Borrar
Siembra de patatas esta semana en Honcalada, Valladolid. Javier Arroyo
El tiempo da una tregua y comienza «lentamente» la siembra de patatas

El tiempo da una tregua y comienza «lentamente» la siembra de patatas

Los productores estiman que se mantendrá la superficie aunque esta campaña se encuentran con dificultades para encontrar semilla

S. G.

Viernes, 22 de marzo 2024, 00:18

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

adolid. La ausencia de precipitaciones durante la semana pasada y las altas temperaturas han dado una tregua al campo que, en el caso de la patata, ha permitido comenzar con las siembras de variedades tempranas. Madrigal de las Altas Torres en la provincia de Ávila, Carpio, Alaejos, Tordesillas y algo de Medina del Campo, todos en Valladolid, son algunos de los municipios en los que ya avanzan esas siembras que, en palabras de Eduardo Arroyo, presidente de la Asociación de Productores de Patata de Castilla y León (Appacyl), «se están haciendo lentamente en las parcelas más sanas, pero si no llueve en los próximos días, las siembras serán generalizadas».

Esta labor acumula, más o menos, una semana de retraso por lo que «todo lo que se siembre ahora hace que ya estemos escalonando y es que además, hay tierras en las que no se podrá entrar hasta que no estén saneadas, todavía tienen mucha humedad».

Arroyo siempre recuerda que este escalonamiento «viene bien a la hora de los arranques porque no se producirán todos a la vez, no estarán disponibles todas las patatas al mismo tiempo».

El presidente de Appacyl comenta que desde el mes de septiembre a la actualidad «se han acumulado 500 litros de agua por metro cuadrado, eso hace muchísimo que no lo veíamos, pero la falta de lluvias y las altas temperaturas de días pasados han ayudado a que el campo se vaya saneando».

Una vez sembrada la patata necesita entre 30 y 40 días para comenzar a nacer, «con las temperaturas frescas tarda en germinar», explica Arroyo, al tiempo que avanza que esta campaña se va a mantener la superficie del año pasado, algo más de 16.600 hectáreas en la región.

«Hay gente que no va a poder sembrar más porque no hay semilla, está siendo complicado, y la que está disponible es de un calibre grueso lo que hace que se tengan que partir antes de sembrar, esto hace años que no veíamos». Además de que con la patata de más calibre hacen falta más kilos para la siembra, puede complicarse su buen desarrollo si vienen lluvias porque tiene un mayor grado de pudrición.

Arroyo es de los que piensa que las necesidades actuales del mercado «son mayores, no vamos a cubrir las necesidades de los embolsadores».

En estos primeros inicios de siembra, el presidente de los productores llama a la calma, «no hay que ir con prisa, se tienen que hacer las cosas bien, con el terreno sano para que haya un buen desarrollo».

Hasta primeros de abril es el momento de sembrar la patata temprana; a partir del 5 y hasta finales de abril es el turno de los ciclos intermedios mientras que los más largos se reservan para primeros de mayo. Hasta el 15 de mayo se siembran patatas.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios