Borrar
Un grupo de niños cruza un puente sobre un río lleno de basura en Egipto. Khaled Elfiqi / efe

Los países más castigados por el cambio climático lanzan un SOS en la COP27

cumbre del clima en egipto ·

Los más vulnerables logran incluir un nuevo punto en la agenda de negociaciones sobre compensaciones económicas por daños causados

Domingo, 6 de noviembre 2022, 13:35

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

África emite apenas el 3,8% del total mundial de gases de efecto invernadero (GEI), pero es la región del mundo donde más países sufren las peores consecuencias de que estos estén provocando el cambio climático.

Tierras anuladas para el cultivo por un clima que se mueve entre los extremos, de las lluvias torrenciales a los periodos prolongados de sequía, hambrunas, migraciones provocadas por desastres naturales, brotes de enfermedades, deforestación, pérdida de biodiversidad, contaminación, inseguridad alimentaria, pérdida de infraestructuras...

Y a todo ello tienen que hacer frente sin apenas recursos económicos ni más capacidad para endeudarse. En total, se calcula que la crisis climática ha destruido una quinta parte del producto interno bruto (PIB) de estos países.

Ante esta situación, los países en vías de desarrollo más castigados han presionado para que en la cumbre del clima de Egipto (COP27) se amplíe las agenda de puntos a negociar y se incluya uno nuevo que hable de cómo compensar económicamente las pérdidas y daños sufridos por estas regiones vulnerables.

Y lo han logrado. Ayer, el presidente elector de la COP 27, Sameh Shoukry anunció el inicio «histórico» de la cumbre al ser incluida «oficialmente en la agenda la financiación de pérdidas y daños».

 

Este punto no había estado nunca en el orden del día oficial, aunque sí en las conversaciones oficiosas. De hecho, ya se puso de manifiesto en la anterior cumbre de Glasgow y centró uno de los debates más intensos, o al menos el que más desencuentros provocó. Tanto, que fue rechazado. Ahora que el encuentro de los mandatarios se celebraba en África, esta reivindicación adquiría mayor notoriedad y se erigía como una de las prioridades de Egipto.

Finalmente, antes de la apertura de las negociaciones a lo largo de hoy lunes se aprobará la agenda que reflejará, ahora así, este punto antes pendiente.

Quién y cómo paga los platos rotos

En el epicentro de la discusión estará a partir de ahora la fórmula para movilizar recursos suficientes y de forma rápida para los países que se ven más afectados por catástrofes climáticas.

Fuentes de la Oficina del Cambio Climático del Ministerio de Transición Ecológica explicaron a este respecto que las ayudas pueden materializarse un fondo nuevo creado 'ad hoc' para esta compensación de daños o salir de otros (fondos verdes, etc.) que ya existen.

Lo que reclaman los países afectados son «facilidades financieras» para hacer frente a los daños y pérdidas, pero hasta ahora se no se habían visto propuestas. Ahora que este punto se pondrá sobre la mesa se espera que se barajen mecanismos concretos.

La Unión Europea y España apoyan la iniciativa. También la mayoría de los países están en una posición positiva, pero hasta dónde llegan las implicaciones de reconocer esta obligación de compensar puede complicar la materalización de este punto.

Al margen de la postura de los gobiernos, en los últimos días no han sido pocos los colectivos que han reclamado medidas en pos de la 'justicia climática'. Hace unos días la comunidad científica publicó al unísono un editorial en el que reclamaban este cambio de paradigma en la forma de afrontar el problema. No ya por una cuestión moral, señalaba la carta, sino por propio interés. «La crisis en África se extenderá más pronto que tarde», advertían.

La propia OMS alertó ayer de que las alertas por brotes de enfermedades infecciosas y otros eventos de salud en el Cuerno de África están en su nivel más alto desde el año 2000.

También organizaciones humanitarias como Ayuda en Acción han apoyado abiertamente que se aprueben los mecanismos de compensación en esta COP27 ante la situación que viven algunas regiones del continente africano, entre otras. «Apostamos por un sistema de financiación en el que los emisores y grandes contaminadores históricos compensen a los más pobres por los daños causados», reivindican.

Implicación internacional en la financiación

Esta controversia entronca con el otro tema que centrará gran parte de las discusiones políticas a lo largo de la cumbre; esto es, reformular de forma global de la financiación para lograr una adaptación eficaz a los efectos de un cambio climático que ya está en marcha.

Además buscar nuevas fórmulas, también se espera que se cumpla con el compromiso de dotar la lucha contra el cambio climático de los 100 mil millones acordados previamente.

Por último, se espera que se acuerde revisar los objetivos de emisiones de GEI para frenar el calentamiento global, el otro gran objetivo de la cumbre. La comunidad científica tiene asumido, tal y como advirtió el IPCC en su panel de febrero, que con los compromisos de reducción de gases adquiridos en París no se lograría frenar el incremento de las temperaturas a 1,5º por lo que instaba a ser más ambiciosos y a replantear los plazos en los compromisos sobre emisiones.

Tras dos semanas de encuentros y mesas técnicas se verá hasta qué punto el contexto global de crisis da margen para que los mandatarios admitan una nueva hoja de ruta en este sentido.

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios