Borrar
Urgente Siete afectados, entre ellos un bebé de un mes, en el incendio de un edificio de Salamanca
Tierra agrietada por la sequía. AFP
El coste del cambio climático: caída histórica del PIB e inflación descontrolada

Día internacional contra el cambio climático

El coste del cambio climático: caída histórica del PIB e inflación descontrolada

ODS 13 | Acción por el clima ·

La actual ambición climática puede contraer la economía española más de cuatro puntos porcentuales

Martes, 24 de octubre 2023, 06:53

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Olas de calor extremas, inundaciones, sequías, desaparición de alimentos y especies… Estas son algunas de las consecuencias que trae aparejadas el cambio climático, pero no son las únicas. El calentamiento global tiene efectos directos sobre la economía y puede que una de las futuras recesiones tenga como origen el deterioro del medioambiente. Los cálculos sobre España son claros: «Si no hacemos nada y seguimos como hasta ahora, el PIB español puede caer un 4,4%».

Esta es una de las conclusiones del informe 'Las consecuencias económicas del cambio climático' del think tank Oikos en el Día internacional contra el cambio climático. «España es uno de los países más afectados», asegura uno de sus autores, Toni Timoner. El estudio divide los impactos en cuatro escenarios en el que todos tienen una caída real de la economía española y mundial, «pero hay que recordar que el coste de no hacer nada es siempre mayor que el de la acción», advierte Timoner.

En el peor de los casos, el de la inacción o «el actual» como definen los autores, la caída de la economía española sería del 4,4%. El escenario intermedio, con una transición retrasada, supondría una pérdida del 3,3%, mientras que cumplir con las recomendaciones científicas y alcanzar las cero emisiones en 2050 acabaría con un recorte del 1,5% del producto interior bruto nacional. «Tenemos que acelerar la transición», destaca el experto de Oikos.

Noticia relacionada

El impacto en el crecimiento económico en España sería superior al proyectado para otros países -en Francia sería del 3,3%, y en Alemania, del 2,8%, por ejemplo-, pero inferior al pronosticado para otros como Estados Unidos (-5,1%), China (-5,7%) o Japón (-4,8%). Para el año 2100, los autores del informe señalan que «el impacto económico para España es de 5,4% del PIB, elevándose hasta el 13,8% si se incluye tanto el factor de deterioro cronificado como el factor de incremento de clima extremo y catástrofes naturales como los incendios, las tormentas tropicales o las olas de calor».

Impacto económico del cambio climático

El golpe del cambio climático no solo se quedaría a nivel macroeconómico, sino que también afectaría, según este estudio, a los bolsillos de los españoles. La senda actual de descarbonización, sin nuevas medidas, reduciría un 4,5% la renta de los hogares españolas y «sería irreversible, permanente y continuada a lo largo de la segunda mitad del siglo XXI», advierten los expertos del think tank. «Todos los escenarios plantean un pérdida de poder adquisitivo», explica Timoner. «Pero estas caídas son menores en los escenarios de cero emisiones netas en 2050 y si se cumple con el Acuerdo de París», apostilla.

A la pérdida de la renta, además, «hay que sumar el impacto inflacionario provocado por la subida de los precios de la energía». Una escalada que sería aún mayor si «la transición se hace de forma fraccionada y desordenada», alertan. Si no se actúa de forma clara contra el cambio climático, la inflación podría llegar hasta el 6% antes de 2050 y los precios se volverían incluso más elevados.

Menos lluvias en 2100

Aunque las previsiones son para mitad y finales de siglo, los impactos climáticos ya se observan a medida que pasan los años. «La España de 2050 será mucho más cálida y seca, y habrá zonas de la Península que vivirán bajo estrés hídrico», aseguran muchos informes de organizaciones ecologistas.

Sin embargo, Oikos adelanta dos décadas los primeros impactos. «A partir de 2030 se verán claramente los efectos si no se actúa de forma ambiciosa», explica Timoner. Para ese horizonte, las temperaturas en la práctica totalidad de la península ibérica estarán por encima de los 1,5ºC y superarán los 3ºC a finales de siglo. «Ello tendría graves implicaciones en la capacidad de gestión del agua».

Uno de los últimos informes del IPCC apunta a una reducción de más del 20% en la práctica totalidad de las regiones de la península ibérica. «La oportunidad de actuar con una transición ordenada se está cerrando a medida que se posponen medidas de descarbonización», advierte Timoner.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios