Borrar
Constitución del Consejo Agrario de Castilla y León, hoy en Valladolid.
El sector agrario pide flexibilidad en la PAC para gastar lo menos posible este año

El sector agrario pide flexibilidad en la PAC para gastar lo menos posible este año

La sequía centró la constitución del nuevo Consejo Agrario de Castilla y León tras las elecciones del pasado mes de febrero

Silvia G. Rojo

Jueves, 20 de abril 2023, 21:06

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Como no podía ser de otra manera, la sequía centró el acto de constitución del Consejo Agrario de Castilla y León que debía conformarse tras las pasadas elecciones del mes de febrero. A partir de ahora, Asaja contará con tres representantes, la Alianza UPA-COAG con dos y UCCL con uno.

Desde la región se quiere actuar con una sola voz y en los próximos días las organizaciones profesionales agrarias trasladarán una serie de propuestas a la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural que, por otra parte, el consejero Gerardo Dueñas pueda llevar a la próxima Conferencia Sectorial en el Ministerio. En cualquier caso, tal y como se adelantó, muchas de estas propuestas tendrán que ver con la flexibilización de determinados aspectos de la PAC (Política Agraria Común), con el objetivo principal de que este año, se gaste lo menos posible.

«Queremos que se flexibilice la PAC y el tema del seguro para tener el mínimo gasto posible», indica el presidente de Asaja Donaciano Dujo, que pone como ejemplo que en caso de tener que sembrar girasol para cumplir con un ecoregimen, esto se pueda evitar si no ha llovido y se sabe a ciencia cierta que no va a nacer. Esto sería de aplicación también para aquel grano que no se va a dar y se pueda cosechar en verde. Dujo reclamó, igualmente, el análisis de la situación actual y a futuro con la creación de una mesa de la sequía de Castilla y León; también apostó por dotar al sector de liquidez con ayudas directas y con préstamos a interés cero y largas carencias.

Lorenzo Rivera, coordinador de la Alianza UPA-COAG, recordó que la sequía se ha convertido en un problema estructural, «en seis años hemos tenido tres: en 2017, 2019 y 2022, ya estamos acostumbrados, el año pasado en las provincias del sur se cogieron 2.000 kilos ce cereal pro hectárea».

Comenta que las medidas que se piden pasan por «ayudas directas, créditos cero, ayudas fiscales, ayudas a los ganaderos con el tema del agua y la paja y forraje que no van a tener».

Sobre la PAC insiste en que la condicionalidad «complica más» por eso pide que en algunos aspectos se deje cierta libertad para que por lo menos las tierras puedan quedar preparadas para el año que viene si no se coge nada.

Jesús Manuel González Palacín, coordinador de UCCL, coincidió en ese aspecto de la flexibilización en un año que ya adelanta puede ser de «catástrofe absoluta». Su organización estima pérdidas de más del 70% en el cereal de invierno si no llueve en los próximos 10 días.

González también apuntó hacia la complicada situación de los ganaderos a los que no solo se les ha disparado el precio de paja y forrajes sino que en función de la campaña, tendrán más o menos disponibilidad de los mismos.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios