Borrar
Imagen del piso incendidado en La Vila. Nicolás Van Looy
Fallecen un niño, su abuela y su padre en el incendio de una vivienda de Alicante

Fallecen un niño, su abuela y su padre en el incendio de una vivienda de Alicante

15 personas han resultado heridas por inhalación de humo. Se llegaron a evacuar a 100 personas y muchos vecinos tuvieron que ser confinados en sus casas

Óscar Bartual | Bardisa Nicolás Van Looy

Lunes, 4 de marzo 2024, 08:52

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Un grave incendio de una vivienda en La Vila Joiosa ha acabado en tragedia. Las llamas han devorado una vivienda de una planta 11 y han acabado con la vida de tres personas, todos ellos de la misma familia, la abuela, el padre y el hijo menor de edad, de cinco años. Además, hasta 15 personas resultaron heridas en el suceso, según confirman desde el Centro de Información y Coordinación de Urgencias (CICU).

El fuego afectó a un edificio de 24 plantas ubicado en la zona de La Cala de La Vila. Debido a la gravedad de las llamas se tuvieron que evacuar a unas 100 personas, aunque muchas otras tuvieron que ser confinadas en sus viviendas colindantes, tal y como explican desde el Consorcio Provincial de Bomberos de Alicante (CPB).

El virulento incendio, que se produjo en la planta 11 de este gran edificio de 24 alturas, afectó a espacios comunes como el rellano y obligó a los bomberos a evacuar la zona y asegurar a los vecinos cercanos a la residencia, quienes se tuvieron que confinar en sus casas.

Fue el caso de Ronela, una vecina que vive tan solo dos puertas de distancia del piso afectado. La mujer cuenta a TodoAlicante como pasó «mucho miedo» durante el incendio y asegura que había «mucho humo y era imposible salir por las llamas». Finalmente los bomberos, una vez apagado el fuego, pudieron rescatar a la vecina.

El mismo miedo sintieron Marina Costa y Daniel Serrano, vecinos del segundo que fueron evacuados del bloque. Marina explica que se despertaron con los gritos y la luz que hizo el fuego y bajaron rápidamente a la calle. Ambos insisten en que los bomberos vinieron «rapidísimo» y a las cinco de la mañana ya pudieron empezar a subir a los pisos y dormir con «tranquilidad».

Al lugar ha acudido el presidente de la Diputación de Alicante, Toni Pérez, junto al alcalde de La Vila, Marcos Zaragoza. Pérez ha lamentado en declaraciones a medios la pérdida de vidas que ha dejado este incendio y ha querido resaltar la «actuación tan diligente que ha permitido que fuese un incendio prácticamente confinado y que solo ha afectado a una única vivienda».

El presidente del organismo provincial ha asegurado que gracias a esta rápida actuación de los bomberos y fuerzas de seguridad en plena noche «no ha habido traslación, más allá de alguna zona del rellano, a la urbanización o a la propia infraestructura del edificio».

«Ha sido una desgracia», comentaba el primer edil de La Vila. Zaragoza ha lamentado las víctimas y ha asegurado que gracias a la rápida actuación «no han habido más, afortunadamente». El primer edil avanza que se están esclareciendo las causas para saber «si hay que hacer alguna revisión en el edificio», pero insiste que el buen funcionamiento de los sistemas de fuego y la fachada de hormigón previnieron desgracias como la de Campanar.

Precisamente Zaragoza admite que estuvo toda la noche pensando en la tragedia de Valencia. «Me vino a la cabeza lo de Campanar», pero al ser el incendio tan localizado y la rápida actuación y la fachada de hormigón ayudaron a no lamentar hechos mayores.

El incendio

La tragedia se produjo a las 2.15 horas de la madrugada de domingo al lunes. El CICU recibió un aviso del incendio de una vivienda en un edificio de la avenida Marineros, en la zona de La Cala de La Vila. Aunque los bomberos consiguieron estabilizar el incendio a las 3.32 horas, no ha sido hasta primera hora de esta mañana cuando la intervención de los servicios de emergencia ha finalizado.

El fuego que ha afectado a la vivienda ha dejado además a 15 personas intoxicadas por el humo, teniendo que ser todas ellas, excepto un hombre, trasladadas al hospital Marina Baixa para ser atendidas por la inhalación de los gases derivados del incendio, aunque según avanzan, ya han sido todos dados de alta.

Tras los avisos a emergenciasse desplazaron hasta el lugar una unidad SAMU, otra de Soporte Vital Básico y dos convencionales para atender a los heridos. Los servicios médicos asistieron a unas 15 personas por inhalación de humo, siete de ellas mujeres de entre 24 y 67 años y el resto hombres de entre 13 y 57 años.

Uno de los asistidos por los servicios médicos del CICU era un policía de la localidad, quien recibió el alta 'in situ'. El resto de heridos tuvieron que ser trasladados al hospital Marina Baixa de La Vila mediante las dos ambulancias convencionales para ser atendidos. Por el momento la Guardia Civil investiga las causas del fuego, aunque no hay ninguna hipótesis clara sobre sus causas.

En la intervención el consorcio empleó una unidad mando jefatura, una bomba urbana pesada y una autoescalera. En las labores de extinción participaron un sargento, dos cabos y 15 bomberos de los parques de Benidorm y San Vicente.

Con el miedo por la tragedia de Campanar

Hace tan solo unas semanas ocurrió el incendio de Camapanar, en Valencia. La tragedia que acabó con varios muertos no se ha borrado de las mentes de muchos vecinos de grandes edificios. La imagen del virulento incendio de Valencia y sus consecuencias se le vino, irremediablemente a la mente a dos vecinos, Marina Costa y Daniel Serrano.

Estos narran como, junto con otros vecinos, comenzaron a pensar, con miedo, en el fuerte incendio que arrasó con el edificio de Campanar. «Teníamos miedo de que el revestimiento del edificio hiciese el mismo efecto», aseguran ambos, quienes explican que al final se quedaron más «tranquilos» al ver que el incendio fue rápidamente controlado por los bomberos.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios