Borrar
Petrolera. Fotolia
¿Quién exige el fin de los combustibles fósiles en Dubái?
COP28

¿Quién exige el fin de los combustibles fósiles en Dubái?

Solo el 13% de los países ha firmado una declaración con el adiós total al petróleo, carbón y el gas

Miércoles, 6 de diciembre 2023, 07:44

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Con cuentagotas han comenzado a llegar los primeros borradores o notas informales de los facilitadores, encargados de acercar las posturas entre las Partes y que agilizan el proceso negociados, la página oficial de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC). Este martes se publicó el esperado texto del balance mundial (Global Stoctake en inglés) que pone sobre la mesa las palabras más esperadas por los activistas climáticos: «fin de los combustibles fósiles».

El borrador ofrece tres opciones a las partes. La primera es «una eliminación ordenada y justa de los combustibles fósiles», donde «justa» significa, en lenguaje de las cumbres climáticas, que las naciones ricas con un largo historial de quema de combustibles fósiles se retirarían más rápido que las naciones pobres. La segunda opción aboga por «acelerar los esfuerzos hacia la eliminación progresiva de los combustibles fósiles», mientras que la última evita mencionar la eliminación progresiva de los combustibles fósiles. «No queda más tiempo», aseguró Chiara Martinelli, directora europea de la Red de Acción Climática (CAN). «Necesitamos una eliminación gradual de todos los combustibles fósiles incluidos en la decisión final de la COP», añadió.

Se trata de un primer texto del que se esperan muchos cambios por las primeras reacciones de algunas de las Partes. «No estamos hablando de cerrar el grifo de la noche a la mañana», apuntó Jennifer Morgan, Enviada Especial para la Acción Internacional por el Clima del Ministerio Federal de Asuntos Exteriores de Alemania. Otros son más contundentes, especialmente los países productores de petróleo.

«No lo aceptaría en absoluto», afirmó el ministro de energía de Arabia Saudí, el príncipe Abdulaziz bin Salman. Una frase que también firma Rusia, por ejemplo, y el resto de estados productores de combustibles fósiles. Un enfrentamiento que hace difícil el conseguir un acuerdo ambicioso.

España toma partido

Enfrente, la High Ambition Coalition que agrupa a casi una treintena de Estados, que han tomado parte y han exigido el fin de los combustibles fósiles. «Estamos aquí para cumplir con lo acordado en lo que acordamos hacer en 2015. No deberíamos superar los 1,5 grados sobre la temperatura preindustrial promedio. Y, muy sinceramente, es imposible, imposible hacerlo sin una fuerte disminución del consumo de combustibles fósiles», afirmó Teresa Ribera, vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, el pasado lunes.

La alianza promovida por la República de las Islas Marshall en 2014 trabaja en la mayor ambición en cada una de las cumbres climáticas para conseguir la descarbonización de las economías y reducir los impactos del cambio climático. En la COP-27, esta organización presionó por el fin de la era de los combustibles fósiles y por un Fondo de Pérdidas y Daños. Ahora está presente en Dubái (Emiratos Árabes Unidos) con una declaración firmada por 26 jefes de Estado, primeros ministros o presidentes; entre los cuales está Pedro Sánchez, o lo que es lo mismo el 13% del total. «Se necesitan transformaciones sistémicas en todos los sectores económicos, impulsadas por una eliminación global de los combustibles fósiles», expone la carta fechada a primeros del mes de noviembre.

Una tarea complicada a pesar de las intenciones de la presidencia de la COP28 encabezada por el Sultán Al-Yáber. «Acabar con los combustibles fósiles es esencial y esa transición tiene que ser clara, responsable y organizada», afirmó este lunes.

Poca ambición

Hasta el momento en tan solo dos ocasiones tras el Acuerdo de París el concepto combustibles fósiles ha aparecido en el texto final de las cumbres del clima. La primera de ellas fue en la COP26 celebrada en Glasgow (Reino Unido) y el año posterior en Sharm el-Sheij (Egipto).

En aquel año, veinte países firmaron la Declaración de Glasgow en la que se comprometieron a poner fin a la nueva financiación pública directa para proyectos de combustibles fósiles en el extranjero para finales de 2022. Un análisis actualizado de la organización Oil Change International muestra que seis de estos firmantes, entre ellos Estados Unidos, Alemania, Italia y Japón, han incumplido su promesa de poner fin a la financiación pública internacional de estos carburantes para finales de 2022.

En total, han aprobado al menos 5.000 millones de euros este año. «Todos los flujos financieros deben contribuir a un mundo más justo y equitativo, ayudando a los países a desarrollarse de manera que se alineen con 1,5 grados», apunta coalición internacional.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios