Borrar
Compra en la carnicería. Eva Parey
Casi la mitad de los españoles presenta dificultades para llegar a final de mes

Casi la mitad de los españoles presenta dificultades para llegar a final de mes

ODS 1 | Fin de la pobreza ·

El encarecimiento de la vida eleva el número de personas en riesgo de pobreza en España a 12,7 millones

Martes, 4 de junio 2024, 10:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

«No llego a final de mes». Esta es una frase que se escucha cada vez con más frecuencia entre los españoles. El alza del precio de los alimentos, la crisis de la cadena de suministros o la guerra en Ucrania han abierto aún más la brecha entre el coste de la vida y el salario que reciben a final de mes los trabajadores españoles. Esta descompensación entre los ingresos y los gastos ha provocado una importante pérdida de poder adquisitivo que los organismos económicos cuantifican en torno a los 1.200 euros. Esto ha provocado que casi la mitad de la población, el 48,7%, presenta dificultades para llegar a final de mes, según el XIV Informe 'El Estado de la Pobreza en España' de la Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social en el Estado Español (EAPN-ES)

Una investigación que por primera vez incluye un análisis de la relación entre pobreza y acceso a la vivienda. «La escasez de alquileres asequibles y las dificultades para adquirir una en propiedad aumenta las desigualdades y contribuye a la persistencia de la exclusión social», señala el informe. De hecho, los gastos relacionados con la vivienda son el principal lastre de la recuperación económica de los hogares.

El pago del alquiler representa un alto porcentaje del desembolso mensual de las familias españolas. «El precio medio se ha incrementado cerca de tres veces más que la renta por persona, lo que supone un esfuerzo económico mayor y un agravante de la pobreza», destaca la EAPN-ES.

Así, el número de españoles en riesgo de pobreza y/o exclusión social en España alcanza los 12,7 millones de personas, 400.000 personas más que el año pasado y medio punto porcentual con respecto a 2022. «Esto es debido al encarecimiento de la vida», confirman los autores del 'Estado de la Pobreza en España'.

La peor parte se la llevan las familias con menores, a quienes afecta muy duramente el incremento del coste de la vida, lo que se traduce en un aumento de la pobreza infantil respecto al año anterior, del 27,8% hasta el 28,9%: unos 2,3 millones de niñas, niños y adolescentes están en riesgo de pobreza. En este sentido, EAPN-ES señala que no hay menores pobres sin hogares pobres, e insiste en que nacer en un hogar vulnerable aumenta las posibilidades de ser pobre en edad adulta.

Rostro de mujer y joven

En España, la pobreza tiene rostro de mujer y se escribe en femenino, pero no porque las normas del español así lo determinen sino porque esta precariedad afecta en mayor medida a las mujeres y también a la población joven. «Los datos evidencian que la feminización de la pobreza es un problema estructural», asegura la EAPN-ES.

Newsletter

El pasado año dejó 5,1 millones de mujeres pobres, 300.000 más que hombres y esto es debido a la brecha de género en el mundo laboral. La investigación de la Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social en el Estado Español revela que tener empleos precarios duplica el riesgo de pobreza.

Así, en 2023, cerca de 2,5 millones de personas trabajadoras eran pobres. Esto se debe, principalmente, a la calidad del mercado laboral, que pese a las mejoras derivadas de la última reforma laboral y al incremento del salario mínimo, sigue caracterizado por la precariedad que afecta, especialmente, a mujeres y jóvenes.

Pese a lo preocupante de las cifras, la EAPN-ES recalca que la situación sería mucho más grave sin la acción protectora del Estado, que consigue evitar que 10,6 millones de personas entren en situación de pobreza, y unos 2,4 millones en pobreza severa. Además, destacar el papel imprescindible de las pensiones públicas como factor de sostenimiento de la calidad de vida de la población: por sí solas, las pensiones reducen el riesgo de pobreza en 16,4 puntos, es decir, unos 7,8 millones de personas. No obstante, la Red propone aumentar la intensidad y la extensión de las políticas implementadas en los últimos años y, sobre todo, prorrogar las medidas del escudo social que concluyen el próximo 30 de junio, «especialmente las enfocadas a los colectivos más vulnerables».

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios