Borrar
Los autores de los relatos. De izquierda a derecha y de arriba abajo: Alba Carballal, Colpisa; Alberto Gómez Almendres, Sur; Ana María Tomás, Colpisa; Andrea Morán, Colpisa; Antonio Armero, Hoy; Jorge Alacid, Las Provincias; Marta San Miguel, Colpisa; Manuel Madrid, La Verdad; José Enrique Cabrero, Ideal; Pablo Sánchez, El Diario Montañés; Pablo Antón Marín Estrada, El Comercio; Isabel Ibáñez, El Correo; Carlos Aganzo, El Norte de Castilla; Rosa Palo, Colpisa; y Pío García, La Rioja
'Chetar', Palabra con Futuro 2023

'Chetar', Palabra con Futuro 2023

Los lectores eligen un verbo que no está en el diccionario, procede de los videojuegos y se mueve entre la «trampa» y la «ventaja extraordinaria»

R. C.

Domingo, 22 de octubre 2023, 07:30

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Chetar. Esa ha sido la decisión de los lectores, que la han elegido Palabra con Futuro 2023 con un 19% de los votos emitidos en la web del periódico. Durante las dos semanas en la que permaneció abierta la votación, 'chetar' ocupó los primeros puestos en apretada lid con 'agua', que se mantuvo por delante durante el primer tramo de la carrera por el triunfo, hasta que se impuso su principal competidora y la rebasó de forma limpia y sin «trampa». En los últimos días ya se vio que la rival más fuerte «estaba chetada», o sea, que tenía todas las posibilidades de ganar.

Los quince autores que aceptaron la invitación para escribir un relato corto inspirado en la Palabra con Futuro 2023 han recibido con cierta sorpresa el resultado. Algunos de ellos solo habían escuchado «ese palabro» en boca de sus hijos de doce años o en la de sus compañeros más jóvenes de veintitantos, o incluso nunca hasta ahora. Pero no son gente que se achante. ¿Más difícil? Bueno. También más entretenido. Los retos son muy del gusto de escritores y periodistas. Ya han recogido el guante que les han arrojado los lectores. Y han afilado sus plumas para batallar. Sin miedos, sin escudos.

'Chetar' es un verbo joven en todos los sentidos. Este anglicismo nació en los videojuegos, su vida aún es corta y se ha establecido en el habla de las generaciones más lozanas. Ha adoptado su forma castellanizada a partir del inglés 'to cheat', que significa «hacer trampa, engañar, timar». Pero, ojo, porque no siempre se utiliza con sentido peyorativo, más bien al contrario, sobre todo tras su salto de las pantallas a la calle.

Pícaros modernos

En el vocabulario 'gamer', el que manejan los aficionados a las videoconsolas, 'chetar' es hacer trampas o recurrir a trucos o 'chetos' para tener más opciones de vencer. Por ejemplo, alterar un programa para imponerse a los adversarios. Los individuos que 'chetan' están muy mal considerados en ese universo 'online'. De hecho, existen sistemas 'antichetos' y si los productores detectan al tramposo pueden 'banearlo', es decir, bloquear su acceso al servidor.

Los que se dedican a 'chetar' encarnan la versión moderna de la picaresca española retratada en el 'Lazarillo de Tormes' o 'El Buscón' de Quevedo. Pero, atentos, porque no es lo mismo «chetar» que «estar chetado».

Todo cambia si en lugar de emplear las formas activas de 'chetar', se recurre a la expresión «estar chetado» o «estar chetada», porque eso es 'guay', o sea, «muy bueno, estupendo». Estar 'chetado', si se trata de una persona, es contar con capacidades sobresalientes que te sitúan por encima de los demás, es disponer de evidentes ventajas sobre el resto de rivales o estar bien situado en la partida, con muchas posibilidades de ganar. Referido a un objeto es parecido: reúne condiciones superiores, ventajosas, suma muchos puntos.

Nuestros quince autores participan en un juego, podemos entenderlo así, pero no compiten entre ellos, sino contra sí mismos en su particular proceso de ideación y escritura. Estamos seguros de que ninguno va a 'chetar' su relato y que todos 'están chetados' por igual, cada uno con su utillaje creativo, para salir airosos de este desafío que les han planteado los lectores. 'Chetar'. ¡Qué pícaros han sido los votantes!

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios