Borrar
Dime cómo es tu madre y te diré qué 'gadget' regalarle

Dime cómo es tu madre y te diré qué 'gadget' regalarle

Ideas tecnológicas para sorprender el próximo 5 de mayo

J. Castillo

Lunes, 22 de abril 2024

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Cada año que pasa, regalar con motivo del Día de la Madre se convierte en una tarea mucho más complicada. Y es que, como ellas acostumbran a decir, ya tienen «de todo». Puestos a encontrar un obsequio que revista utilidad, lo mejor es alejarse de los tradicionales ramos de flores, pañuelos y perfumes en favor de los últimos dispositivos tecnológicos.

Sí, puede que nuestra madre no sea la más 'techie' del lugar, pero si algo ha demostrado la popularización de los smartphones (con WhatsApp a la cabeza), es que para todo hay una primera vez. A dicho propósito hemos seleccionado algunos de los artículos más demandados en base a diferentes perfiles; todo con el objetivo de sorprender a quien más quieres el próximo 5 de mayo.

Para quienes trabajan fuera de casa

Pensando en esas madres que frecuentan el transporte público en sus desplazamientos hacia el puesto de trabajo, uno de los 'gadgets' más recomendados son los auriculares inalámbricos con tecnología de cancelación de ruido. Ésta neutraliza el sonido ambiente de forma que el usuario pueda aislarse del entorno (como un vagón de metro atestado a primera hora de la mañana) y concentrarse en su música o el programa de radio de turno.

Los lectores de libros electrónicos también están triunfando en el mismo contexto: aunque leer en el móvil es una posibilidad al alcance de cualquiera, hacerlo en un dispositivo dedicado, con pantalla de tinta electrónica, resulta mucho más cómodo y seguro para la vista. A la hora de escoger modelo procuraremos que cuente con un panel de al menos 7 pulgadas (las hay con brillo ajustable, por si queremos leer de noche); conectividad a Internet para descargar libros en cualquier parte; y una capacidad de almacenamiento, como poco, de 16GB.

Ya en la oficina, se agradecen las llamadas tazas inteligentes. Son capaces de mantener las bebidas a la temperatura que indiquemos mediante una aplicación para el móvil, además de incluir una cómoda base de carga sobre la que basta apoyar la loza. Así, el café nunca volverá a quedarse frío.

Para deportistas

Toda amante del running o asidua del gimnasio encontrará un compañero indispensable en las pulseras de monitorización o los relojes inteligentes. Estos dispositivos cuantifican los pasos dados y las calorías consumidas según el tipo de entrenamiento que solamos practicar, lo que resulta muy útil para fijarse unas metas diarias y superarlas. Los modelos más caros cuentan con datos móviles, lo que permite dejarnos el teléfono en casa y salir a correr con mayor comodidad.

En esos paseos al aire libre también resultan muy prácticas las gafas de sol inteligentes que acaban de salir al mercado. Sus patillas integran unos auriculares descubiertos (que tan solo oye quien las lleva puestas) para no abstraernos completamente del entorno. Algunas cuentan además con micrófono (para interactuar con un asistente de voz) y cámara, para tomar fotos o grabar vídeos desde nuestra perspectiva.

Una vez completada la rutina diaria, por último, no está de más obsequiar a la deportista con un masajeador cervical o de pies. Estos aparatos se componen de rodillos que giran en varias direcciones, pudiendo determinar nosotros la velocidad e intensidad de la presión sobre el cuello, la espalda o las plantas de los pies. Quienes los prueban aseguran que es lo más parecido a tener una sesión de fisioterapia en casa.

Para quienes ya tienen una edad

La tecnología apela igualmente a esas madres que ya son abuelas. Cuando la vista comienza a resentirse, es habitual que amplíen el tamaño de letra de su teléfono móvil para poder manejarlo. Otra opción son las lupas de pantalla, disponibles a precio económico y capaces de duplicar (a efectos prácticos) las pulgadas de cualquier smartphone. Basta colocarlo detrás de la lente y disfrutar, por ejemplo, de series y películas a mayor formato.

Los altavoces inteligentes son ya otro clásico para esas personas mayores que se sienten solas o no saben manejarse muy bien entre aparatos inteligentes. Además de darles conversación sobre cualquier tema (la predicción del tiempo, la cartelera...), les permiten realizar llamadas o videollamadas con tan solo pedirlas de viva voz: «Alexa, llama a mi nieto».

Determinados fabricantes se han especializado además en móviles y tablets diseñadas expresamente para mayores, que incluyen botones de gran tamaño o cuentan con sistemas operativos muy simples, basados en formas y colores. Este Día de la Madre puede ser un buen momento para renovarle sus dispositivos.

Para amantes de la cocina

Cómo aún quedan algunos hogares sin su pertinente freidora de aire, no nos resistimos a incluirla en la lista de recomendaciones, sobre todo porque este segmento no deja de innovar: actualmente triunfan las 'air fryer' con doble cesta (para cocinar dos alimentos a la vez), conectadas por WiFi y con accesorios tales como cestillos giratorios o pinchos para asados.

Y si hablamos de practicidad, las envasadoras al vacío vienen de perlas a quienes suelan comprar bastante carne o pescado: se introducen en la bolsa de turno para sellarla y congelarla, consiguiendo así que los alimentos mantengan intactas sus propiedades durante más tiempo.

Para quienes se cuidan

Los rituales de belleza no tienen por qué convertirse en un suplicio, finalmente, gracias a las últimas tendencias en tecnología del cuidado facial. En este apartado podemos encontrar artículos como cepillos eléctricos de limpieza facial con varios cabezales, succionadores de puntos negros también a batería, exfoliantes sónicos e impermeables (pueden usarse en la ducha) e incluso masajeadores de cara y cuello con tecnología antiarrugas.

¿Cuál es el origen del Día de la Madre?

La celebración a la madre que conmemoramos actualmente tiene su origen en 1865, cuando la activista Ann Maria Reeves organizó las primeras 'Reuniones del Día de las Madres' en el contexto del movimiento feminista. Fue éste quien solicitó al Gobierno de Estados Unidos que el 12 de mayo se convirtiese en el Día oficial de la Madre.

En España, aunque el Día de la Madre se celebraba habitualmente el 8 de diciembre (Día de la Inmaculada Concepción), terminamos adoptando la costumbre estadounidense como muchos otros países en todo el mundo. Nuestra peculiaridad, fijada oficialmente en 1965 hasta nuestros días, fue emplazarlo el primer domingo de mayo.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios