Borrar
Mejillón cebra en la Cuenca del Guadalquivir. EFE
Las especies invasoras, claves en el 60% de las extinciones de plantas y animales

Las especies invasoras, claves en el 60% de las extinciones de plantas y animales

ODS 15 | Vida de ecosistemas terrestres ·

La Plataforma Intergubernamental Científico-Normativa sobre Diversidad Biológica y Servicios de los Ecosistemas cuantifica el daño de esta amenaza en casi 400.000 millones de euros

Lunes, 4 de septiembre 2023, 14:01

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Jacintos de agua, mosquitos tigre, avispas asiáticas, mejillones cebra, cotorras grises… Son especies que de una u otra forma han llegado a la península ibérica y también a otros lugares que no les corresponden. Es lo que los expertos denominan especies exóticas invasoras y su introducción en otros ecosistemas, especialmente por la actividad humana, «es una grave amenaza mundial», señala la Plataforma Intergubernamental Científico-Normativa sobre Diversidad Biológica y Servicios de los Ecosistemas (Ipbes), pero que «está subestimada e infravalorada».

El último informe de este organismo científico, aprobado este sábado, alerta que estas especies juegan un papel clave en el 60% de las extinciones de especies a nivel mundial. «Las especies exóticas invasoras suponen una grave amenaza para la biodiversidad y pueden causar daños irreversibles en la naturaleza, incluida la extinción de especies a escala local y mundial, además de amenazar el bienestar humano», afirma la catedrática Helen Roy, copresidenta de la Evaluación.

En España se conocen más de 700 especies vegetales alóctonas que compiten con las autóctonas y ponen en peligro los hábitats. El jacinto de agua es una de las plantas catalogadas como invasoras que se han expandido por diversas áreas, poniendo contra las cuerdas la zona a la que llega. A ellas hay que sumar otras especies como el mejillón cebra o el cangrejo rojo americano. «Las especies exóticas invasoras representan una amenaza considerable para los medios de subsistencia y la seguridad alimentaria en todo el mundo», destaca Qu Dongyu, director general de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).

En 2019, el Informe de Evaluación Mundial de la Ipbes concluyó que las especies exóticas invasoras son uno de los cinco principales impulsores de la pérdida de biodiversidad, junto con los cambios en el uso de la tierra y del mar, la explotación directa de los organismos, el cambio climático y la contaminación. No obstante, los expertos «destacan que no todas las especies exóticas se convierten en invasoras».

Se sabe que alrededor del 6 % de las plantas exóticas, el 22 % de los invertebrados exóticos, el 14 % de los vertebrados exóticos y el 11% de los microbios exóticos son invasores, lo que representa riesgos importantes para la naturaleza y las personas. Ademas de dejar un grave agujero en las arcas mundiales. El Informe de la evaluación sobre las especies exóticas invasoras y su control, aprobado el sábado pasado en Bonn (Alemania) por representantes de los 143 Estados miembros de la Ipbes, concluye que, en 2019, aparte de los cambios drásticos en la biodiversidad y los ecosistemas, el coste económico mundial de las especies exóticas invasoras superó los ronda los 400.000 millones de euros anuales, y que los costes se han cuadruplicado, al menos cada década, desde 1970.

Acción humana

Aunque históricamente muchas especies exóticas se introdujeron a propósito debido a sus beneficios percibidos para el ser humano, el informe de la Ipbes concluye que los impactos negativos de las especies que se convierten en invasoras para la naturaleza y las personas son enormes. «Las especies exóticas invasoras han sido un factor determinante en el 60% y el único impulsor del 16% de las extinciones mundiales de animales y plantas que hemos registrado, y al menos 218 especies exóticas invasoras han sido responsables de más de 1200 extinciones locales», señala el catedrático Aníbal Pauchard.

Más allá del impacto y la transformación de los ecosistemas, «son especialmente negativos para el suministro de alimentos», alerta el informe aprobado este sábado por la la Plataforma Intergubernamental Científico-Normativa sobre Diversidad Biológica y Servicios de los Ecosistemas. «Pueden, por ejemplo, manifestarse como plagas destructivas de cultivos o bosques o desplazar a especies objeto de pesca», afirma el director general de la FAO.

Uno de los ejemplos citados en la investigación del Ipbes es el cangrejo verde europeo y la merma que están provocando en los bancos de pesca en Nueva Inglaterra. Sin embargo, no es el único impacto ya que también afectan de forma negativa a la calidad de vida de las personas, por ejemplo, mediante impactos en la salud, con enfermedades como la malaria, la fiebre del Zika o del Nilo Occidental, propagadas por especies exóticas invasoras de mosquitos.

El informe muestra que el 34 % de los impactos de las invasiones biológicas se registraron en América, el 31 % en Europa y Asia Central, el 25 % en Asia y el Pacífico y alrededor del 7 % en África. La mayoría de los impactos negativos se han registrado en el medio terrestre (alrededor del 75 %), especialmente en bosques, zonas arboladas y zonas cultivadas, y un número mucho menor en hábitats de agua dulce (14 %) y marinos (10 %). Las especies exóticas invasoras resultan más dañinas en las islas, donde el número de plantas exóticas supera ya al de plantas autóctonas en más del 25 % de todas las islas.

«Ruego a todos los responsables de la toma de decisiones que empleen las recomendaciones de este informe como base para actuar frente a esta creciente amenaza para la biodiversidad y el bienestar humano», pide Inger Andersen, directora ejecutiva Programa de las Naciones Unidas para el Medioambiente (Pnuma).

Si bien el 80 % de los países cuentan con objetivos relacionados con la gestión de las especies exóticas invasoras en sus planes nacionales de biodiversidad, únicamente el 17 % dispone de leyes o normativas que abordan específicamente estas cuestiones. Esto también hace que aumente el riesgo de especies exóticas invasoras para los Estados vecinos. El informe revela que el 45 % de los países no invierte en la gestión de invasiones biológicas.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios