Borrar
Muere Anne Perry, la escritora de novela negra que mató por amistad

Muere Anne Perry, la escritora de novela negra que mató por amistad

La autora, que vendió millones de copias de sus libros protagonizados por William Monk o Thomas Pitt, pasó cinco años en la cárcel de adolescente por asesinar a la madre de su mejor amiga

Javier Varela

Madrid

Jueves, 13 de abril 2023, 12:04

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Anne Perry (Londres, 1938), famosa escritora británica de novela negra y que fue condenada por el asesinato de la madre de su mejor amiga cuando era adolescente, ha fallecido a los 84 años en Los Ángeles, según ha informado su editorial francesa. La escritora, que ha vendido más de 25 millones de libros en su carrera, fue capaz de mantener el secreto de su adolescencia durante décadas.

En 1954, cuando tenía 15 años, la autora que entonces se llamaba Juliet Hulme vivía en Nueva Zelanda junto a su mejor amiga, Pauline Parker. Cuando los padres de su amiga les comunicaron que iban a mudarse, decidieron planear el asesinato de la madre para poder seguir juntas. Las dos fueron condenadas a cinco años de cárcel al no tener la edad legal suficiente para la aplicación de la pena de muerte vigente en Nueva Zelanda.

Cuando salió de la cárcel con 21 años, Juliet Hulme decidió dar un giro radical a su vida. Adoptó el apellido del segundo marido de su madre y pasó a llamarse Anne Perry y logró vivir en el olvido. Nadie asociaba su historia a la de Juliet Hulme. Cumplió la promesa hecha ante el juez de no volver a ver a su mejor amiga y regresó a Inglaterra, donde se matriculó en la Universidad, al tiempo que desempeñaba diversos trabajos: asistente de vuelo, secretaria, recepcionista, empleada en una compañía de seguros y también en una empresa de limusinas. Este último trabajo fue en Estados Unidos, donde encontró en la iglesia mormona su tabla de salvación.

Una película de su asesinato

Ya con su nuevo nombre se inició en la literatura y escribió su primer libro en 1979 al que le siguieron muchas novelas En los años 90 se desveló su pasado y hace casi 30 años 'Criaturas celestiales' (1994), la película de Peter Jackson y protagonizada por Kate Winslet, volvía a poner de actualidad un suceso de 1954. O más bien habría que decir que reavivaba el interés por alguien que hacía mucho había sido suplantado por esta escritora de crímenes.

Juliet Hulme se transformó, al salir de la cárcel, en Anne Perry, la madre literaria de personajes como Thomas Pitt y el investigador privado amnésico William Monk –olvidar es lo que ella pidió durante años, en varias entrevistas, que se haga con su pasado–. 'Los incendios de Highgate Rise', 'Un mar oscuro' o 'Los crímenes de Cater Street', son alguna de sus obras más conocidas.

Anne Perry nunca creyó que las mujeres fueran las reinas indiscutibles de la novela negra e incluso le ponía peros al talento de Agatha Christie. «Puede que haya más mujeres en este género, pero eso no significa que sean necesariamente mejores. Las narraciones de Agatha Christie no son demasiado complejas y no exigen pensar demasiado. Sus libros son como puzzles y crucigramas en los que todo acaba encajando. Y la vida no es así», señala.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios