Borrar
Playa manchada con petróleo. Archivo
Así es la solución para proteger las playas de los daños del petróleo

Así es la solución para proteger las playas de los daños del petróleo

ODS 12 | Producción y consumo responsables ·

Una alianza entre una multinacional cosmética y una empresa de economía circular trata acabar con la contaminación marina por culpa de los hidrocarburos

Miércoles, 7 de junio 2023, 07:43

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El 25 de julio de 2020, el MV Wakashio encalló frente a las costas de las Islas Mauricio. A los 11 días, el casco del buque se resquebrajó y tiñó de negro las aguas, fondos marinos y paradisiácas playas de este enclave del Oceáno Índico. El accidente generó un paulatino derrame de parte de las 4.000 toneladas de diésel y petróleo que llevaba el barco. Al mismo tiempo que la marea negra avanzaba con la ayuda de las olas y las corrientes, las colas en las peluquerías del pequeño país crecían. «Un kilo de cabello puede absorber hasta 8 litros de aceites y petróleo», asegura Valèrie Itey, fundadora de Clic Recycle, una startup española que busca una nueva vida al pelo cortado.

La estadística es clara: «España cuenta con una peluquería por cada 900 habitantes». Eso supone cientos de miles de lavados, de tintes y de cortes de pelo. Toneladas de cabello que viajan a los vertederos camino de la incineración. «Se estima que el 60% del residuo generado por un salón lo constituye el pelo cortado», asegura Ainhoa Aramburu, directora general de L'Oréal Productos. «Cada kilo quemado son 4,5 kg de CO2 emitidos a la atmósfera y en España cada año se generan más de 7 millones de kilos de cabello», añade.

«Un kilo de cabello puede absorber hasta 8 litros de aceites y petróleo»

Valèrie Itey

Fundadora de Clic Recycle

Sin embargo, Itey ha ido más allá, a parte de ahorrar toneladas de dióxido de carbono en las ciudades con la incineración de ese cabello ha buscado darle una nueva vida. «Todos sabemos que el pelo absorbe el aceite cuando nos lavamos la cabeza», señala la fundadora de la startup española.

Newsletter

Varios estudios e investigaciones han demostrado que el pelo es hidrofóbico, es decir, repele el agua y, por otro lado, es biosorbente por lo que puede recoger combustibles. «Además, puede absorber también metales como el cadmio, el cobre, el zinc o el plomo», añade Itey.

7 millones de kilos

de cabello se generan al año en España

La solución más socorrida son las barreras de contención o retención son la solución rápida para controlar grandes derrames y evitar el vertido de los líquidos o efluentes contaminantes generados por la empresa, estas barreras garantizan la estanqueidad de la zona. «Hasta ahora, el material utilizado ha sido el polipropileno», revela. La propuesta de Itey pasa por 'echar' a flotar el cabello desechado de las peluquerías: «La capacidad de absorción es la misma en ambos casos», detalla la emprendedora. Sin embargo, aún queda por resolver la flotabilidad de esta solución. «El pelo cuando absorbe el agua pesa más y se puede hundir», explica.

Barrera de Clic Recylce.
Barrera de Clic Recylce. José A. González

Las primeras barreras de Clic Recycle ya flotan sobre las aguas del Puerto de Barcelona con soluciones de metro y medio de longitud «para lo que se necesitan unos 7 kilos de cabello», detalla Itey. Materia prima que llega de los salones de L'Oréal de España y Portugal gracias al programa 'Hairstylists For The Future' (Peluqueros para el futuro) que tiene a la sostenibilidad como pilar central y esta solución es uno de las patas del proyecto de la firma francesa. «Pronto tendremos los primeros resultados científicos de las pruebas que estamos realizando en Barcelona», señala Itey.

'Cultivar' pelo

Sin embargo, la segunda vida del pelo no solo está en los mares y océanos, también en los campos. «Mi familia es agricultura y vengo de Burdeos (Francia)», señala la emprendedora. Desde hace tiempo, sus viñedos se 'sembraban' con cabello, «lo hacíamos para ahuyentar a los jabalíes y no dañaran los cultivos», explica. «Pero es muy poco sostenible», añade.

«Cada kilo quemado son 4,5 kg de CO2 emitidos a la atmósfera y en España cada año se generan más de 7 millones de kilos de cabello»

Ainhoa Aramburu

Directora general de L'Oréal Productos

El cabello humano se descompone lentamente y tarda de dos a tres años en desaparecer por completo y «sobre el suelo más», asegura. La solución de Clic Recycle ha evolucionado hasta la creación de mantillos para emplearlos en agricultura que «ayuda a mantener la humedad del suelo, puede funcionar como abono natural por su alto contenido en nitrógeno y ayuda a combatir las plagas y malas hierbas».

Mantillos para agricultura.
Mantillos para agricultura. José A. González

La receta es simple: mitad pelo cortado y mitad fibras vegetales. «Se estima que 3 kg de cabello humano contienen 500 gramos de nitrógeno», señala Itey. «Esto nos permite funcionar como abono natural y evitar los fertilizantes químicos».

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios