Borrar
Foto del jurado del Premio David Gistau.
Karina Sainz Borgo gana el Premio de Periodismo David Gistau
Premio David Gistau

Karina Sainz Borgo gana el Premio de Periodismo David Gistau

Por su columna 'Aunque digáis lo contrario' publicada en ABC, una apelación al encuentro y a la necesidad de cuidar la convivencia

Jueves, 23 de noviembre 2023, 14:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

«Me he ganado mi españolidad a pulso». Lo dice con orgullo la periodista y escritora Karina Sainz Borgo (Caracas, 1982), flamante ganadora del Premio de Periodismo David Gistau, que falló este jueves su cuarta edición. La discípula de Gistau -fue becaria del llorado articulista- se lo adjudicó por su columna 'Aunque digáis lo contrario', publicada el 17 de noviembre de 2022 en el diario ABC. Es un canto al encuentro, a la convivencia y la resiliencia democrática de una España que algunos quieren tribalizar.

El jurado consideró en su fallo que Sainz Borgo «ha sabido expresar con pulso literario el momento que vive la sociedad española desde un ángulo propio y original que nos retrata mejor de lo que nos percibimos». Definen su artículo como «una apelación al encuentro» que «plantea desde la esperanza la necesidad de cuidar la convivencia». Un elogio a una España que parece no valorar como se merece una democracia que ha superado todas la crisis y que Sainz Bogo disfruta y elogia con ganas.

«Gistau fue un maestro para mí. Cuando yo no sabía nada, me acogió y me marcó el camino sin mirarme como un bicho raro; era brillante y cosmopolita» rememora agradecida y «muy orgullosa» de recibir este galardón dotado con 10.000 euros, creado conjuntamente por Vocento y Unidad Editorial. Un premio que, con el patrocinio de Fundación ACS y Santander, celebra la calidad literaria y el valor informativo de las piezas de opinión y rinde homenaje a la trayectoria de David Gistau, fallecido en 2020. «Ojalá supiera utilizar las palabras como el púgil que fue y llegar a escribir como lo hacía él», dice su alumna.

Es su columna lamenta Sainz Borgo que España tenga como una condena no entenderse, cuando no tiene dentro la violencia de sociedades como la Venezolana o la peruana «Aquí hay vocación de encentro», afirma. Recorre 20 años de nuestra historia reciente, pasando por la crisis de las 'subprime' o el fin del terrorismo de ETA. «La democracia española ha soportado muchas embestidas, como la convivencia, pero visto desde fuera no se entiende que los españoles no se crean algo tan valioso y que tan bien han sabido construir», apunta.

De tono optimista, concluye que los españoles «están condenados a entenderse aunque digan lo contrario». «España siempre ha sabido reunirse para estar en desacuerdo». «Lo hacen para discutir un penalti o para contar la historia del abuelo republicano o franquista. Tiene esa acapacidad», agrega. «No compro esa chatarra recauchutada, esa mercancía averiada de la ultraderecha que no me creo. La España que he conocido y que han conocido quienes han llegado aquí desde tantos lugares, es un país muy amplio y con voluntad de entenderse», resume. «Nos empeñamos en tribalizarnos porque el mundo es más sencillo si lo aplanas y lo pulverizas. Es más fácil reducirlo todo a esa dialéctica de o conmigo o contra mí», lamenta.

Sainz Borgo procede de una familia de republicanos españoles exiliados «que jamás quisieron saber nada de España». Ella se plantó aquí el 12 de octubre de 2006, como explica en su columna, y se enorgullece de «haberme ganado a pulso mi españolidad». Aun así, tiene «una mitad del corazón a cada lado del Atlántico, aunque mi país me expulsara hace mucho tiempo», lamenta.

Tituló su primera novela, 'La hija de la española' (2019) y recuerda risueña como Gistau le dijo que «que me caerían muchas hostias, especialmente de lo míos». Su ópera prima supuso un gran éxito editorial y se vendió en la feria de Fráncfort para traducirse a treinta países. Fue finalista del LiBeraturpreis y obtuvo el Grand Prix de L'Héroïne Madame Figaro. Sainz Borgo También es autora de 'El Tercer País' (2021) y 'La isla del doctor Schubert' (2022) es su última obra. Entre manos tiene 'Nazarena' una novela de largo aliento y con muchos personajes sobre la locura que no sabe aún cuándo publicará.

Periodista especializada en temas culturales, ha publicado los libros periodísticos 'Caracas hip-hop' (2007) y 'Tráfico y Guaire. El país y sus intelectuales' (2007). Escribe un relato cada quince días para 'ABC Cultural' y forma parte de la antología 'Generación Negroni', en homenaje a David Gistau.

A esta cuarta edición del premio Gistau se presentaron más de 200 colaboraciones o piezas de opinión periodística publicadas o emitidas en prensa impresa,'online', radio o televisión y en idioma español entre el 1 de julio de 2022 y el 30 de junio de 2023.

El director de ABC Cultural, Jesús García Calero, presidió un jurado compuesto por profesionales de prestigio del periodismo y la cultura: Diego Garrocho, jefe de Opinión de ABC; Teresa Cobo de la Hera, directora de La Rioja; Rosasio Pérez, redactora de Cultura de ABC; Gonzalo Suárez, redactor Jefe de El Mundo; Leyre Iglesias, subdirectora de Opinión de El Mundo; Maite Rico, subdirectora de La Lectura, y Pablo Gil, redactor Jefe de Cultura de El Mundo.

El ganador de la primera edición del joven galardón fue el periodista y escritor Alberto Olmos. En la segunda se premió al filósofo y escritor Diego S. Garrocho; y, en la tercera, al escritor Juan Claudio de Ramón.

El Premio de Periodismo David Gistau aspira a ser referente del periodismo independiente y de calidad y poner en valor el periodismo en mayúsculas, este que de forma honesta y valiente encarnó el columnis que le da nombre.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios