Borrar
Instalación de paneles solares en un chalé particular. Otovo
Las ayudas para instalar paneles solares no llegan a todos por igual

Las ayudas para instalar paneles solares no llegan a todos por igual

ods 7 | energía asequible y no contaminante ·

Un estudio revela que poco más de la mitad de los vecinos de poblaciones de 10.000 habitantes o más pueden acogerse a las subvenciones y beneficios fiscales previstos por la administración

A. Herranz

Jueves, 9 de junio 2022, 07:36

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Con el objetivo de descarbonizar la economía, las diferentes administraciones públicas, desde las europeas hasta las locales, ofrecen ayudas para que los ciudadanos pongan placas solares en sus viviendas y puedan subvencionar parte del coste. Sin embargo, estas ayudas no llegan a todos los ciudadanos por igual.

Según un reciente estudio realizado por la Fundación Renovables, poco más de la mitad de los habitantes que viven en poblaciones de 10.000 habitantes o más pueden, en España, acogerse a estas ayudas. Y con bastantes matices.

Casi 8 de cada 10 españoles viven en poblaciones de más de 10.000 habitantes (es decir, casi 38 millones de ciudadanos) según el INE. De ellos, rondan los 27 millones los que pueden cogerse a las bonificaciones en el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) para instalar placas solares de autoconsumo, según este estudio realizado por la Fundación Renovables.

Este trabajo también destaca que, aunque existan exenciones fiscales en el Impuesto sobre Instalaciones, Construcciones y Obras (ICIO), solo 292 municipios de más de 10.000 habitantes contemplan ambas bonificaciones de manera conjunta.

Pese a estas cifras, lo cierto es que poder disfrutar de estas ayudas para la instalación de placas fotovoltaicas no es siempre algo sencillo. De hecho, el informe denuncia que las condiciones administrativas o técnicas que hay en algunas corporaciones municipales son tan restrictivas y poco coherentes que, aunque se contemplen, muchas veces es casi imposible que los ciudadanos puedan acogerse a estas bonificaciones, sobre todo en el caso del IBI.

Al ser el IBI una tasa local, cada municipio elegir la cantidad de impuesto que aplica y las bonificaciones que ofrece. Muchos municipios han decidido utilizar este impuesto para fomentar las instalaciones de autoconsumo. Algo para lo que se pide, generalmente, cumplir unos requisitos o condiciones.

La Fundación Renovables asegura que algunas de estas exigencias son coherentes y posibles de cumplir, pero otros municipios imponen condiciones «imposibles de cumplir» o que, cuando menos, limitan o dificultan la posibilidad de obtener estas subvenciones.

Entre otras, cita que el suministro procedente de la instalación solo sea de un 50% o 60% de la energía total, tener condiciones basadas en la renta familiar o en propiedades de los interesados o que sea para uso no residencial.

Del análisis efectuado por la Fundación Renovables, las Comunidades Autónomas con mayor porcentaje de población que pueden disfrutar de una bonificación sobre el IBI serían Ceuta (con el 100% de la población beneficiaria), Aragón (91%), Madrid (90%), La Rioja (89%) y Cataluña (88%). En el lado opuesto se encuentran Melilla (0%), Cantabria (17%), Extremadura (23%), Castila y León (34%) y Galicia (35%).

La triple paradoja

Este informe también remarca que es precisamente en las grandes ciudades donde se concentra el mayor consumo energético del país (75% del total) y, al mismo tiempo, el mayor índice de contaminación (80%). Además, son los puntos geográficos en los que menos energía se genera: apenas son capaces de producir un 2 % de toda la energía que necesitan.

Según el informe, el autoconsumo es la única herramienta que soluciona estos tres problemas, puesto que permite producir energía limpia en el mismo lugar en el que se consume, lo que favorece y facilita sostenibles, limpias y autosuficientes.

Según la fundación, los ayuntamientos tienen en su poder la posibilidad de favorecer este cambio y tener bonificaciones fiscales para este tipo de instalaciones en los impuestos de carácter local (como el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) y el Impuesto sobre Instalaciones Construcciones y Obras (ICIO)) es una medida que muestra efectividad.

Las urbes más necesitadas

El informe también lleva a cabo la simulación de escenarios posibles en tres urbes diferentes sobre las repercusiones que estas ayudas pueden tener. En estos escenarios se resumen los beneficios de la instalación de placas solares, teniendo en cuenta tanto las variables económicas como las posibles variaciones de precio de la electricidad a lo largo de los años.

La conclusión es que el precio de la electricidad y la bonificación en el IBI son dos factores clave para calcular el tiempo de recuperación de la inversión en una instalación de autoconsumo, así como el impacto que tiene esta bonificación en el IBI a la hora de reducir este plazo de amortización de la instalación.

Según sus conclusiones, donde mayor impacto tienen estas ayudas son en aquellas poblaciones donde menos luz solar hay; es decir, en el norte de España. Es decir, que donde menor irradiación solar existe, más necesarias son este tipo de bonificaciones para rebajar el periodo de retorno simple de la inversión, según los autores del informe.

Algunas restricciones para acceder a las ayudas

  • Limitaciones de potencia mínima instalada igual o más de 4kwp.

  • Limitaciones de potencia mínima instalada sujeta a una superficie construida.

  • Sistemas aislados o sin conexión a red.

  • Los sistemas completamente autosuficientes o que proporciones más de un 70% del suministro eléctrico de la instalación.

  • Solo para uso no residencial.

  • Nivel de renta familiar o propiedades.

  • Valor catastral de la propiedad.

  • Que la instalación no suponga más del 60% del total que consume la vivienda.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios