Borrar
Agricultores de La Moraña durante su visita a los campos de ensayo de Cisla. SC
UPA acerca a una veintena de agricultores las ventajas de la mejora genética vegetal

UPA acerca a una veintena de agricultores las ventajas de la mejora genética vegetal

La organización trabaja con diferentes campos de ensayo para buscar soluciones ante las comprobadas temperaturas cada vez más elevadas y el mayor estrés hídrico

Somos Campo

Miércoles, 12 de junio 2024, 16:44

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Un grupo de unos veinte agricultores han visitado el campo demostrativo de cereales que ha desarrollado UPA ÁVILA esta campaña en el término municipal de Cisla.

Este trabajo realizado por esta organización tiene como objetivo conocer de primera mano los resultados de rendimientos entre las distintas opciones en la elección de semillas, ya sea R-1, R-2 o R-3. De este modo, «queremos disponer de datos de producción sobre cómo se ha comportado cada una de las variedades agronómicamente hablando, y así sacar conclusiones de variables como el rendimiento final, que sirvan al conjunto de agricultores de la zona para tomar la mejor elección en próximas campañas», informan desde la organización. De momento, y en esta campaña, se ha detectado un mayor ataque de hongos con efectos visibles en las variedades R-3 respecto a las R-1 y R-2.

Este trabajo que está llevando a cabo UPA ÁVILA se enmarca dentro del acuerdo de colaboración de las organizaciones profesionales agrarias con Grano Sostenible y en el marco del proyecto Agricultores Contra el Cambio Climático, y busca tener resultados fiables después del seguimiento de las parcelas durante los últimos meses para conocer dónde radica el secreto de mejores rendimientos, en este caso en base a la elección del tipo de semillas que se haga.

UPA ÁVILA está logrando de primera mano gracias al trabajo de varias campañas, y por lo tanto en distintas condiciones climáticas, informaciones que «nos conducen a concluir que la mejora genética vegetal resulta ventajosa y económicamente viable para los agricultores en una comarca cerealista como es La Moraña, en un contexto de cambio climático como el actual», señalan estas mismas fuentes.

La apuesta por la investigación que ha iniciado UPA «responde a la necesidad de tener soluciones ante las comprobadas temperaturas cada vez más elevadas y el mayor estrés hídrico que sufren las plantas en una provincia como Ávila. Esto nos obliga a los agricultores a conocer qué tipo de semillas se adaptan mejor a estas incidencias naturales que ya son habituales».

Historial de ensayos

El historial de datos de gracias a estos campos demostrativos de los últimos años «nos demuestran con resultados fehacientes que semillas R-1 y R-2 de cebada o trigo son más productivas que una R-3 de reempleo de tercer año, en algunos casos con diferencias de rendimiento de hasta en un 20 %», aseguran desde UPA. En este sentido, «nuestra evaluación demuestra a pie de campo que una buena semilla, y por lo tanto las inversiones que se siguen haciendo por parte de las empresas para lograrlas, resultan fundamentales para la viabilidad de las explotaciones cerealistas de nuestra provincia».

La mejora genética vegetal junto a las nuevas tecnologías e innovaciones en el marco de la nutrición, de la protección de cultivos o de la mejora de la salud del suelo son conclusiones a las que está llegando UPA Ávila con sus trabajos sobre el terreno.

En apenas quince días, la organización agraria hará públicos los rendimientos obtenidos en las tierras para conocer si, como todo apunta, vuelven a demostrarse las ventajas de uso de la semilla certificada, y por lo tanto el impacto que la nuevas técnicas científicas y la investigación son ya el presente y el futuro más prometedor que garantice una agricultura moderna, competitiva y adaptada al cambio climático.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios