido 30 meses sin rastro del VIH y de la leucemia y sin tomar medicación antirretroviral. «Actualmente está clínicamente sana, libre de cáncer y de VIH. En cualquier caso, lo denominamos una posible cura más que una cura definitiva, a la espera de un período de seguimiento más largo», argumenta Yvonne Bryson, especialista de la división de Infecciosas del Departamento de Pediatría de la Universidad de California (Los Ángeles) y autora del estudio, que fue publicado este jueves por la revista Cell.

En todo el mundo, 38 millones de personas están contagiadas por el VIH, una infección que es incurable, sin vacunas ni medicamentos que acaben con ella, y que únicamente se puede controlar con antirretrovirales, que deben tomarse toda la vida, ya que el virus permanece en el cuerpo en estado de latencia y despierta si la medicación deja de administrarse. El trasplante de células madre se ha utilizado como recurso sólo en pacientes que también sufren un cáncer porque es una técnica con una muy alta tasa de mortalidad (hasta el 40%) y por tanto, los médicos se decantan por recetar los antirretrovirales, pero «amplía las oportunidades para que las personas que viven con el VIH y requieren un trasplante para otras enfermedades alcancen la curación», señala Bryson.

El trasplante de células madre se usó por primera vez en 2009 con el llamado 'paciente de Berlín', que se libró del virus, igual que les ocurrió posteriormente al 'paciente de Londres' y al 'paciente de Düsseldorf', cuyo caso se conoció hace apenas un mes. Los tres recibieron el trasplante de células madre (una operación que consiste en vaciar la médula ósea, donde están las células madre, y volver a rellenarla con células madre sanas) como parte de sus tratamientos contra el cáncer. En todos los casos los científicos buscaron además que las células procedieran de adultos compatibles que portaban dos copias de la mutación CCR5-delta32, una mutación natural que confiere resistencia al VIH al impedir que el virus penetre en las células y las infecte.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios