Borrar
Inauguración del Congreso de Cooperativas Agroalimentarias, este jueves en Zamora. Ical
El Plan del Cooperativismo suma 44 líneas de actuación y 23 millones

El Plan del Cooperativismo suma 44 líneas de actuación y 23 millones

La nueva hoja de ruta para 2024-2027 ha sido presentada en el VI Congreso de Urcacyl que todavía mañana viernes, se celebra en Zamora

Silvia G. Rojo

Salamanca

Jueves, 30 de noviembre 2023, 20:38

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

'La fuerza del compromiso' es el lema bajo el que durante la jornada de ayer y también hoy mismo, se está desarrollando el VI Congreso Cooperativas Agroalimentarias de Castilla y León organizado por Urcacyl y en cuyo marco se ha presentado el Plan Estratégico del Cooperativismo Agrario 2024-2027, que a lo largo de todo el año han trazado desde la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural y para el que han contado de forma estrecha, precisamente, con las cooperativas que integran la Unión Regional.

Ese lema y la palabra «compromiso» tienen mucho que ver con parte de lo que la directora general de Industria y la Cadena Alimentaria, María José González, desgranó en torno a este plan, que suma 44 líneas de actuación y cuenta con una partida de 23 millones de los que cerca de 2,7 procederán de recursos propios de la Junta de Castilla y León, a los que se añaden un total de 20,7 millones de euros cofinanciados con el Fondo Europeo Agrario de Desarrollo Rural (FEADER).

La propia directora general explicó que no todas las cooperativas tienen el mismo punto de partida por lo que las medidas están pensadas para cuatro grupos, en función de la facturación.

En primer lugar, esta hoja de ruta apuesta por el desarrollo de un plan de formación de gestión cooperativa que en el caso de los integrantes de cualquier consejo rector de una entidad asociativa prioritaria «se trata de la liga de los grandes y hay que estar preparado». También se quiere trabajar con los jóvenes a través de la creación de diferentes grupos que tengan encuentros periódicos y que sirvan para interiorizar este modelo cooperativo. De igual modo, estiman necesario formar a los nuevos socios que «no tienen sensación de que entran a una empresa, de que una parte es suya».

Otra medida será la creación de un plan de formación en digitalización que se podrá ejecutar, en función de las necesidades de cada cooperativa, con el apoyo de una empresa externa que la acompañará en el proceso.

Sobre el volumen óptimo de las cooperativas se quiso ser muy cauto, «tiene que ser competitivo, con una dimensión relevante sin perder la identidad», declaró la directora, y eso se consigue incorporando socios, uniendo cooperativas, con una estrategia o aumentando el volumen.

Nuevos socios

En este sentido, se busca facilitar la adhesión de nuevos socios, pero también animando a los procesos de fusión, integración y acuerdos intercooperativos. Igualmente se estimulará la implantación de nuevos servicios de gestión de la cooperativa, mediante el apoyo a la contratación de personal técnico y para el caso de las cooperativas ganaderas, se apoyará la contratación de 'correturnos', para mejorar la calidad de vida de los ganaderos.

Entre las iniciativas que se impulsarán para alcanzar estos objetivos destaca la creación de un Máster de Cooperativismo Agroalimentario, concebido como instrumento para dar a conocer esta fórmula en el sistema educativo. Además se apoyará que las cooperativas contraten servicios de comunicación para difundir su actividad.

González concluyó que las cooperativas «tienen unos productos, tienen una forma de trabajar y han fracasado o hemos fracasado en comunicar todos esos valores y monetizarlos porque el ciudadano de a pie quiere productos que vengan directamente del productor y las cooperativas son unas empresas de familias».

Un modelo «cerca del territorio» que factura 4.000 millones

El vicepresidente de la Junta, Juan García-Gallardo, también tomó parte en este Congreso de Cooperativas y defendió el modelo como el «más equitativo y resistente» en el que las decisiones se toman «más cerca del territorio, lo que facilita el principio de realidad y proximidad». También resaltó que puede jugar un papel esencial para facilitar el relevo generacional y el impulso a las familias, uno de los asuntos que se trató en unas de las mesas redondas organizadas con motivo de la cita.

«Este modelo debe ser el ariete que nos permita luchar contra el invierno demográfico de Castilla y León», aseguró en referencia a los bajos índices de natalidad y crecimiento vegetativo de Castilla y León.

Por su parte, Fernando Antúnez recordó que el sector cooperativo agrupa a más de 37.000 familias y que factura cerca de 4.000 millones de euros, además de contar con cerca de 4.000 empleos directos y un número difícil de precisar de empleos indirectos. «Quizás, el mundo agroalimentario está por encima de la automoción dentro de lo que es el primer sector económico de Castilla y León», indicó, en declaraciones recogidas por Ical.

«Queremos que, cuando vayas al lineal, sea un sello identificativo de que es un producto cooperativo y te dé la sensación de que se ha producido en un sitio cercano, que toda la trazabilidad está controlada y que la garantía está asegurada, de manera que, cuando compras ese producto, estás contribuyendo a que esa riqueza que pueda generar se reparta entre los agricultores y ganaderos de esa zona».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios