Borrar
Tecnología para despistados: nunca más olvidarás las llaves o dónde está el coche

Tecnología para despistados: nunca más olvidarás las llaves o dónde está el coche

Dispositivos y 'apps' trabajan para nosotros en este ámbito. Nunca más tendrás que hacer una foto a la plaza de aparcamiento o cambiarte de mano el reloj para recordar algo

J. Castillo

Viernes, 5 de abril 2024, 00:04

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Alguna que otra vez te habrá pasado: un sudor frío recorre tu espalda mientras te echas las manos a los bolsillos en busca de las llaves de casa, el 'smartphone' o la cartera. El temor a perder alguno de estos objetos imprescindibles para el día a día trae de cabeza a los más despistados, quienes a menudo se obligan a comprobar que lo llevan todo encima antes de salir de casa, bajar del autobús o abandonar cualquier establecimiento. Por fortuna, la tecnología ofrece soluciones diseñadas expresamente para estos casos: dispositivos y aplicaciones móviles que nos permiten localizar al instante cualquier pertenencia; además de recordarnos tareas que la vorágine rutinaria nos haría pasar por alto.

Balizas de localización

Puede que le suene a artilugio de espionaje, pero lo cierto es que las balizas de localización llevan ya unos años entre nosotros y han salvado de más de un susto a miles de usuarios. Compañías como 'Tile' resultaron pioneras en la comercialización de estos dispositivos: llaveros de plástico capaces de rastrear el objeto al que los acoplemos, de forma que podamos localizarlos en un mapa con tan solo abrir la aplicación móvil complementaria. Poco después llegaron las propuestas de Samsung (SmartTag) y Apple (AirTag), que mucha gente lleva ya en sus llaveros, carteras, maletas de viaje y maletines.

Los modelos más recientes emiten un sonido para facilitar encontrarlos en nuestras inmediaciones; incluso podemos usar la 'app' de marras para obtener indicaciones precisas de distancia y dirección. En el caso de Apple, si no tenemos el smartphone a mano, siempre podemos acceder a la red 'Buscar' desde cualquier navegador, donde el fabricante muestra la ubicación de todos nuestros dispositivos.

El único pero de estas balizas, sin embargo, es que utilizan la tecnología de banda ultraancha (UWB) en lugar de GPS, por lo que funcionan a través de una frecuencia segura habilitada por sus respectivos fabricantes. Por ejemplo, los AirTag de Apple no se manifestarán en el mapa si no se encuentran en el radio de acción de otro aparatos de la firma californiana.

Recordatorios y más

¿Cuántas veces no hemos vuelto del supermercado y nos hemos llevado las manos a la cabeza al recordar que necesitábamos huevos, leche o cualquier otro artículo? Si nuestro presupuesto no da para adquirir una de esas neveras provistas de cámaras interiores (que podemos visualizar mientras hacemos la compra, desde una aplicación móvil), la mejor opción pasa por confeccionar listas a modo de recordatorio.

Para ello encontramos apps preinstaladas en nuestro móvil: Apple ofrece sus 'Recordatorios' y Google dispone (incluso online) 'Keep', donde también podemos introducir desde cumpleaños hasta las fechas en que debemos entregar un proyecto, presentar cierta documentación o realizar una llamada importante. Todo ello aparecerá como una notificación en el momento oportuno, que podremos consultar tanto en el teléfono como en nuestra muñeca (si es que contamos con una pulsera de monitorización o un reloj inteligente).

¿Dónde está mi coche?

Se cuentan anécdotas sobre domingueros que aparcaron el coche en un centro comercial y tuvieron que pasar más de una hora buscándolo por no recordar la planta o sección en que lo dejaron. Por esto mismo, los dueños de los utilitarios más antiguos tienden a sacar una foto de la columna en que lo han estacionado.

Quienes dispongan de un bólido fabricado recientemente cuentan, no obstante, con una aplicación móvil que además de controlar aspectos como el cierre de puertas o la climatización, indica en todo momento la posición del vehículo. De no ser así, aún nos queda la opción de consultarla en Google Maps siempre y cuando lo hayamos utilizado para llegar a nuestro destino (o hayamos guardado la ubicación manualmente, pulsando sobre 'guardar ubicación del coche aparcado').

La magia de las automatizaciones

La web 'IFTTT' permite configurar diversas acciones automatizadas que nos hacen la vida más fácil. Por ejemplo, podemos pedirle que silencie el teléfono móvil cuando lleguemos a nuestro puesto de trabajo; que nos envíe una notificación al despertarnos si va a llover (para que recordemos coger el paraguas antes de salir de casa); que los nuevos archivos con los que trabajemos en el ordenador se suban automáticamente a la nube a modo de respaldo... Las posibilidades son infinitas.

Si además tenemos dispositivos domóticos en casa, sus aplicaciones están diseñadas para permitirnos toda clase de automatizaciones. Algunas de las más útiles son que las luces de casa o el termostato se apaguen cuando salimos (o se enciendan poco antes de nuestro regreso). Las cerraduras inteligentes también nos permiten respirar tranquilos: si hemos olvidado girar la llave al irnos, bastará con pulsar una opción en el móvil para que la puerta quede correctamente asegurada.

¿Y si pierdo el móvil?

La mentada red 'Buscar' de Apple ('Encontrar mi dispositivo' en Android) resultan fundamentales para localizar nuestro teléfono en caso de pérdida o robo. Desde sus versiones web o aplicaciones podemos hacer sonar una alarma, bloquear la pantalla con una contraseña distinta a nuestro patrón habitual de desbloqueo o, en última instancia, borrar todos los datos contenidos en el móvil restaurándolo de fábrica. El pero es que estas opciones solo estarán disponibles si el teléfono se encuentra encendido y conectado a internet.

Igualmente, existen aplicaciones antivirus y de seguridad capaces de realizar fotos en remoto (para cazar al supuesto ladrón del terminal) y mostrar mensajes en pantalla (como un número de teléfono alternativo en el que localizarnos si alguien encuentra el móvil). Las más avanzadas ofrecen protecciones adicionales, como que el smartphone no funcione con otras tarjetas SIM o que resulte imposible desinstalar la propia 'app'.

En último término, la OCU recomienda denunciar la pérdida o robo del dispositivo en la comisaría más cercana (algo fundamental a la hora de reclamar al seguro); llamar a nuestro operador para que bloquee la tarjeta SIM (y así no responder por los consumos que puedan realizar terceras personas); y recuperar la copia de seguridad con toda nuestra información (fotos, vídeos, números de teléfono...) si es que la habíamos activado previamente en los ajustes del aparato.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios