Borrar
El eccehomo de Caravaggio antes y después de la restauración realizada en los últimos meses
Un británico residente en España adquiere por 36 millones el eccehomo de Caravaggio

Un británico residente en España adquiere por 36 millones el eccehomo de Caravaggio

El Prado expondrá durante nueve meses el inexportable cuadro, que estuvo a punto de subastarse en marzo de 2021 con un precio de salida de 1.500 euros

Lunes, 6 de mayo 2024, 12:14

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Un coleccionista británico residente en España es el nuevo propietario del eccehomo de Caravaggio que estuvo a punto de subastarse en Madrid hace tres años con un precio de salida de 1.500 euros y por el que habría pagado 36 millones de euros. Declarado Bien de Interés Cultural por el Gobierno regional de Madrid y por tanto inexportable, El Museo del Prado y la galería Colnaghi anunciaron este lunes tanto la venta del cuadro como el préstamo temporal a la pinacoteca de la obra maestra de Caravaggio, que se presentará restaurado a los medios el próximo 27 de mayo.

No se ha facilitado oficialmente información sobre el nuevo propietario del valioso cuadro pero el diario ABC adelantó que se trata de un británico residente en España y habría pagado 36 millones de euros por el lienzo que ha ahora ha cedido de forma temporal al Prado, ya que por su protección no podrá salir de España. Sí se ha precisado que se cederá en préstamo temporal -durante nueve meses- al Prado donde permanecerá expuesta en una instalación individual especial desde el 28 de mayo hasta octubre de 2024.

Pintada entre 1605 y 1609 por el genial artista italiano y maestro del claroscuro Michelangelo Merisi da Caravaggio (1571-1610), la obra formó parte de la colección privada de Felipe IV de España. Es una de las aproximadamente 60 obras conocidas de Caravaggio que existen en todo el mundo, «lo que confiere a la misma un valor extraordinario», destacan desde el Prado.

Los vendedores son la familia del político liberal Evaristo Pérez de Castro. La venta cuenta con el beneplácito de la Comunidad de Madrid, requisito indispensable para la transacción, ya que la tela, que tuvo un precio de salida de 1.500 euros antes de ser retirada de su subasta en Ansorena, está protegida como Bien de Interés Cultural.

Protegido

Debido a esta protección el cuadro no puede salir de España y, por esta razón, Jorge Coll, portavoz de la familia y dueño de la casa Colnaghi (galería de arte antiguo), y el nuevo propietario de la obra, con residencia en España, han llegado a un acuerdo con el Museo del Prado para dejar el eccehomo en la pinacoteca sin coste alguno.

«El Prado desempeñó un importante papel en la recuperación de esta obra al alertar al Ministerio de Cultura de su importancia, lo que impidió su salida de España. Gracias a la generosidad de su actual propietario, el Prado pone ahora a disposición del público y de la comunidad científica una obra excepcional de uno de los más grandes pintores de la historia», se ha felicitado Miguel Falomir, director del Prado, al comunicar la cesión de la pintura a la pinacoteca.

«Para el museo supone cerrar un ciclo que iniciado hace tres años gracias al que El Prado advierte que había algo especial en aquel lienzo y habla con el ministerio y con la Comunidad de Madrid», añaden desde el Prado. «Ante la voluntad del nuevo propietario de exponerlo públicamente, el museo llega a un acuerdo con él por el que tras siglos en manos de una familia particular ahora podrán verlo todos los españoles», se felicitan.

Atribuido en principio al círculo de Ribera por los expertos de la casa de subastas Ansorena, que los recibió de los Pérez de Castro para ponerlo en venta junto a varias obras familiares, el cuadro ha estado guardado en unos almacenes en Coslada, bajo la custodia de la galería de arte Colnaghi, en colaboración con Filippo Benappi (Benappi Fine Art) y Andrea Lullo (Lullo Pampoulides). Expertos de todo el mundo han estudiado la pieza estos dos años para certificar la autoría a Caravaggio. Maria Cristina Terzaghi, una de las mayores expertas del mundo en el pintor italiano, fue pionera en asegurar en un informe científico que no albergaba dudas de que se trataba de una pintura del Caravaggio.

Desde julio de 2022 un equipo de restauradores comandado por el italiano Andrea Cipriani y bajo la supervisión de expertos de la Comunidad de Madrid ha subsanado los desperfectos de la pieza, una restauración tutelada por especialistas como Claudio Falcucci y Carlo Giantomassi, restaurador que ya trabajó en la recuperación de los frescos de Miguel Ángel en el techo de la Capilla Sixtina. Jorge Coll descartó que la pieza se restaurara en el taller del Prado al considerar que se trataba de un posible comprador del cuadro.

Estuvo en el siglo XVII en la colección del secretario de la corte de Nápoles don Juan de Lezcano, la cual pasó sucesivamente a la del virrey conde de Castrillo, con la que habría llegado a Madrid. En el inventario de la colección de Lezcano el óleo era recordado como «un ecçe homo con Pilato que lo muestra al pueblo, y un sayón que le viste de detrás la veste purpúrea» y en el de la colección de Castrillo, como «un Heccehomo de zinco palmos con marco de evano con un soldado y Pilatos que le enseña al Pueblo es original de Micael Angel Caravacho».

La atribución ha sido posible gracias a los estudio Maria Cristina Terzaghi (profesora adjunta de Historia del Arte Moderno en la Universidad Roma Tre y miembro del comité científico del Museo di Capodimonte de Nápoles), Gianni Papi (historiador del arte y escritor), Giuseppe Porzio (profesor de Historia del Arte en la Universidad de Nápoles) y Keith Christiansen (comisario del Metropolitan Museum of Art).

La presentación del Ecce Homo lleva aparejada la publicación de 'Caravaggio: El Ecce Homo desvelado', con ensayos de Christiansen, Papi, Porzio y Terzaghi, que detallan las peculiaridades de la pieza incorporada al catálogo de obras de Caravaggio.

«En los últimos cien años, ningún artista como Caravaggio, con su biografía aventurera y su estilo inconfundible, ha fascinado a tanta gente de todas las edades y ha atraído a tantos expertos de todo el mundo», destaca Jorge Coll. «Esta obra constituye, por tanto, uno de los mayores descubrimientos de la historia del arte, y su venta marca la culminación de dos años de trabajo en colaboración con muchos líderes en sus respectivos campos. Me siento honrado de haber formado parte de este proceso y de haber apoyado el increíble proceso de investigación y restauración, el cual ha confirmado y reforzado nuestra primera sospecha de que la obra es realmente una obra maestra de su tiempo, y también del nuestro» señala el director general de Colnaghi.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios