Borrar
Ruinas de la iglesia del viejo Belchite (Zaragoza), arrasado en la Guerra Civil. R. C.
Los fantasmas hacen de guías por la España olvidada

Los fantasmas hacen de guías por la España olvidada

José Manuel García, investigador de lo paranormal, propone un recorrido por 50 pueblos abandonados. «He escuchado el repique de campanas inexistentes, he sentido que alguien me vigilaba... he pasado miedo»

José Antonio Guerrero

Madrid

Sábado, 16 de marzo 2024, 00:31

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

El periodista Jose Manuel García Bautista (Sevilla, 51 años) aún se inquieta cuando recuerda lo vivido en El Alamín, una aldea despoblada a media hora de Madrid que forma parte de la guía que ha escrito sobre el halo de misterio que rodea a los enclaves abandonados de la España rural. «Vimos una sombra que entraba en la vieja iglesia, la seguimos pero allí no había nadie. También escuchamos el repique de una campana inexistente en medio de la nada. Todo eso con grabaciones de psicofonías y sintiendo la abrupta bajada de temperatura y la presencia de un ser espectral cerca de nosotros. Fue muy impactante».

Experto en fenómenos paranormales con una treintena de libros a sus espaldas y colaborador en programas de radio y televisión y medios escritos (Ser, Canal Sur, Sevilla TV, Año Cero, Más Allá...), el investigador publica ahora 'Guía misteriosa de los pueblos abandonados' (Almuzara), un recorrido por medio centenar de lugares fantasmagóricos donde el misterio y la leyenda conviven con historias trágicas y hechos inexplicables en un cóctel «para pasarlo de miedo», como apunta el autor.

-En un país como el nuestro con tantos pueblos abandonados hay material para hacer unas cuantas guías...

-En España encontramos más de tres mil ubicaciones bajo esa catalogación. Si hubiera que contar brevemente su historia, nos encontraríamos, no con una segunda o una tercera parte de la guía, sino con una enciclopedia entera. Pero este libro, en concreto, atiende a otro patrón.

-¿Hay fantasmas en los pueblos abandonados?

-Sí, el libro recoge 50 pueblos abandonados en los cuales hay testimonios de fenómenos paranormales, de hechos extraños en su interior, de tragedias, de voces psicofónicas o de luces enigmáticas que hacen que sea realmente curiosa y atractiva la lectura.

-¿Ha pasado miedo documentándose para esta guía?

-Pues sí, estando en el poblado abandonado de Los Cabezudos, en Huelva, pudimos vivir en directo cómo un detector de presencias salía despedido, lanzado, sin mediar acción humana alguna sobre él, como si algo invisible lo hubiera movido. Igualmente escuchamos voces de niños lo que, en ese momento, era imposible. En El Alamín, en Madrid, vimos una sombra que atravesaba la puerta de la vieja iglesia y al entrar dentro no había nadie. Pero escuchamos el repique de una campana inexistente. Todo eso con las consiguientes grabaciones de psicofonías o sintiend de cerca el fenómeno de la termogénesis (bajadas muy abruptas de temperatura) y la presencia de algo cerca de nosotros. ¡Muy impactante!

-Mucha gente desconfía de estos fenómenos y opina que aplicando la lógica todos los enigmas se diluyen…

-Bueno, la incredulidad y el escepticismo sanos no hacen daño a nadie, lo que no se puede es negar por negar, o por miedo, o por no creer aquello que no has visto. Como periodista informo con mente analítica y aplicando la lógica a todo, pero cuando no hay explicación posible lo imposible es lo más lógico... por ilógico que parezca a priori. Llevo más de treinta años en el mundo del misterio y he vivido cosas. En 2017, y junto a un nutrido grupo de investigadores, vimos una extraña silueta humana delante de nosotros que desapareció. La persona que menos cree, por experiencia, es la que cuando le suceden estos hechos te llama la primera y la más convencida. He investigado hechos sobrenaturales con profesores de la Facultad de Física y miembros del CSIC a título personal y se han quedado muy sorprendidos. De todos modos no estoy aquí para convencer a nadie, expongo lo que hay y cada uno que obre en conciencia, pero sí te puedo decir que todo lo que hemos vivido y se narra en el libro es real.

De arriba abajo, El Alamín, un despoblado a media hora en coche de Madrid; el teatro del Torbiscal, en Sevilla, donde hallaron restos de un ritual de espiritismo con velas negras y un osito de peluche, y retrato de José Manuel García Bautista, autor de 'Guía misteriosa de los pueblos abandonados' (Almuzara). R. C.
Imagen principal - De arriba abajo, El Alamín, un despoblado a media hora en coche de Madrid; el teatro del Torbiscal, en Sevilla, donde hallaron restos de un ritual de espiritismo con velas negras y un osito de peluche, y retrato de José Manuel García Bautista, autor de 'Guía misteriosa de los pueblos abandonados' (Almuzara).
Imagen secundaria 1 - De arriba abajo, El Alamín, un despoblado a media hora en coche de Madrid; el teatro del Torbiscal, en Sevilla, donde hallaron restos de un ritual de espiritismo con velas negras y un osito de peluche, y retrato de José Manuel García Bautista, autor de 'Guía misteriosa de los pueblos abandonados' (Almuzara).
Imagen secundaria 2 - De arriba abajo, El Alamín, un despoblado a media hora en coche de Madrid; el teatro del Torbiscal, en Sevilla, donde hallaron restos de un ritual de espiritismo con velas negras y un osito de peluche, y retrato de José Manuel García Bautista, autor de 'Guía misteriosa de los pueblos abandonados' (Almuzara).

-España y sus pueblos rebosan de leyendas, ¿hay alguna que le atraiga especialmente?

-A mí me gusta mucho la España de las leyendas y particularmente una de Torre de Vejezate, un pueblo de Ciudad Real, donde hace siglos vivía una joven llamada Isabella a la que su padre encerró en una torre para evitar una relación con un forastero del que se había enamorado. Desesperada por escapar de su encierro, Isabella se fugó en una noche de tormenta, pero mientras corría por un camino en medio de la lluvia tropezó en un recodo y cayó con tan mala fortuna que murió del golpe. Desde entonces, se dice que su espíritu atormentado vaga por lo que hoy es una carretera, apareciéndose a aquellos que se aventuran a pasar por allí. Los testimonios de aquellos que han tenido encuentros con la 'chica de la curva' son escalofriantes. Muchos afirman haber visto a una figura femenina vestida de blanco, con el cabello oscuro y despeinado; otros aseguran haber escuchado sus lamentos y susurros en la oscuridad de la noche.

-¿Otra 'chica de la curva' más...?

-Lo interesante estriba en la existencia de testigos que afirman haberla visto en primera persona e, incluso, haberse detenido junto a ella. Obviamente hay muchas leyendas urbanas, pero el caso de Ciudad Real se incluye por esa existencia de testigos más allá de la leyenda. España es un país donde han proliferado este tipo de relatos pero se diluyen siempre ante la no localización de testigos, en este caso se disponen de ellos.

«Grabamos audios que decían 'vete', como si nuestra presencia no gustara a los que moraban allí»

-En el libro también hay un buen surtido de casas encantadas…

-En El Torbiscal, en la provincia de Sevilla, mientras realizábamos la investigación comprobamos cómo realmente la temperatura bajaba abruptamente en el teatro del pueblo, donde se escuchaba respirar como si un algo invisible se encontrara entre nosotros vigilando nuestros movimientos. Otro detalle macabro que nos llamó la atención fue la presencia de un osito de peluche en una especie de altar con un pentagrama y restos de velas negras a su alrededor, como si alguien hubiera querido invocar al espíritu de un niño muerto… Otra vez pudimos ver una silueta que parecía caminar hacia el antiguo dispensario. Nos dirigimos allí y en su interior grabamos audios que decían «sal», «vete», como si nuestra presencia no gustara a aquellos que moraban en su interior. Percibimos un intenso olor a una fragancia, como a colonia añeja que, obviamente, no pertenecía a ninguno de nosotros.

-El viejo Belchite, memoria física de la destrucción de la Guerra Civil, es otra de las paradas de su guía...

-En Belchite se pueden grabar muchos sonidos más allá del silencio que lo envuelve. Es uno de mis enclaves favoritos dentro de la temática del libro. Cazas y cañones bombardearon la zona y los soldados penetraron en el pueblo luchando calle a calle, casa por casa. Muy pronto los cadáveres comenzaron a amontonarse, la muerte estaba presente. Quien más y mejor ha investigado todo ello es el periodista Carlos Bogdanich, que en 1986 grabó todo tipo de sonidos extraños que hoy podríamos identificar con parafonías. Él y su equipo colocaron sus micrófonos en la vieja iglesia de San Martín y se alejaron para no hacer ruido y no interferir en la grabación. Al revisar el material de entre el silencio surgieron sonidos como de cañonazos y bombas para, acto seguido, escuchar claramente el picado de un avión de combate... recuerdos de otros tiempos que nunca debieron ocurrir y espectros de la historia.

-¿La España encantada da juego para explotarla turísticamente?

-Por supuesto, de hecho hay muchas rutas que se dedican a ello con compañeros como Álvaro Martín, Jesús Callejo, José Manuel Frías, José Manuel Morales o yo mismo. Y hablamos de misterios, de leyendas, de fantasmas, de casas encantadas. Otra cosa sería ir a pueblos de este tipo que yo no recomiendo porque algunos están en muy mal estado y andar por allí no es seguro.

-¿Lo inexplicable sucede de noche?

-No, es una afirmación que no es real; a mí los episodios más fuertes me han ocurrido a las tres de la tarde. Los fenómenos paranormales son atemporales, no tienen hora ni reloj. Elegimos la noche por el simple hecho que hay más quietud, más tranquilidad, sólo por eso.

Espíritus retenidos

-¿Qué encuentran los fantasmas en los pueblos abandonados?

-Vestigios del pasado, vínculos emocionales o sentimentales con el sitio… Una vida donde ha habido alegrías, penas, risas, lágrimas… Eso es lo que hace que se mantengan en esas ubicaciones, amén de algo que se les ha podido quedar por hacer pero, a ciencia cierta, yo no te lo podría decir.

-Ahora que con la sequía están aflorando pueblos sumergidos en los pantanos igual surgen también viejos fantasmas…

-No está en el libro pero me cautivó la historia de Aceredo, una aldea de Orense que yace sumergida bajo el embalse de Lindoso desde 1992. Sus casas de piedra y su iglesia románica permanecen ocultas la mayor parte del año. Sin embargo, la sequía lo hizo resurgir en 2023. Caminar por sus calles, explorar las casas, la iglesia e incluso la escuela del pueblo fue como retroceder en el tiempo. La historia de Aceredo y su desaparición bajo las aguas lo convierten en un lugar fascinante y lleno de misterio.

-Y por cierto... si Jose Manuel García Bautista fuera un espíritu convocado por la ouija… ¿qué diría usted a los vivos?

-Haría una descripción de cómo es la vida después de la muerte, disipando el miedo a lo desconocido y aseguraría que la muerte no es el final y que existe un lugar de paz y tranquilidad. Esa es la esperanza. Pero bueno, les diría que arreglen este mundo antes de precipitar un final imprevisto. El mundo está muy mal y por eso es importante dar esperanza.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios