Borrar
Anchovetas. Oceana
España busca sacar músculo en la industria del omega-3 con anchovetas del Pacífico

España busca sacar músculo en la industria del omega-3 con anchovetas del Pacífico

ODS 15 | vida submarina ·

La gallega Iffe Biotech abrirá en 2023 una planta para transformar el aceite de pescado en estos ácidos grasos para la industria cosmética, alimentaria o médica

A. Herranz

As Somozas

Miércoles, 5 de octubre 2022, 16:35

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

A poco más de 20 kilómetros de Ferrol, As Somozas (A Coruña, Galicia) busca sacar músculo con omega-3. Con cerca de 1.100 habitantes esta localidad gallega quiere ser la capital de estos aceites grasos con la mayor planta de tratamiento y fabricación. «La apertura coincidirá con la comercialización de los primeros productos», asegura David Carro, CEO y fundador de Iffe Futura (matriz de Iffe Biotech).

La fecha marcada en el calendario está en el segundo semestre de 2023 y permitirá que por cada litro de aceite de pescado que llegue a la pequeño concello salgan 0,90 litros de omega-3 en un proceso que, además, genera muy pocos residuos y que en ningún caso son tóxicos, aseguran los responsables del proyecto. Unos desechos que, por otro lado, servirán en parte para poder abastecer de energía a la instalación. «El gran riesgo de este negocio es la volatilidad del precio del aceite, no la energía», revela Carro.

Imagen de la planta en construcción en As Somozas.
Imagen de la planta en construcción en As Somozas. A. Herranz

Una aventura que comienza al otro lado del Atlántico con la llegada del aceite de países como Chile y Perú. «Es necesario que el omega-3 cumpla con unos criterios de trazabilidad que, en estos momentos, no puede satisfacer la industria local», responde el fundador de Iffe Futura. Sin embargo, «Latinoamérica es una zona que está más preparada dado que hace tiempo que valorizan los residuos», añade. Así, gracias a esta trazabilidad se garantiza la procedencia y el tratamiento de toda la materia prima.

«Es necesario que el omega-3 cumpla con unos criterios de trazabilidad que, en estos momentos, no puede satisfacer la industria local»

David Carro

CEO y fundador de Iffe Futura

No obstante, «estamos trabajando con la industria gallega, tanto pesquera como conservera, para que tenga esa trazabilidad, y estamos hablando con todos los actores implicados para conseguir que el reto de la economía circular regional sea completa», apostilla.

De conseguir que la industria pesquera y conservera gallega pudiera satisfacer estos requisitos de trazabilidad, el aceite gallego supondría el 20% de la capacidad total que esta planta tendrá cuando esté a pleno rendimiento. «No es cuestión económica, sino de mentalidad, de cambiar la trazabilidad del aceite del pescado y es el momento propicio, porque se pueden aprovechar los fondos económicos europeos para financiar este aceite».

Líder español

Construida a pocos kilómetros de Ferrol, la planta de Iffe Biotech espera recibir cerca de las toneladas de aceite de pescado descargado en la ría ferrolana procedente de atunes y las anchovetas peruanas y chilenas. Aunque, también está estudiando la posibilidad de utilizar las algas para poder producir este omega-3, «aunque eso sería en una nueva fase de inversión», destacan los responsables de la biotecnológica.

Una conversión que «impactará en el puerto de Ferrol, porque será la puerta de salida de 13.000 toneladas de omega-3 que se espera producir en esta planta», señala Francisco Conde, vicepresidente primero y conselleiro de Economía, Industria e Innovación de la Xunta de Galicia.

Imagen de la planta.
Imagen de la planta. A. Herranz

Para ello, y tras una inversión de 18 millones de euros, 15 empleados en planta, número que se incrementará hasta los 47 en los próximos meses, trabajarán en refinar, desodorizar y decolorar este aceite de pescado para conseguir mantener intactas las bondades de estos ácidos grasos. «Este será vendido a los sectores de las industrias alimentarias, farmacéuticas, veterinarias y cosméticas», apuntan los responsables del proyecto.

De momento y sin producir ni un solo gramo de omega-3, la planta ya tiene su primer cliente y contrato cerrado con BNN, dedicada a la industria de los ingredientes y que tiene capacidad de encapsulación, por un montante de 100 toneladas al año.

La apertura de este nuevo centro situará a Galicia como el principal foco productor de omega-3 en España al concentrar más del 50% de la cuota de mercado nacional

Los responsables de Iffe Biotech no solo consideran que la firma de este primer contrato es «el día más importante de nuestra historia» sino que les abre la puerta a nuevas comercializaciones, dado que la planta no tiene la capacidad de encapsular el omega-3 (que se entregará a otras empresas en bidones). Una vía de comercialización que se abre con esta compañía.

La apertura de este nuevo centro situará a Galicia como el principal foco productor de omega-3 en España al concentrar más del 50% de la cuota de mercado nacional. En estos momentos la producción se reparten entre Zaragoza y Granada con 5.000 toneladas anuales, la planta de Iffe Biotech duplicará esa cifra.

Así España dará así un salto cualitativo en este mercado, que mueve 1,4 billones de euros a escala mundial. «Esperamos que toda esta inversión permita que seamos una bioregión de referencia y nos permita seguir creciendo, además de facilitar el fijar población en el entorno rural», señala el vicepresidente de la Xunta.

Además, tanto el consejero delegado de la planta como el vicepresidente primero y conselleiro de Economía, Industria e Innovación de la Xunta de Galicia, Francisco Conde, aseguran que el reto es que esta instalación sea sostenible energéticamente hablando. «Una de las preocupaciones a la hora de proyectar esta planta es que fuera sostenibles y con autoabastecimiento y eficiencia energética», señala Carro.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios