Borrar
Feria del ajo de Zamora. Ical
Buena calidad en la campaña del ajo, que reduce un 23,5% su superficie

Buena calidad en la campaña del ajo, que reduce un 23,5% su superficie

En el conjunto del país también se espera una caída de hectáreas de entre el 15% y el 20%, en un año en el que acompañan los precios

S. G.

Viernes, 14 de junio 2024, 08:35

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Entre las muchas tareas agrícolas que se desarrollan durante el mes de junio, se encuentra la de recoger los ajos. En la zona de Vallelado (Segovia), por ejemplo, ya se está terminando con la variedad 'spring', tanto en su modalidad blanca como violeta. Según indica Óscar Cuéllar, presidente de la Asociación Ajo de Vallelado, «la calidad es buena, quizás por el frío de marzo no haya habido tanta producción pero lo que se ha ido arrancando se ha visto que la calidad es muy buena».

Para el ajo blanco autóctono de esta zona, que se extiende por las provincias de Segovia y Valladolid, todavía quedan unos 25 días para su arranque y lo que se aprecia, a día de hoy, es que «el cultivo va muy bien, está sano, en principio si no llueve, habrá buena calidad», añade.

La superficie de ajo va a disminuir esta campaña entre un 15% y un 20% en todo el país. En el caso de Castilla y León, se ha visto mermada en un 23,5%, situándose en 1.944 hectáreas.

En el conjunto del país se va a pasar de las 24.876 hectáreas de 2023 a las 20.926 actuales, según los datos adelantados en el mes de marzo por la Asociación Nacional de Productores y Comercializadores de Ajo. Así, Castilla-La Mancha, principal productora de ajo en España, disminuirá la superficie en un 14%, con 15.535 hectáreas; seguida de Andalucía, con 2.410 hectáreas y un descenso del 23%, y la propia Castilla y León.

Cuéllar asume que «la producción nacional baja y van desapareciendo productores», algo que no se ve compensado con los que se quedan en este sector tan concreto.

Independientemente de la subida de los costes de producción, este productor identifica como otro de los grandes problemas del sector la prohibición en el uso de fitosanitarios. «Han quitado todos los herbicidas y fungicidas para los ajos de contacto, casi se trata de una producción en ecológico», señala. También apunta a la falta de mano de obra como otro gran problema, ya que «sigue sin haber y mientras que antes se arrancaban con máquinas y cuadrillas que cortaban a mano, ahora ya no hay personal y se arranca con máquinas cortadoras».

En el caso de los productos fitosanitarios, el grupo del ajo que conforman Italia, Francia y España, así como de sus respectivas administraciones, adoptó el pasado mes de marzo en Italia, la propuesta planteada por la Asociación Nacional de Productores y Comercializadores de Ajo, ANPCA y FEPEX, para que las autorizaciones de productos fitosanitarios «se realicen de manera zonal y no por Estado miembro con el fin de tener una mayor disponibilidad de fitosanitarios».

Precio

Por último, Óscar Cuéllar se refiere al precio del ajo, que está más alto que el año pasado. «Se sitúa alrededor de 1,50 euros por kilo cortados a todo monte», que quiere decir que se incluyen todos los calibres y que los ajos ya están cortados. «Es un precio rentable», reconoce, pero ya adelanta que «a medida que vayan desapareciendo productores van a costar mucho más». El año pasado, por ejemplo, «se tuvieron que traer ajos de China porque no había». Otra de las zonas de referencia para este cultivo es Zamora donde cada año se celebra la feria con motivo de San Pedro.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios