Borrar
Una parcela de secano en la provincia de Valladolid, lista para empacar esta campaña. José C. Castillo
España y Portugal solicitarán a la EU la adopción urgente de medidas frente a la sequía

España y Portugal solicitarán a la EU la adopción urgente de medidas frente a la sequía

Luis Planas y Maria do Céu Antunes han coincidido en coordinar acciones para que la UE active la reserva de crisis de la PAC ante la reducción de cosechas por la falta de precipitaciones, una medida que también cuenta con el apoyo de Francia

Somos Campo

Jueves, 25 de mayo 2023, 18:21

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

España y Portugal pedirán de forma conjunta en Bruselas la adopción de medidas para paliar los efectos de la sequía en la agricultura europea. Entre ellas, la activación urgente del fondo de reserva de crisis de la Política Agraria Común (PAC) y el incremento de los anticipos hasta el máximo legalmente permitido.

Así lo han acordado el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, y su homóloga portuguesa, Maria do Céu Antunes, en la reunión bilateral mantenida en Lisboa. Ambos han acordado expresar esta necesidad con una sola voz, ante los estragos que la intensa sequía está causando en la península ibérica, en el próximo Consejo de Ministros de Agricultura y Pesca de la Unión Europea (UE).

Los dos países, junto con el apoyo de Francia e Italia, expresarán ante la Comisión Europea (CE) en el próximo Consejo del 30 de mayo, la necesidad de activar todas las medidas necesarias ante un problema europeo, como la sequía.

Según destacan en un comunicado remitido por el Ministerio, Luis Planas ha destacado las «magníficas relaciones» entre España y Portugal, que son clave, porque «ambos comparten un mismo territorio, tienen que hacer frente a problemas similares y, juntos, defenderán ante la Comisión Europea la activación de medidas urgentes para ayudar a los agricultores y ganaderos».

El ministro ha recordado que el pasado 24 de abril remitió una carta al comisario de Agricultura, Janusz Wojciechowski, en la que solicitaba a la Comisión Europea (CE) el establecimiento de medidas urgentes para paliar la situación la sequía. Esta iniciativa también cuenta con el respaldo de Francia, tal y como confirmó pocos días después de su envío el ministro Marc Fesneau a Luis Planas en otra reunión bilateral que mantuvieron en París a finales del pasado mes.

Cambio climático

Las actuales condiciones climáticas han ocasionado graves daños en la agricultura y la ganadería en la península ibérica y también en otros países comunitarios. «El cambio climático se ha traducido en un fuerte recorte de las precipitaciones, altas temperaturas -con récords en el mes de abril- y lluvias torrenciales y episodios de granizo que también han hecho mella en las producciones al aire libre y en los pastos», recuerdan desde el Ministerio. En España y Portugal la evolución de las campañas de secano y la ganadería extensiva han sido las más afectadas por estas circunstancias, a lo que hay que sumar las restricciones de las dotaciones de agua para la agricultura de regadío debido al poco volumen embalsado.

En el último Consejo Consultivo de Política Agrícola, el ministro detalló a los responsables autonómicos del ramo las peticiones que España propone a la CE para flexibilizar la PAC y respaldar a los productores frente a la sequía, así como para pedir su colaboración para el reparto de las ayudas directas adoptadas por el Gobierno, que cuentan con un presupuesto de 636 millones de euros.

España ya ha solicitado la activación de la reserva de crisis y poder recurrir a los fondos de desarrollo rural (FEADER) «para tratar de aliviar la situación de los agricultores, de manera análoga a lo habilitado en el pasado para paliar los efectos de guerra en Ucrania en el precio de las materias primas e insumos agrícolas y ganaderos».

Otra de las peticiones es que se preste la máxima atención a las medidas administrativas en torno a la PAC 2023-2027, con excepciones y flexibilidades para los programas operativos de las organizaciones de productores, el programa de apoyo al vino y el régimen de autorizaciones para las plantaciones de viñedo.

España y Portugal también apuestan por que los anticipos correspondientes a la solicitud única para las ayudas PAC 2023 puedan pagarse antes de que hayan finalizado los controles sobre el terreno y que la CE estudie la posibilidad de flexibilizar los requisitos en determinadas prácticas de la condicionalidad reforzada, los ecorregímenes y las ayudas asociadas que recoge la actual política agraria europea.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios