Borrar
Paneles solares en los tejados de las casas de Santa Cruz de Tenerife, Islas Canarias. Archivo
Las ayudas al autoconsumo se quedan bloqueadas en los despachos: «No tengo respuesta desde diciembre de 2022»

Las ayudas al autoconsumo se quedan bloqueadas en los despachos: «No tengo respuesta desde diciembre de 2022»

ODS 7 | Energía asequible y no contaminante ·

Castilla y León, La Rioja y el País Vasco son las regiones más ágiles. Extremadura, Región de Murcia y Asturias, las menos

Miércoles, 31 de enero 2024, 12:27

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

En 2023, 111.795 viviendas en España cambiaron las tejas por paneles solares y 15.509 empresas anclaron instalaciones fotovoltaicas a sus techados, una inversión conjunta de 1.863 millones de euros, según datos de APPA Renovables, y con un desembolso medio en el caso de los proyectos residenciales de más de 6.500 euros. «Cuando voy con el coche pasando por los pueblos veo todavía muchos tejados sin instalaciones fotovoltáicas», aseguró José María González Moya, director general de la Asociación de Energías Renovables-APPA.

El año pasado se instalaron 1,9 GW de potencia en autoconsumo (1,4 GW industriales y 0,5 GW residenciales), mientras que en 2022 se alcanzaron los 2,4 GW. «La situación del autoconsumo en España está motivada por la pérdida la percepción de altos precios de la energía por parte de la ciudadanía, así como la reducción del poder adquisitivo de las familias debido al aumento de la inflación y al agotamiento de las ayudas contempladas dentro de los Fondos de Recuperación», valoró José Donoso, director general de UNEF en la presentación del informe anual sobre autoconsumo.

Sin embargo, los datos del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) reflejan que aún quedan sin miles de subvenciones que suman 1.094 millones de euros. «Nosotros la pedimos en diciembre de 2022 y aún no tenemos respuesta», destaca Abelardo Mayo, residente en Castilla y León.

Precisamente, esta región junto con La Rioja y el País Vasco son las tres autonomías más avanzadas en las resoluciones con respecto al presupuesto asignado. Por el lado opuesto, las dos ciudades autónomas, Ceuta y Melilla, Extremadura, la Región de Murcia y el Principado de Asturias son las más rezagadas en la concesión de estas ayudas.

«Al ser una línea de ayudas en la que no hay concurrencia competitiva, su gestión corresponde a las comunidades y ciudades autónomas que conceden y verifican las subvenciones», explica el IDAE a este periódico tras una petición a través del Portal de Transparencia.

Esta línea, regulada por el Real Decreto 477/2021 del 29 de junio, se dotó principalmente con 660 millones de euros que se han ido ampliando con el paso de los años hasta alcanzar los 2.041 millones de euros, según el instituto dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico.

1.873 millones de euros

es el dinero que tienen las comunidades autónomas para esta línea de ayudas

Bajo este programa, las comunidades autónomas otorgan varios incentivos a los ciudadanos ligados al autoconsumo y al almacenamiento, con fuentes de energía renovable, y, además a la implantación de sistemas térmicos renovables. Hasta mediados del pasado mes de enero las comunidades autónomas disponían de 1.873 millones de euros para repartir y las solicitudes, según el IDAE, alcanzaban los 3.183 millones de euros, un 170% de lo presupuestado.

A pesar de la sobredemanda, tampoco se ha entregado la totalidad del dinero presupuestado para esta línea de ayudas. Desde su puesta en marcha, los gobiernos autonómicos han entregado 779 millones de euros, sólo un 42% de las peticiones se han resuelto favorablemente y se han entregado. «La complejidad de las tramitaciones administrativas al tratarse de subvenciones que tienen que cumplir los requisitos regionales, nacionales y comunitarios. Unido a las dificultades para reforzarse en capital humano por las comunidades autónomas, han producido unos importantes retrasos en la gestión de estas ayudas», señala a este periódico José Donoso.

Tanto los destinatarios de las subvenciones como las asociaciones del sector renovable llevan meses reclamando una mayor agilidad autonómica en la gestión de unas ayudas que tanto empresas como familias suelen incluir en sus cálculos cuando toman la decisión de poner paneles en el tejado. «Nos aseguran que todos aquellos proyectos que presentaron su propuesta en tiempo y de manera adecuada para recibir esta subvención la recibirán», añade.

No obstante, este retraso en la concesión de subvenciones para la transición energética no es particular de esta línea de ayudas. En el caso del Moves, que busca la sustitución de vehículos más viejos por otros más eficientes y lograr así la electrificación del parque móvil español, también es frecuente la dilación en la entrega del dinero y la resolución de las peticiones.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios