Borrar
Efe
España, «en el buen camino» para cumplir con los objetivos de energías renovables

España, «en el buen camino» para cumplir con los objetivos de energías renovables

ODS 7 | Energía asequible y no contaminante ·

El pasado 16 de mayo, el país generó durante ocho horas el 100% de su energía con tecnología verde

Miércoles, 9 de agosto 2023, 06:56

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Apenas fueron ocho horas, pero fueron las horas en las que España aspira a ser en los próximos años, un mix energético descarbonizado. Los registros de Redeia, antes conocida como Red Eléctrica Española (REE), lo certifican: el 16 de mayo de 2023 entre las 10:15 y las 18:20 horas el 100% de la energía generada en la península ibérica fue 100% renovable. «Estamos en el buen camino», señala José Donoso, presidente de la Unión Española Fotovoltaica (UNEF). «Si seguimos la senda marcada por el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (Pniec), no dudo que alcancemos el 100% de renovables en la próxima década», añade.

La hoja de ruta energética, actualizada a principios de verano, fija esa meta en 2050, sin embargo prevé que la generación renovable en el mix energético sea superior al 80% en 2030 y una penetración renovable en el consumo final de energía crece hasta el 48% para dentro de 7 años —el plan anterior se quedaba en el 42%. «Los objetivos de España son ambiciosos y por encima de los de la Unión Europea, pero son conseguibles», resalta Ernesto Macías, director general de Solarwatt y presidente de la Alianza para la Electrificación Rural.

En los últimos años, España se ha rendido al sol y al viento para impulsar la generación renovable que cada vez más está cerca de equilibrar la balanza. «Será un gran año para la transición ecológica y para que consolidemos nuestra posición como motor renovable de la Unión Europea», señalaba a principios de año Beatriz Corredor, presidenta de Redeia. Según las estimaciones del grupo energético, las energías renovables podrían alcanzar el 50% de la generación eléctrica anual.

Con siete meses finalizados, los datos en posesión de REE apuntan a que hasta finales de julio el 50,6% de la generación de la energía en España tenía origen renovable. «Es el camino», apuesta Macías. En apenas una década, la tecnología verde, es decir la hidráulica, hidroeólica, eólica, solar fotovoltaica, solar térmica y residuos renovables según los datos de Redeia, han aumentado 10 puntos porcentuales.

Durante el pasado año, las renovables sumaron 5,9 nuevos GW al parque generador español. De ellos, 4,5 GW fueron fotovoltaicos y 1,4 GW fueron eólicos. Este hecho constata la evolución espectacular de la solar fotovoltaica: ha sido el año que más ha crecido en potencia instalada.

De hecho el pasado mes de julio, esta tecnología marcó un hito histórico al convertirse en la primera fuente de generación renovable de nuestro país y tercera en el conjunto de las tecnologías. «Ha sido un mes con muchas horas de insolación», explica Donoso.

El mayor número de horas con sol ha 'calentado' la fotovoltaica que ha registrado una producción máxima mensual de 4.507 GWh, un 32,9% más que en el mismo periodo del año anterior. Un crecimiento que en la estructura de generación le ha supuesto el 18,9%, convirtiéndose en la primera fuente de generación renovable de nuestro país y tercera en el conjunto de las tecnologías.

Por otra parte, la generación de origen eólico en julio fue de 3.930 GWh y supuso el 16,5 % de la producción total, manteniéndose en el cómputo del año como primera tecnología con 23% del mix. «La eólica seguirá creciendo hasta unos niveles similares, especialmente por el crecimiento de las grandes instalaciones offshore», responde Macías.

Doble de renovables

Viento y sol son dos de las cualidades que tiene España para liderar la generación de energía renovables.

Sin embargo, hace apenas una década las tecnologías que tiraban del carro 'verde' eran la hidráulica y la eólica. De hecho, en 2010, ambas de forma combinada, lideraban la generación de energía eléctrica en España, según datos de REE.

Por aquellas fechas, la solar fotovoltaica en España apenas generaba 6.423 GW, una cifra que se ha multiplicado por cuatro a cierre de 2022. «Es más fácil de instalar y sus costes de producción más bajos», explica Macías.

Con estos números, España, en 2022, fue el país con más porcentaje del mix energético eléctrico cubierto por la producción solar fotovoltaica, según un informe de la Agencia Internacional de la Energía (IEA, por sus siglas en inglés). En concreto, España se sitúa a la cabeza de los diez países del mundo en los que la energía solar fotovoltaica pudo cubrir más del 10% de la demanda el año pasado, con un 19,1%.

Las previsiones para este 2023 son aún más positivas, ya que con poco más de medio año cumplido, la generación ya ha batido el total de los doce meses del ejercicio anterior. El mayor número de horas de sol ha favorecido el uso de esta tecnología. Aunque si se pone un horizonte aún mayor, las proyecciones apuntan a que España podría tener más de 70 GW de energía solar y 50 GW de energía eólica instalados para 2030. Unas cifras que permitirían generar más del 80% de la electricidad que hoy consume España.

Sin aprovechar el potencial

A pesar del despliegue de renovables por todo el territorio nacional, aún quedan muchas barreras por derribar para una total conversión a una energía 100% verde. «Necesitamos una prórroga en la fecha de conexión de la licencia de obra, promover el almacenamiento y el hidrógeno, acelerar la electrificación, una planificación de subastas con cantidades alineadas con los objetivos del Pniec y seguir eliminando barreras para el autoconsumo y las comunidades energéticas», apunta Donoso.

Precisamente, el almacenamiento es el gran hándicap del sector. Muchos expertos ven una falta de sincronización entre la oferta y la demanda de electricidad. Según REE, el curtaiment, es decir la orden del operador del mercado correspondiente para que tanto las plantas fotovoltaicas y eólicas de gran tamaño como las instalaciones de autoconsumo dejen de producir energía durante un periodo de tiempo concreto, está «por debajo del 5% que marca la normativa europea» y, según sus datos, se sitúa por debajo de valores de otros países.

En línea con los objetivos del Pniec, en febrero se aprobó la Estrategia de Almacenamiento de Energía, que prevé que España cuente en 2030 con 20 gigavatios (GW) de almacenamiento (frente a 8,3 GW actuales), y con 30 GW en 2050, lo que, según cálculos del sector, supondrá movilizar más de 14.000 millones de euros.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios