Borrar
Vista de vieja infraestructura petrolera sobre la costa oriental del Lago de Maracaibo. EFE
El mundo se aleja de limitar el calentamiento a 1,5°C

El mundo se aleja de limitar el calentamiento a 1,5°C

ODS 13 | Acción por el clima ·

Los gobiernos planean producir en 2030 el doble de combustibles fósiles de lo que permite el límite de calentamiento acordado en la COP21 de París

Miércoles, 8 de noviembre 2023, 07:03

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

A menos de un mes para que dé comienzo la cumbre climática anual, conocida como COP y en este caso la número 28, en Dubái; los principales países, o partes como así se conoce en este encuentro, tienen que revisar sus planes de descarbonización como así indica el Acuerdo de París firmado en la COP21 que se celebró en la capital gala. Unos esfuerzos que hasta el momento, coincide la comunidad científica, son insuficientes.

De hecho, alguno de ellos aseguran que van en la dirección contraria. «Los planes de los gobiernos para expandir la producción de combustibles fósiles están socavando la transición energética necesaria para lograr emisiones netas cero, poniendo en duda el futuro de la humanidad», denuncia Inger Andersen, directora ejecutiva del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (Pnuma).

Ahora, un informe firmado por varias organizaciones científicas alertan que la hoja de ruta de descarbonización mundial no cumple con lo pactado en la COP21 e impediría cumplir con la barrera de los 1,5ºC con respecto a la era preindustrial. «Para mediados de siglo, debemos haber consignado el carbón a los libros de historia y haber recortado la producción de petróleo y gas en al menos tres cuartas partes, en el camino hacia una eliminación total de los fósiles. Sin embargo, a pesar de sus promesas climáticas, los gobiernos planean invertir aún más dinero en una industria sucia y moribunda», señala Neil Grant, analista de clima y energía de Climate Analytics.

La investigación asegura que el uso y la producción del carbón continuará al alza, al menos, hasta 2030 y que la producción de petróleo y gas no se frenará hasta 2050. «Los países deberían aspirar a una eliminación casi total de la producción y el uso de carbón para 2040, y una reducción combinada de la producción y el uso de petróleo y gas en tres cuartas partes para 2050 desde niveles de 2020, como mínimo», señala el texto firmado por el Instituto de Medio Ambiente de Estocolmo (SEI), Climate Analytics, E3G, el Instituto Internacional para el Desarrollo Sostenible (IISD) y el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (Pnuma).

Según sus proyecciones, los planes de producción de estos combustibles fósiles son alrededor de un 110% más a finales de esta década en 2030 de lo que sería consistente con limitar el calentamiento a 1,5°C, y un 69% más de lo que sería consistente con limitar el calentamiento a 2°C. Una importante desviación que se produce a pesar de que 151 países se han comprometido a lograr emisiones netas cero y que el pico de demanda de carbón, petróleo y gas alcanzará su punto máximo en esta década, incluso sin nuevas políticas.

La vista puesta en la COP28

A pesar de ser la causa fundamental de la crisis climática, los combustibles fósiles han permanecido en gran medida ausentes de las negociaciones internacionales sobre el clima hasta los últimos años. La última cumbre del clima de Egipto, celebrada hace un año, pasó de puntillas sobre este asunto y tampoco se espera grandes avances en la reunión anual de este año en Emiratos Árabes Unidos.

«La COP28 podría ser el momento crucial en el que los gobiernos finalmente se comprometan con la eliminación gradual de todos los combustibles fósiles y reconozcan el papel que deben desempeñar los productores para facilitar una transición gestionada y equitativa«, señala Michael Lazarus, autor principal del informe.

En la investigación, hecha pública este miércoles, los científicos ponen el foco en 20 países: Australia, Brasil, Canadá, China, Colombia, Alemania, India, Indonesia, Kazajstán, Kuwait, México, Nigeria, Noruega, Catar, Rusia, Arabia Saudí, Sudáfrica, los Emiratos Árabes Unidos, el Reino Unido y Estados Unidos de América. «Estos perfiles muestran que la mayoría de estos gobiernos continúan brindando importantes apoyos políticos y financieros para la producción de combustibles fósiles», advierten los autores.

«A partir de esta COP, los países deben unirse detrás de una eliminación controlada y equitativa del carbón, el petróleo y el gas , para aliviar las turbulencias que se avecinan y beneficiar a todas las personas en este planeta», señala Andersen.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios